Opinión

Nucleares sostenibles

Decíamos ayer… Sirva la frase atribuida a Fray Luis de León en su regreso a las aulas para racionalizar el debate abierto por la Comisión Europea sobre la sostenibilidad de la energía nuclear y el gas natural y que mi amigo y compañero Juan Berga describe como el dilema "entre la furia verde y los precios".

En un alarde de responsabilidad y ante la imparable subida de las tarifas de la electricidad la Comisión ha propuesto que las inversiones en energía nuclear y gas natural se consideren sostenibles en la transición ecológica, es decir, dar la calificación de "inversión verde a los proyectos que sustituyan al carbón y emitan hasta 270 gramos de CO2 por kw/h.

Una medida a la que se opone activamente el Gobierno de Sánchez en España que, una vez más se empeña en ir contracorriente y que ni sabe ni se atreve a plantear las soluciones a largo plazo y duraderas para garantizar la sostenibilidad del sistema eléctrico y racionalizar el tránsito hacia esa transición ecológica que todos defendemos, pero garantizando siempre un coste asumible y razonable que no condene a la pobreza energética a las clases trabajadores y más desfavorecidas de la sociedad.

Soluciones que deberían tener como ejes fundamentales una reforma fiscal que libere a los consumidores de todos los impuestos que son ajenos a la generación y distribución de la electricidad, por un lado; y por otro un Plan Energético Nacional, serio, realista y basado no en decisiones políticas sino en los recursos, capacidades y necesidades del país con el menor impacto posible sobre el bolsillo de los ciudadanos. Plan Energético que pasa ineludiblemente por acabar con esa demonización hipócrita de la energía nuclear, porque mientras aquí se prescinde de las nucleares seguimos comprando electricidad a Francia que procede de centrales nucleares, algunas de las cuales están a menos de 100 kilómetros de las fronteras españolas.

Francia tiene 80 centrales nucleares con un precio de la electricidad en torno a 40 euros más barato que el que pagamos en España donde sólo hay siete y en proceso de desmantelamiento. Pero no es sólo el país vecino. El Reino Unido dispone hoy de 16 nucleares activas y ha iniciado la construcción de otras seis nuevas. Y China con 16 nucleares activas y 27 inactivas está elaborando un programa de impulso a la energía nuclear como herramienta clave para reducir sus emisiones de CO2.

Porque la energía nuclear es limpia, barata y las centrales nucleares se encuentran entre las instalaciones más seguras del mundo desde el punto de vista tecnológico y físico. Disponen de tres niveles de seguridad que abarcan desde el diseño de la instalación hasta los procedimientos de funcionamiento y el entrenamiento del personal de operación. De los primeros trabajos realizados para calcular la probabilidad de los accidentes de gran magnitud, que se resumen en el informe WASH-1250, se deduce que la probabilidad de un accidente catastrófico en una central nuclear es sólo del orden de 1 en 1.000.000.000 por año de funcionamiento, muy inferior, por ejemplo, al riesgo en la aviación. Y en el caso concreto de España nunca ha habido un suceso clasificado como accidente según la escala INES (International Nuclear Event Scale).

Y no se trata de potenciar la construcción de nuevas nucleares sino de prolongar la vida de las ya existentes, ya amortizadas, y de aliviar en parte la sobrecarga fiscal que en nuestro país pagan estas instalaciones. El último informe realizado por Energía y Sociedad resalta que nuestro parque nuclear ha funcionado en 2020 con flujos de caja negativos, es decir que el precio al que venden la energía no ha sido suficiente para cubrir todos los costes. La?presión fiscal sobre las centrales nucleares, incluida la tasa a la empresa nacional de residuos, Enresa, ha subido un 430% desde 2008, con el añadido de que durante 2020 se ha incrementado con nuevos impuestos y cargas y con la subida de un 19% en la tarifa?para financiar Enresa.

