Opinión

¿Es el fin del liberalismo?

  • En Europa se abre paso el proteccionismo con alzas fiscales
  • Una desaceleración que dispare el coste financiero nos aboca a una crisis

Osaka no pudo ser la sede de los Juegos Olímpicos de 2008, pero este fin de semana acapara el protagonismo de la cumbre del G-20, que reúne a los gobernantes más poderosos del mundo. Un encuentro clave, que puede marcar el devenir del comercio mundial en las próximas décadas. El presidente chino, Xi Jinping, tendrá que utilizar toda la capacidad de convicción a su alcance para evitar que su homólogo americano, Donald Trump, adopte nuevas sanciones sobre 300.000 millones en exportaciones a Estados Unidos.

Es difícil aventurar el final de este largo pulso, que probablemente se prolongue hasta las elecciones americanas de 2020. Las conversaciones cambiarán el rumbo de la economía, independientemente del resultado.

Una oleada de proteccionismo y populismo barre el planeta y, por ende, la Vieja Europa, desde Varsovia hasta los Urales, pasando por capitales tan emblemáticas como Berlín, París, Roma o Madrid.

Promesas de Macron

En Francia, el presidente Emmanuel Macron reaccionó a las semanas de violentas protestas por parte de los chalecos amarillos aboliendo los planes para incrementar los impuestos al diésel y tomando medidas en favor de las clases más populares.

Prometió abolir la Escuela Nacional de Administración Pública, donde él mismo se educó, por ser considerada demasiado elitista; renunció a reducir 200.000 funcionarios y anunció un incremento de la presión fiscal para las empresas que abusen de los contratos temporales o paguen mal a sus trabajadores.

Por último, las pensiones inferiores a 2.000 euros mensuales se actualizarán de acuerdo con la inflación.

Macron prometió, asimismo, consultar a los ciudadanos las decisiones importantes mediante referéndum. El primero será sobre la privatización de los aeropuertos parisinos.

Merkel, en brazos del proteccionismo

Las lecciones sacadas por la coalición entre conservadores y socialdemócratas del Gobierno de Angela Merkel son similares. Pese a una década de robusto crecimiento, con tasas cercanas al pleno empleo, cuatro millones de alemanes reciben beneficios sociales para completar su renta de trabajo. Una cuarta parte de la población tiene empleos basura.

Merkel se echó en brazos del proteccionismo con una norma que permite a su Ejecutivo tomar participaciones en empresas estratégicas, que vayan a ser compradas por extranjeros. Asimismo, su partido de coalición, el SPD, debate si expropiar a los grandes fondos inmobiliarios como una vía para detener en Berlín el alza de los alquileres, sobre los que pide su congelación.

Los jóvenes socialdemócratas alemanes demandan que BMW sea renacionalizada. Algo impensable hasta ahora en el SPD, que veinte años atrás defendía, al igual que los Verdes, vencedores de las dos últimas elecciones, una profunda bajada de impuestos y la liberalización del mercado laboral. Hoy, por contra, abogan por instaurar una renta mínima para los trabajadores, así como una subida de impuestos para mejorar las pensiones de menor poder adquisitivo.

Dinamarca, nacionalismo a ultranza

En Dinamarca, otro de los países europeos con crecimientos modélicos y renta per cápita elevada, los socialdemócratas volvieron después de más de una década fuera del Gobierno, gracias a un giro a la izquierda, con más gasto público e impuestos a las empresas y a la clase alta, unido a un volantazo a la derecha en temas de inmigración.

El rechazo a los inmigrantes y la defensa del nacionalismo a ultranza se combinan con reivindicaciones económicas dirigidas a ganarse el apoyo de los ciudadanos, al más puro estilo Trump.

Merkel: "El Estado tiene que implicarse más en áreas como la laboral, las pensiones o la sanidad"

En España, Pedro Sánchez ganó las elecciones nacionales y europeas después de una vertiginosa subida del Salario Mínimo Profesional (SMI) y los anuncios de aumento del gasto en los viernes sociales y de los tributos a las empresas.

"El Estado tiene que implicarse más en áreas como la laboral, las pensiones o la sanidad", proclama el Gobierno de Merkel.

