Opinión

¿Cuándo vamos a parar?

Ione Belarra, secretaria general de Podemos

Las iniciativas cada vez más incomprensibles del Gobierno no sólo giran hacia la inviabilidad en estos tiempos de crisis sino que también recogen iniciativas contrarias al espíritu y letra de nuestra Constitución. Un ejemplo de esto fue reseñado por Juan Soto Ivars y es un estudio "necesario y pionero" que se presentó en YouTube bajo el siguiente título: "Necesidades y demandas de las personas no binarias en España". He aquí el texto-comentario de Soto Ivars:

"Allí estaba yo, con las persianas bajadas y un rollo de papel higiénico, esperando a que dieran las 11 de la mañana, con el pestillo puesto y los ojos inyectados en sangre… Dedicaron buena parte del tiempo a echar flores al ministerio, entiendo yo que porque les habrá sufragado la investigación, tal vez con un monto superior a cualquier anticipo recibido por autores de literatura en los últimos 70 años. Los 40 minutos siguientes se explayaron para decirnos que su estudio pionero y necesario no ha arrojado una sola conclusión".

¿Y de qué va esto? Se trata de gente que experimenta malestar con las categorías rígidas "hombre-mujer" pero que no se considera necesariamente trans. Así hablaron, como si eso fuera nuevo, es decir, como si eso no fuera antiguo.

Esta línea ideológica, convertida en gubernamental, no es la única del desastre, pues otro ataque contra la racionalidad política tiene, a mi juicio, peor trascendencia. Me refiero a la gente que se está oponiendo al mérito y la capacidad que están escritas en la Constitución. A este propósito conviene recordar a la Secretaria de Organización de Podemos, Lilith Vestrynge, quien ha dicho lo siguiente: "No existe la meritocracia. El esfuerzo no sirve de nada. Solo importa quiénes son tus padres y quiénes son tus amigos".

Alberto Olmos glosaba así tales declaraciones:

"Esas palabras tienen ese punto de obscenidad que no puede reconocer quien habita mansamente en el privilegio. Son también una obviedad pésimamente articulada. Lilith Verstrynge debía haber dicho esto: "Hola, soy Lilith, hija de Jorge Verstrynge, ex secretario general de AP y fundador de Podemos, donde yo soy secretaria de Organización. Con esto quiero decir que no creo que una chica cuyos padres sean, respectivamente, mozo de almacén y peluquera tenga ninguna oportunidad de llegar a secretaria de Organización de Podemos".

"Pero no dijo eso. Dijo algo que la colocaba, para los muchos que no saben absolutamente nada del origen de Lilith, justo en primera línea de la lucha social, mano a mano, sí, con la hija del mozo de almacén y la peluquera".

La meritocracia, como ha escrito el citado Olmos, "es un ideal según el cual todos veríamos siempre reconocidos aquilatadamente nuestro esfuerzo y nuestros logros. La igualdad de oportunidades es otro ideal, y en él se eliminarían las ventajas que unos tienen sobre otros en la persecución de un objetivo, normalmente relacionado con la retribución (trabajo) o el honor (premios)". Y eso precisamente es lo que pretende alcanzar nuestra Constitución, contra la cual luchan con denuedo quienes sostienen en el cargo a Pedro Sánchez.

En fin, que el partido de la gente, es decir, Podemos, tenía que haberse denominado el partido de los hijos de las élites.

comentariosicon-menu3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Facior
A Favor
En Contra

Pues si su padre fue candidato del PP y fundador de podemos, Lilith se olvidó de decir, que las siglas y programa tampoco importan. Lo que importa es estar en la lista y en los mandos.

Si en lugar de pensar con etiquetas o siglas lo hiciéramos con datos y hechos deberíamos hacer las siguientes conjeturas.

>> Si alguien compra preservativos es que piensa follar. De la misma manera, si alguien se empecina en nombrar fiscales y jueces, es que piensa delinquir. Uno no es demócrata por desenterrar a un dictador, sino por defender la independencia de la justicia a toda costa.

Puntuación 12
#1
Andres
A Favor
En Contra

Soto Ivars, Leguina, vaya figuras de la constelación pperodeprimida, sus opiniones valen lo mismo que su hígado.

Puntuación -9
#2
Herminio Ballesteros
A Favor
En Contra

Gracias Joaquín, por tu resumen: "Podemos, tenía que haberse denominado el partido de los hijos de las élites". Desde siempre te leo, pero ahora te has elevado a una gran categoría: la Nueva Izquierda sólo es, reitero, sólo es, con formas más actuales, LA NUEVA DERECHONA. Ajena, separada, distante de la antigua izquierda, que nos preocupábamos de las clases trabajadoras, de las que procedíamos. Lo dicho, gracias Joaquín.

Puntuación 0
#3