Parar las centrales nucleares en España, como puede derivarse del recorte a la retribución del CO2 no emitido pondría en riesgo el 23% de la producción eléctrica, decisión que no saldrá gratis y encarecerá aún más el recibo de la luz.?El que quiera oír que oiga y el que quiera entender entienda.

comentarios12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

-
A Favor
En Contra

¿ Cuantos años son seguras las CCNN ? ¿ Quien revisa el mantenimiento de las CCNN en España ? ¿ Quien paga a los miembros del CSN ? Mantener CCNN en funcionamiento despues de 30 años y con el mantenimiento minimo que tienen, porque lo primero son los beneficios, no es de recibo. Cierre de estas chatarrerías con tecnología de los años 70.

Puntuación -12
#1
A Favor
En Contra

Lo que tenemos que estar atentos es a las centrales de sales de torio que si bien también son nucleares no necesitan utilizar agua y sería un balón de oxigeno para todo el mundo.

Puntuación 7
#2
Julio
A Favor
En Contra

Articulo tendencioso y oportunista para hacer la puyita al gobierno. Lo peor es la falta de conocimiento del sector nuclear y sus costes reales ni los yacimientos de uranio restantes en el planeta.

Puntuación -10
#3
Javier
A Favor
En Contra

Perdonen, señores, pero por muy de opinión que sea un artículo, no puede dar datos erróneos. España tiene un plan estratégico energético serio, a largi plazo, y similar a estados como Alemania o California. La energía eléctrica neta que importa España no llega a un 4% de la generada desde el 2017, y en los años precedentes a este, fue exportadora neta. Tiene los datos en REE. Francia tiene el sector eléctrico nacionalizado, por eso puede construir nucleares sin que sean rentables economicamente, y tiene otras razones para hacerlo, como servir de escaparate su tecnología o aprovechar sinergias con su programa militar. Aún así, tiene previsto reducir su mix de un 70% nuclear a un 50%; esto se puede saber porque en este país se presentan construcciones y cierres por arrêté. El dato del precio del MWh, no sé de donde sale, pero me temo que no es reciente, ya que todos los meses han estado muy cercanos, e incluso en noviembre y diciembre ha sido superior en Francia. De cualquier manera, no hago nada ahorrando algo en la factura de la luz si gasto mucho más en impuestos necesarios para que una central nuclear salga rentable. La realidad es la que es: las renovables son baratas, rentables y actualmente las paga el capital privado. Sobre su probabilidad de accidente, pues sí, sobre el papel es muy baja, pero la evidencia es que en 70 años de la industria han ocurrido tres accidentes de estos; es evidente que el cálculo no está bien hecho. La subida de la cuota de ENRESA viene de que la experiencia de desmantelar Zorita, que era una central prácticamente por tamaño, "de juguete", ha arrojado costes mucho más elevados que lo que se creía. Por último, las nucleares no son baratas, sino muy caras, requieren gran participación de dinero público, y sólo se instalan en aquellos países con un sector fuertemente nacionalizado.

Puntuación -3
#4
Javier
A Favor
En Contra

Perdonen, señores, pero por muy de opinión que sea un artículo, no puede dar datos erróneos. España tiene un plan estratégico energético serio, a largi plazo, y similar a estados como Alemania o California. La energía eléctrica neta que importa España no llega a un 4% de la generada desde el 2017, y en los años precedentes a este, fue exportadora neta. Tiene los datos en REE. Francia tiene el sector eléctrico nacionalizado, por eso puede construir nucleares sin que sean rentables economicamente, y tiene otras razones para hacerlo, como servir de escaparate su tecnología o aprovechar sinergias con su programa militar. Aún así, tiene previsto reducir su mix de un 70% nuclear a un 50%; esto se puede saber porque en este país se presentan construcciones y cierres por arrêté. El dato del precio del MWh, no sé de donde sale, pero me temo que no es reciente, ya que todos los meses han estado muy cercanos, e incluso en noviembre y diciembre ha sido superior en Francia. De cualquier manera, no hago nada ahorrando algo en la factura de la luz si gasto mucho más en impuestos necesarios para que una central nuclear salga rentable. De los "sólo siete" reactores nucleares españoles, ninguno está en desmantelamiento; los siete están operativos, y le hacen ser a España el tercer país con mayor producción nuclear de la UE. El aumento sobre la tasa de ENRESA, viene motivado porque sencillamente el desmantelamiento de Vandellos y Zorita ya está dando pistas del enorme costo que tendrá desmantelar las actuales. Sobre su probabilidad de accidente, pues sí, sobre el papel es muy baja, pero la evidencia es que en 70 años de la industria han ocurrido tres accidentes de estos; es evidente que el cálculo no está bien hecho. La realidad es la que es: las renovables son baratas, rentables y actualmente las paga el capital privado; las nucleares en cambio no son baratas, sino muy caras, requieren gran participación de dinero público, y sólo se instalan en aquellos países con un sector fuertemente nacionalizado.

