Opinión

Vigor económico que urge preservar

Hasta ahora la incertidumbre no afecta al crecimiento español

La economía española parece inmune ante incertidumbres como la guerra comercial, la ralentización del PIBeuropeo o el Brexit. Tampoco el parón político y reformista ante la falta de Gobierno afecta a las cifras.

Tanto es así que la Comisión Europea ha revisado al alza el crecimiento para nuestro país hasta el 2,3 por ciento, dos décimas por encima de lo que Bruselas esperaba en mayo, aunque sigue siendo una décima menos del incremento que el Banco de España espera en 2019. A pesar de ello, es evidente que las perspectivas que da la Comisión son buenas pero no deben servir de excusa para que se caiga en la complacencia. Desde hace meses el sector exterior muestra un cierto deterioro motivado por la incertidumbre global. Pero el peor comportamiento de las exportaciones se compensa por el vigor que muestra el consumo y la inversión interna. El problema es que estas variables son muy sensibles a las incertidumbres y a un empeoramiento de las expectativas a futuro. Por tanto, la parálisis institucional motivada por la permanencia de un Gobierno en funciones puede alterar los planes de inversión a medio y largo plazo del sector privado. Por otro lado, estadísticas como la de creación de empleo o el índice PMI que mide la actividad del sector privado, advierten de un enfriamiento de la economía española. Todo ello, unido al hecho de que el Ejecutivo no haya mejorado en nada su posición en cuanto a rebaja de costes laborales o presión fiscal también pone en entredicho las expectativas futuras del PIB español. Es preciso, por tanto, que la incertidumbre política se disipe para que los indicios que ya existen no se agraven y frenen el vigor económica que España aún muestra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0