Es el fin de una época, de las políticas implantadas durante las últimas cuatro décadas por la exprimera ministra, Margaret Thatcher, y su amigo el expresidente Ronald Reagan. Thatcher abolió los controles de capital en 1979 y comenzó una oleada de privatizaciones de empresas, a la que siguieron políticas de oferta, desregulación, liberalización de los mercados y bajadas masivas de impuestos, que propiciaron una etapa de riqueza y de expansión sin par.

Los ingresos por privatizaciones en la Unión Europea pasaron de solo 13.000 millones en 1990 a 87.000 en 2005, poco antes de la crisis, según el Barómetro de Privatizaciones de KPMG, citado por The Wall Street Journal.

Hoy, la inquietud sobre las crecientes desigualdades, la estanflación, los bajos salarios, la inmigración, la crisis de la deuda o el ascendente poder de China están provocando cambios radicales en el pensamiento social.

Los empresarios europeos están también preocupados por la modificación de la política comercial de Estados Unidos, basada en las amenazas y las sanciones, en lugar de en la cooperación transatlántica.

Reformas, no impuestos

Hay que resolver todos estos problemas con reformas que saneen la estructura de las empresas públicas y de los Estados, en lugar de recurrir al consabido incremento de impuestos o del gasto social, porque si se produce una desaceleración que dispare el coste de la financiación pública, la situación se convertirá en insostenible.

Esta semana, el presidente del Instituto de Estudios Económicos, José Luis Feito, advertía en su acto de despedida de que "todo está basado en la confianza de que los tipos de interés permanecerán bajos durante mucho tiempo". En cuanto cambie esta circunstancia, el panorama se complicará y mucho.

Cada vez hay más voces que hablan de que el liberalismo ha muerto, ha pasado a la historia. Es mentira, como se demostró este viernes con el histórico acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea, tras veinte años de negociaciones fallidas. Pero sí necesita una profunda revisión para hacer frente a los retos de la sociedad actual.

Históricamente, los proteccionismos siempre dan paso a etapas de crisis. Las políticas intervencionistas y los populismos que conocemos son la incubadora de la próxima recesión.

PD. En España, la agenda electoral acapara la atención. Los empresarios presionan a Albert Rivera para que se abstenga en la investidura, a fin de evitar otras elecciones, que retrasaría la formación del Gobierno hasta finales de este año. Pero es inútil, porque la abstención de Ciudadanos es insuficiente, ya que Sánchez necesita sus votos para aprobar los Presupuestos del próximo ejercicio y eso es imposible.

En esta tesitura, solo quedan dos salidas: pactar con Pablo Iglesias o ir de nuevo a las urnas. El presidente está dispuesto a sentar a Iglesias en el Consejo de Ministros si tiene la mayoría suficiente. Pero ha surgido un imprevisto, algunas formaciones como el Partido Nacionalista Vasco (PNV) le advierten que le retiraran su apoyo si pacta con Podemos, su principal rival en Euskadi. En estas circunstancias, o Iglesias da su brazo a torcer y acepta un Gobierno de cooperación, que dé acceso a su partido a cargos de segunda fila, como le ocurre a Vox con el resto de partidos de derecha, o habrá elecciones a finales de octubre.

La otra nueva de la semana es el relevo en la cúpula de El Corte Inglés. Marta Álvarez sucede a Nuño de la Rosa en la presidencia, aunque no tendrá plenos poderes ejecutivos. El relevo llevaba meses rumiándose y no se debe a diferencias insalvables de criterio, como algunos señalan, porque entonces De la Rosa no se habría quedado como consejero delegado. Obedece al legítimo derecho que ejerce cualquier propietario a dirigir su propia empresa. Un concepto básico que no tuvo en cuenta Dimas Gimeno cuando abrió la guerra por mantenerse en el máximo cargo Ejecutivo, y que acaba de ratificar esta semana un juez, reconociendo a las hermanas Álvarez los derechos a la sucesión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum15
forum Comentarios 15
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Google+
David Martínez Melchor
A Favor
En Contra

Los mismos políticos intervencionistas que nos van a meter en la próxima crisis dirán luego que es culpa del libre mercado y del capitalismo. Ellos son seres de luz que nunca se confunden.

Puntuación 20
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

No todo es igual....

Puede que ahora existan en Europa, partidos con medidas "proteccionistas" podemos llamarlos hasta POPULISTAS, pero no todo el monte es orégano, lo que tenemos en España, no es solo un Partido POPULISTA, es que es MARXISTA-DE EXTREMA IZQUIERDA RADICAL, ojo.... los partidos políticos llamados "populistas" en Europa, promulgan casi todos, poner coto a la entrada de inmigrantes de países no Euro, Francia, Italia, son claro ejemplo de ello, pero ninguno...o casi ninguno, promulga no solo todo lo contrario en este ámbito, sino el cambio radical del sistema económico, para convertir España, en una república socialista de extrema izquierda, y eso....por mucho partido político "populista" que exista en Europa, es muy raro de oír.

Cambio de sistema económico, a uno que ha fracasado en todas y cada una de las naciones que se impusieron.

Cambio de sistema de Estado, convirtiendo la Monarquía Parlamentaria, en una República Socialista.

Cambio del sistema estructural en todos los ámbitos.

Y esto.... no se promulga nada mas que en España, y curiosamente por un Partido, al que casi nunca, por no decir nunca, se le califica de EXTREMISTA.

Spain is different!

Puntuación 12
#2
Abbadon
A Favor
En Contra

De que liberalismo habla el directo?

Aquí nunca ha habido tal cosa, el capitalismo nunca ha sido liberal.

Para ser liberal hay que aceptar la quiebra como parte del juego y ni el sistema financiero, ni las grandes corporaciones, ni los estados lo han aceptado nunca.

Puntuación 26
#3
Usuario validado en elEconomista.es
josegahe
A Favor
En Contra

el gran poder que estan acaparando pocas empresas en todo el mundo a causa de la globalizacion y liberalismo mundial esta machacando las economias nacionales, pero ningun politico sabe poner coto a este problema, a nivel mundial....por qué será?

la aplicacion de las leyes nacionales de toda indole, tributarias, laborales, etc. a estas grandes empresas es completamente injusta en comparacion con la de las empresas de toda la vida. Y esto provoca, logicamente el nacimiento del populismo.

Puntuación -7
#4
maqui
A Favor
En Contra

La incubadora de la próxima recesión fue el neoliberalismo. Desde los tiempos de Reagan y Tatcher con la globalización y la desregulación financiera, que originó la crisis de deuda de 2008, el mundo sólo avanzó en base a deuda. Una patada hacia adelante que hizo a los ricos más ricos y a la clase media más pobre, que es el germen de los populismos y proteccionismos para impedir que continúe el empobrecimiento de la clase media en países ricos como EE.UU. Cuando Trump dice "first América" sólo pretende proteger el trabajo y las empresas de EE.UU. ante la amenaza de otros países con tecnología, poder económico y militar que empieza a prreocupale. ¡Que contradicción, el país paradigma del liberalismo se hace proteccionista cuando ya no tiene el absoluto dominio tecnológico, militar y económico!

Puntuación -4
#5
ODYSSÉOS 0.82
A Favor
En Contra

Hay que ver las fotos del G20 para disfrutar de un festival de lenguaje no verbal. Se puede ver como Trump le ofrece la mano a Putin y éste se la da de lado, sin demasiado interés. En medio Abe con cara de circunstancias, no quiere interferir con su propio lenguaje no verbal.

¿Qué nos dice esto? Putin ha comenzado a realizar sus ventas de armas fuera del sistema Swift. En pocas palabras para los que no lo sepan SWIFT es la internet del dinero. Y aunque teóricamente neutral, USA la ha estado usando para imponer sanciones. Eso sencillamente se está acabando.

La subida del oro, una activo teóricamente sin rendimiento explicito es todo un síntoma de lo que está ocurriendo. Los principales compradores son los bancos centrales. Si el precio del oro sube es porque viene la inflación. Por supuesto no lo van a decir, para que los paletos puedan irse a gastar sus papelitos de colores tranquilamente en la playa, pero el oro no engaña. Nadie paga más por un activo improductivo si no espera venderlo más tarde más caro. Y hay que tener en cuenta lo mucho que lleva por encima de 200 dolares, su precio antes de la Primera Fase de la Gran Crisis Sistémica. Todo ese tiempo es un coste de oportunidad que será remunerado en algun momento en el futuro. ¿Lo pilláis?

Puntuación 7
#6
ODYSSÉOS 0.82
A Favor
En Contra

Es curioso cómo cambian los tiempos, en una foto anterior es justo al contrario y se ve a un Obama casi distraído dando la mano a un Putin interesado. Eso dice mucho de lo que se cuece.

