Opinión

Lógico retraso de Ibercaja en su OPV

La valoración actual justificaría la salida a bolsa de Ibercaja

Ibercaja rechazó en enero colocar el banco en bolsa por los 1.000 millones que estaban dispuestos a desembolsar los inversores. Sin duda, la entidad acertó en su decisión, ya que unos pocos meses después alcanza una valoración de 1.700 millones que sí justificaría su debut en el parqué.

A pesar de ello, todo apunta a que Ibercaja no aprovechará la ventana de julio para dar el salto y esperará a la recta final del año (octubre/noviembre) para hacerlo. Es cierto que este retraso acerca a la entidad a la fecha límite que tiene fijada para su OPV (el 31 de diciembre). Pero también es verdad que la demora permitirá a Ibercaja aprovechar el impacto positivo que la subida de tipos en la eurozona tendrá en su negocio, lo que maximizará su puesta en valor en el mercado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin