Opinion legal

La Fiscalía, un ariete del Gobierno para la reforma constitucional

  • Se busca estabilizar la mayoría con comunistas, nacionalistas e independendistas
La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. Efe
Madrid

La Fiscalía General del estado se ha convertido en uno de los arietes del Gobierno para reinventar la Constitución española. Desde que Sánchez designó a Dolores Delgado, para la Fiscalía General del Estado, siendo ministra de Justicia en activo, demostró que su actual objetivo es tener todos los puestos relevantes bien atados, con gente de su máxima confianza. Por ello, la actuación de oficio de la Fiscalía General, en torno al rey emérito, la que rebajaba su petición de condena para el exjefe de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero, y la solicitud del archivo de la causa del 8-M, aunque jurídicamente justificables han encendido todas alarmas en buena parte de la población, por la inoportunidad de semejantes coincidencias, con las estrategias políticas de UP.

El problema es que estas actuaciones han venido acompañadas acusaciones y presiones sobre la juez instructora desde el propio Ejecutivo y desde los partidos que lo sostienen, así como más que sospechosos ceses en la cúpula de la Benemérita, protagonizados por el ministro de Interior, Grande-Marlaska. Ahí quedan, además las peticiones de desmilitarización, y las críticas de los informes realizadas por Iglesias, como ya hizo con las de Alsasua o en el Procés, mientras guardaba silencio ante las investigaciones por corrupción caían en las filas del PP. Lamentable.

En esta línea se puede inscribir la bronca parlamentaria que promueve Unidas Podemos para, en paralelo con la investigación de la Fiscalía, montar una comisión parlamentaria sobre los movimientos de capital de las presuntas comisiones cobradas por el Rey emérito, Juan Carlos I. Una maniobra en la línea de debilitar la institución monárquica y de esconder las responsabilidades de los ministros podemitas en los graves errores de gestión en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Mientras tanto, la propia Fiscalía tiene abiertas 200 investigaciones penales y 194 diligencias civiles en toda España sobre la actuación de las residencias de ancianos. Uno de los capítulos más negros de la gestión de la pandemia, en el que la Fiscalía aún no ha decidido actuar de oficio en torno a las presuntas negligencias del responsable del mando único, que no era otro que el vicepresidente Iglesias, que no hace más que echar balones fuera cada vez que tiene un micrófono. ¿Si no tenía competencias, que pinta en el Gobierno?

Un horizonte en el corto plazo

Los ministros de Pedro Sánchez se han profesionalizado en el arte del anunciar medidas legislativas rupturistas, de una forma críptica, sin dar pistas sobre el objetivo o el calado de las mismas. Así, tienen la ventaja de poder desmentir o matizar lo pregonado, según la reacción social que despierte su anuncio, incluso con desmentidos, más que reiterados, entre los propios miembros del Gobierno.

Es por ello, muy preocupante el comentario, a modo de oráculo predictivo, del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en el Congreso esta semana, cuando anunciaba que "estamos ante una crisis constituyente" y que, "aunque estamos ante una crisis sanitaria con enormes brotes económicos, lo realmente determina es una crisis constituyente. Y no es fácil, porque junto a la crisis constituyente tenemos también un debate constituyente, no podemos dejar a nadie fuera". No olvidemos que estamos ante un contrastado jurista, no ante un lerdo iletrado. Tras las palabras de Campo, La ministra de Defensa, Margarita Robles, matizaba que si bien la Constitución puede ser modificada, "lo que no puede desaparecer de ella es ese espíritu de convivencia que puso en común lo que unía y a un lado lo que separaba".

Poner en duda el modelo constitucional, como ha hecho Campo, genera en estos difíciles momentos un proceso de desestabilización

Lo que estas afirmaciones vienen a desvelar que el Gobierno se apresta a acometer de inmediato cambios en la Constitución. Que este es el objetivo para estabilizar su actual mayoría, con los comunistas de Unidas Podemos (UP), con los nacionalistas vascos y con los independentistas catalanes. Así, lo ha ratificado, ante la piedra arrojada y la escondida de mano de Campo, el senador popular Rafael Hernando, que achaca estas declaraciones a que el Gobierno está "contaminado" por las tesis independentistas y de Unidas Podemos.

Cabe mencionar, a modo de simple ejemplo, que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha ofrecido al independentismo catalán discutir acerca de posibles cambios en el Título VIII de la Constitución que permitan un encaje diferente de Cataluña dentro de España, aunque ha rechazado reiteradamente negociar en torno al derecho de autodeterminación, que entraría de lleno en el Título I de la Carta Magna, y haría mucho más complicada la reforma constitucional. Aquí podrían caber los acuerdos del Gobierno con ERC.

Poner en duda el modelo constitucional, como ha hecho Campo, genera en estos difíciles momentos un proceso de desestabilización que no ayuda a superar la crisis sanitaria ni la económica que se intuye muy dura y larga.

¿Es posible cambiar la constitución?

Desde la llegada a la Moncloa del actual Gobierno bicolor, estos anuncios sorpresa, principalmente en lo tocante a los derechos fundamentales, muchos de ellos atropellados sin base jurídica suficiente, durante el estado de alarma por el Covid-19, se han generalizado, mediante una ambigua técnica legislativa.

La respuesta a si es posible cambiar la Constitución en las actuales circunstancias, la encontramos en la propia Carta Magna. Así, en el artículo 167 y subsiguientes, se establece que los proyectos de reforma constitucional deben ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras, Si no hay acuerdo entre ambas Cámaras, se debe crear una Comisión paritaria de diputados y senadores, que presente un texto que será votado por el Congreso y el Senado. En el caso de no lograrse esta reforma, y si el texto obtiene el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso, por mayoría de dos tercios, puede aprobarla. Además, ésta tiene que ser sometida a referéndum cuando así lo soliciten una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras. Así, Sánchez tendría asegurada una mayoría para realizar un proceso de reforma de la constitución con tan solo dos tercios de los votos en cada Cámara.

Más complicado sería modificar los derechos fundamentales de los españoles, por cuanto para la revisión total de la Constitución o una parcial de los dos primeros Títulos, es preciso la aprobación por mayoría de dos tercios de cada Cámara, pero acto seguido, se debe proceder a la disolución inmediata de las Cortes. Así, serán las nuevas Cámaras elegidas las que por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras deban ratificar la decisión. Además, una vez aprobadas, deberá ser sometida a referéndum para su ratificación.

Constitucional y judicatura

El objetivo de Sánchez se centra ahora en la renovación del Tribunal Constitucional, que es el garante e intérprete de la Carta Magna, desaparecido en la práctica durante la pandemia, con un presidente que ya ha vencido su mandato, junto con otros tres de los 12 miembros. Y en parecida situación se encuentra el Consejo General del Poder Judicial, que acaba de reactivar la designación de miembros de los altos tribunales, tras varios meses sin nombramientos. a la espera de su renovación.

Carlos Lesmes, su presidente lleva más de año y medio en funciones, a la espera de un acuerdo parlamentario. Así, hay que designar a 12 vocales entre jueces y magistrados; y por otro, cuatro que propone el Congreso y otros cuatro el Senado. Sin acuerdo, Sánchez ha perdido la oportunidad de nombrar magistrados en los Altos Tribunales, próximos a las tesis defendidas por el Gobierno.

La posibilidad de reforma Constitucional del Gobierno tiene una amenaza seria: la situación económica. La crisis y la dependencia de la UE y de las instituciones financieras internacionales, como ha sucedido con otros países, presionarán para frenar las veleidades radicalizadas de los Gobiernos, directamente en lo que al capítulo del gasto se refiere, y los cambios pregonados por el Ejecutivo, como las nacionalizaciones, requieren partidas presupuestarias específicas. Aquí, tiene un papel que jugar la ministra de Economía, Nadia Calviño, hasta ahora freno de las iniciativas más derrochadoras del Gobierno y retén de los inversores.

comentariosforum14WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 14

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JonS
A Favor
En Contra

Claro que es posible y, desde luego necesario, modificar la Constitución, acabar con el "atado y bien atado" franquista, tirar por la borda una Monarquía ladrona, corrupta y no menos franquista, con la figura bochornosa de un Emérito comprometido en todos los escándalos sexo-corruptos habidos y por haber. Y por supuesto, modificar la Constitución para terminar de una vez y para siempre con la ficción de la "nación única española" y demás ensoñaciones franquistas.

Puntuación -29
#1
Lemon
A Favor
En Contra

La reforma de la Constitución sin el acuerdo entre los dos grandes partidos.

Puntuación 3
#2
Aurelio
A Favor
En Contra

Este gobierno criminal se está cargando el pais, la constitución y la democracia saltándose la división de poderes. Esto empezó así en Venezuela y ya vemos donde están.

Para JonS, para poner a Pablo o a Pedro presidentes? Casi me quedo con el emérito! Me robará un poquito pero ni me arruinará ni me maltratará!

Puntuación 17
#3
1ª REPUBLICA CONSTITUCIONAL, ya!
A Favor
En Contra

no se lo creen ni ellos, la falsa izquierda es un invitado de piedra en el R78, al no romper con el franquismo y abrazar la bandera golpista se han condenado a mentir eternamente a los subditos del preparao, desde luego el crápula supo tratar con guante de seda a la falsa izquierda para que no despertara de su ensoñación, creyendo que manejan el reino...jejej

Puntuación -6
#4
CARMEN Y JONS HIJOS DE PVTA
A Favor
En Contra

Y GARZÓN Y LA DOLORES TAMBIÉN

Puntuación 9
#5
Benalmádena
A Favor
En Contra

JonS sin la Constitución tú estaría en na cuenta tirado como acostumbraban a hacer tus amigos los terroristas. Y modificarla? Si ya se la llevan pasando por el forro de los coj0nes 50 años.

Y la tipa tiene la misma cara de hdlgp que sus amos.

Por cierto JonS la "la derechona pepera" le queda poco para cansarse de verdad y despertar que lleva 50 años dormida aguantando los espolios y palos de la izmierda y como eso pase el resultado del 36 se repetirá por que hasta los c0jones estamos que los analfaburros paletos hayáis cogido las riendas de lo que es moral o no, bueno o malo y si no se coincide con vosotros es por que los demás son unos nazis... a la cuerda le queda poco para romperse y más os vale que no pase por las consecuencias no las paráis a base de victimismo y llorar tendréis que intentar pensar un poco pero no se os da bien.

Por que la gente está harta de que ataquéis a todo lo que sea español y a todos sus símbolos para dárselo a gente que solo busca la destrucción del pais.

Puntuación 10
#6
FELIX
A Favor
En Contra

Anda Jons vete a Galapagar y se lo cuentas a Richelieu, luego hacéis unas risas. Después te vuelves a la escuela a que te expliquen lo que significa Referendum (SI, como el que aprobó la Constitución), Democracia y Libertad. Con un poco de suerte el fanatismo no te impedirá ver algo de luz, cosa que dudo. No hay nada más atrevido que la ignorancia.

Puntuación 11
#7
De psiquiatra
A Favor
En Contra

El psicópata OKUPA es títere de Soros.

El jorobado de Galapagar títere de Maduro.

La Delgado títere de Garzón el prevaricador.

Los indepes títeres de todos juntos.

Y el rey la judicatura y los militares mirando pa Cuenca.

VAMOS que nos vamos

Puntuación 10
#8
plenilunio
A Favor
En Contra

Nunca hubo en España un gobierno menos respetable. Inspira cualquier cosa menos confianza.

Los Rojos encantados, van a vivir en el país de la abundancia... eso si, hasta que se acabe la gasolina.

Puntuación 4
#9
JonS
A Favor
En Contra

Benalmádena

Antes de (intentar) razonar, primero aprende a escribir tu amada lengua castellana (no te digo que aprendas euskara o catalán, no). Expolio, y no espolio. Yo, a los que cometen esas faltas de ortografía no les tengo respeto alguno, porque indican, bien a las claras, que no han abierto un libro en su vida. Hala, vuélvete al Marca, como Rajoy !

Puntuación -7
#10
JonS
A Favor
En Contra

Felix

Vuélvete tu a tus akelarres de Vox, a departir con Abascal y su tropa. Aunque no sé si te permiten codearte con ellos. Probablemente no has hecho todavía méritos suficientes. Pero sigue insistiendo.

Puntuación -5
#11
JonS
A Favor
En Contra

# 5

Nazi, falangista, vuélvete a Mingorrubio, que mañana tienes 8 horas de guardia, y en España empieza a amanecer.

Puntuación -4
#12
Usuario validado en Google+
E. coli
A Favor
En Contra

Se ve venir el plan de podemos y el nuevo psoe que se siguió en Venezuela hace ya más de 20 años.

Todo de origen cubano. El chavismo no es mas que una escisión de la doctrina comunista rusa, tropicalizada en Cuba para los pueblos latinos. Alli ya tienen 60 años, en venezuela otros 20 y contando.

Aquí se está preparando todo para contagiar al país más débil y acomplejado de europa occidental, y lo están logrando.

Al principio no me lo creía,.vamos por muy mal camino y que lamentablemente han tenido éxito engañando a la gente. Los que primero se alarman son las grandes empresas, que serán demonizadas por la izquierda aludiendo al grito de explotadores, expropiese, como en venezuela.

Quebrar la economía, paguita para todos los vagos y maleantes porreros y drogatas de carrera, y por supuesto modificar la constitución para acojonar empresas privadas, nacionalizar y destruir todo lo que se pueda y perpetuarse en el poder. La Corona corre peligro, no se si los militares y GC permitirán todo esto

En breve no habrá ni comida si seguimos así. No paran de idiotizar al ciudadano y volverlo cada vez más lerdo y pesimista, así solo dependerá de las migajas del estado y no de si mismo. Véase los aplausos a las 20h.

El nivel educativo por los suelos, lo que interesa luego todo es más fácil.

Como no se los carguen lo llevamos claro.

Pero no, al final se compran voluntades y la oposición se abstiene, se cambia de bando por migajas.

Puntuación 2
#13
Benalmádena
A Favor
En Contra

No discutes por que tus argumentos son nulos, centrándote en una falta ortográfica de todo un comentario, que hay una cosa que se llama auto corrector y teclado del móvil que hacen lo que les da la gana, como tu media neurona de ameba. Que respondo tus tonterías mientras hago de vientre que es el tiempo que te mereces y no reviso.

Que libros he abierto bastante más que tú, que pensarás que leer tonterías aquí todos los días se considera "leer".

Con 5 idiomas al eusquera y catalán no les escupo encima para no perfumarlos, al igual que a ti, chiquitín enrabietado ;)

Y ahora me voy, que tengo cita para cagarme sobre la fruta que te parió :/

Puntuación 2
#14