La siguiente batería de fotos, son las impagables entre Trump y Xi Jinping, el derroche de gestos del americano frente a la impasibilidad del chino son todo un mensaje. Obama ya se inclinaba ante Hu Jintao, Trump al menos mantiene el tipo, pero se le ve cada vez más enfadado ante la impasibilidad de Xi. Así que ya sabemos quién ganó.

El resultado del G20 no es nada sorprendente. Parece que el riesgo para la seguridad nacional de USA con Huawei ha desaparecido. No va a haber más sanciones hasta el “mierdiacuerdo” de 2020.

La reunión con los árabes también deja fotos jugosas. Es la reunión del rey león Simba con las hienas árabes que quieren comérselo. Bon appetit.

Ciertamente en el tema de la energía, donde el mundo va con todo, las incertidumbres son enormes pero no para mí. De todas formas ya sabéis lo que va a pasar, así que buena gana de repertirme.

Hay comentarios curiosos acerca del proteccionismo y el libre mercado, que denotan no ignorancia sino la falta de una teoría económica que explique lo que pasa. Aquí es donde están fallando estrepitosamente los economistas. Tantos premios Nobel de economía por chorradas y la gran pregunta sin contestar. Así nos va.

¿Qué pasa con el proteccionismo? Lo cierto es que David Ricardo fue el adalid del libre comercio, pero su país Gran Bretaña defendió el proteccionismo durante mucho tiempo y finalmente el libre comercio le dio la ventaja a USA. Cuando Gran Bretaña con libre comercio entra en la Primera Guerra Mundial, ya ha perdido con USA, proteccionista a ultranza. Esa es la triste verdad.

Puntuación 2
#7
ODYSSÉOS 0.82
A Favor
En Contra

Otra trola de campeonato es la de que la riqueza se concentra en pocas manos por culpa de la globalización. Eso supuestamente empobrece a los trabajadores del primer mundo. Pero los trabajadores gorrones del primer mundo no han arriesgado un euro en los países donde invierten las multinacionales. ¿Así que por qué deben llevarse parte del pastel? ¿Por qué quieren extorsionar a los inversores? Eso me lo creo. No hay más matones que el Marques de la Coleta y su banda. Son como los abusadores de la política. Se juntan con los Bildu, con los okupas, los antisistema, dicen. Vamos, lo peor de cada casa. Los que acababan entre rejas, toda la vida.

Por supuesto, el Marqués de Carabás, el de la Coleta no es ningún pobre. De hecho, ya está montado en el dólar. Y está preparando su entronización como ministro subalterno, antes conserje. Ya se sabe, pidió consejerías, pero el Cantinflas sólo le ha ofrecido conserjerías.

Por supuesto, se ha autoproclamado adalid de todas las causas de los asustados votantes de la izquierda tradicional, antes clase baja, ahora, por el momento, clase media baja. El típico currito de la transición, afiliado a UGT o CCOO, votante del PSOE o Izquierda Unida, en los momentos de cabreo. El currito que se casó como toda la vida, y ha visto que las relaciones de pareja se han convertido en un campo de minas. El currito que esperaba una pensión digna y ve que se da una pensión al primer llorica que llega. El currito que es postergado en las listas de la sanidad pública, llena de inmigrantes que apenas han cotizado unos meses, y ya están operando a toda su familia de allende los mares. O que con su dinero paga las más estrafalarias operaciones en función de las modas, fecundación in vitro, transexualidad. O que se gasta su dinero para tratamientos contra el VIH mientras los beneficiarios juegan a “pasarse el bicho” porque mola. O los heteros que juegan a pasarse los bichos de toda la vida, las ETS. Porque el Tinder mola, pero se pilla uno cada cosa que pa´qué.

Por supuesto la censura está en auge, a poco que te quejes, te amenazan con la ley del embudo. Pero la ley también ampara la libertad de expresión, aunque unos son más iguales que otros, ya se sabe. Y además la censura, como se sabe desde siempre, pero no saben los aprendices de inquisidores, no sólo no impide que el malestar no se extienda, sino que logra que se difunda por vías mucho más peligrosas para el Estado. Lo deberían haber sabido bien, Nicolás II y Luis XVI. Gordievski dice al contar la historia del KGB, que la Ojrana estaba totalmente infiltrada entre los bolcheviques. En teoría para evitar sus actividades. Como terminó el tema está en los libros de Historia.

Curiosamente ahora son los antiguos revolucionarios los que claman por la censura, leyes contra la intolerancia a lo más peregrino que se pueda pensar. Eso lo dice todo, de lo que cabe esperar.

Pero el currito que se juega la vida defendiendo al Estado, ve que los políticos se llevan de maravilla con los que antes le mataban a él, o le mataban a sus hijos. ¿Qué va a pensar este currito? Porque algo pensará. ¿Se ha deslegitimado la democracia para él? No lo dirá, pero en su fuero interno podéis apostar a que sí. Va a actuar. Pues claro. Pero el Estado es un demonio Leviatán así que va a actuar de una forma pasivo agresiva. Que tiene que hacer algo, bueno marchando una dosis de procrastinación. O sea, deja para mañana lo que puedas hacer hoy.

Así que el Marqués de Carabás, o el Payaso Zapatones, piensan que pueden mover los hilos en su interés, pero no se dan cuenta de que la tierra se está moviendo bajo sus pies. Hasta ahora, las fuerzas están en equilibrio, pero lo malo de los equilibrios en la naturaleza, es que tienden a romperse. Cuando el equilibrio se rompa, el currito votará en masa a VOX. Aunque para entonces incluso para VOX será imposible gestionar el desastre. Porque la Segunda Fase de la Gran Crisis Sistémica va a ser… No tengo palabras…

Puntuación 8
#8
Incrédulo
A Favor
En Contra

No es el final del Liberalismo. Lo que ocurre es que un liberal tiene la mente clara, y es responsable de sí mismo y de sus actos. No pide al Estado que le eche una mano, sino que le quite las dos manos de encima y lo deje operar libremente.

Por desgracia, en el mundo occidental que viene con un Estado de bienestar de estafa piramidal, es muy difícil que la ciudadanía entienda y esté de acuerdo con el Liberalismo.

Pero estoy seguro de que en 50 años el Liberalismo tendrá muchísima más presencia que en la actualidad. No queda más remedio. Será por necesidad, no por devoción.

Puntuación 6
#9
plenilunio
A Favor
En Contra

Y, como Macrón ha sido incapaz de doblegar a los rojetas franceses,

va a sacarse la espina doblegando a los españoles

mediante Ciudadanos interpuesto.

Puntuación 0
#10
Incrédulo
A Favor
En Contra

#5 Maqui. Siento decirte que la culpa de la crisis del 2008 fue de la intervención del Estado en la economía. Concretamente en Europa y EEUU con la expansión del crédito a bajos tipos de interés artificialmente, y no a los de mercado como hubiese siso en un mundo Liberal.

Con el Liberalismo, y más aún con el patrón oro que defiende el Liberalismo, jamás se hubiese producido la crisis.

Lee economía de verdad, la seria. Deja los libros de Teorías Keynesinas y estatistas. Tíralos a la basura, de verdad, hazme caso, no te arrepentirás.

Puntuación 3
#11
Usuario validado en elEconomista.es
pepe
A Favor
En Contra

Es el fin de la Socialdemocracia el proximo paso es el social-liberalismo

Puntuación 0
#12
Usuario validado en Google+
Rub cabre
A Favor
En Contra

La Realidad es algo personal, pero cuando un director tiene una realidad tan deformada,miente y se cree sus mentiras

Usted sólo ve rojo como los toros y yo no leo mas este planfleto

Puntuación 0
#13
el otro lado
A Favor
En Contra

El liberalismo....viene a ser el niño mimado de la economia de padres con modelos clasicos....que en unos dias dificiles de recesion empezo fumandose unos porros .......y que ha terminado derivando en un dopage del cual no puede salir...un modelo que algun siglo sera ejemplo de lo que no se debe de hacer.....

Puntuación -1
#14
ULF
A Favor
En Contra

El ejemplo a seguir es Danemark. Grandes impuestos y tributación, con garandes prestaciones a los ciudadanos, sueldos justos y pensiones aceptables, con freno y expulsión de inmigrantes ilegales. Y fuera liberalismo.

Nacionalismo+Socialización= Ponerle vosotros el nombre.

Puntuación -3
#15