Puntuación -4
#5
Usuario validado en Google+
esteban garci
A Favor
En Contra

Vaya panfleto! Javier ha respondido muy oportunamente. Recomiendo leer su comentario. Sólo añadir que España es el país con más potencial renovable de la UE. Y que considerar verdes a la nuclear y al gas implicará menos recursos para nosotros, recursos que podrían ir a almacenamiento, como centrales de bombeo, termosolares u otras (qué nos darían la tan ansiada independencia energética), porque las renovables no necesitan ya subvenciones, son rentables, al contrario que la nuclear. Sorprende ver cómo “liberales” varios defienden una tecnología que necesita de ayudas públicas. Es un sinsentido provocado sólo por cabezoneria ideológica, sólo por ir en contra del gobierno y de los ecologistas

Puntuación -2
#6
Derry
A Favor
En Contra

Se permiten opinar de energía nuclear gentes de letras o individuos que lo más cercano que han estado de una facultad de física nuclear es en los botellones de la Complutense. Así nos va. ¿Cuántas personas mueren cada año por el CO2 que emiten las centrales de ciclo combinado?, ¿Cuál es el coste beneficio de una central nuclear?, ¿Cuántas centrales nucleares SEGURAS se podrían haber construido con las DISPARATADAS primas a la energías renovables?, ¿Cuántos politicuchos socialistas se han enriquecido con las autorización a dedo de parques solares y eólicos?, ¿son idiotas los franceses, los ingleses y los chinos que apuestan por seguir instalando centrales nucleares?. Lo que hay es demasiada ignorancia, demagogia, intereses políticos e idiotas a los que engañar.

Puntuación 3
#7
Usuario validado en Google+
Erik L.N.
A Favor
En Contra

Las centrales nucleares SI

contaminan y si hay oportunistas comerciales que las venden como la energía ecológica que intentan vender y ciertos políticos selo "creen" , eso ya es una historia de corrupción.

Véase chernobil, fukushima y PEOR aún....los residuos radioactivos altamente tóxico que se lo mandamos a nuestros futurosdurante 10.000 años.

Puntuación 2
#8
Usuario validado en Google+
Julián Monroy
A Favor
En Contra

Según su opinión Sr Javier, Francia o RU con tanta nuclear deben tener el precio de la electricidad casi regalada..... pues a poco que consultes (son datos públicos, con una simple búsqueda en google puedes consultar el precio de cada día en distintos países de Europa).... y resulta que en diciembre tanto Francia como RU han tenido la energía bastante más cara.... algún día, como el 22 de diciembre, hasta un 50% más cara que aquí... que ya es decir!

Puntuación 1
#9
yomismo
A Favor
En Contra

Articulo escrito por Homer Simpson, mientras se comia un donuts y veia la tele en su trabajo en la central nuclear, y patrocinado por el señor Burns

Puntuación 2
#10
Hereje
A Favor
En Contra

La verdad es que por más que les pese al los pronucleares es un debate ya superado, da vergüenza ajena ver como algunos irreductibles se inventan argumentos de lo más peregrinos para intentar resucitar un muerto que ya huele hace tiempo y que tiene un montón de clavos en el ataúd.

Y me refiero siempre a la energía nuclear que conocemos, no a futuras energías que llevan prometiendo hace décadas y que nunca acaban de cuajar.

Puntuación 0
#11
Usuario validado en Google+
Buran01
A Favor
En Contra

El problema con la energía nuclear no es un debate sobre su seguridad, sino económico: son inviables.

Francia es a menudo puesta como adalid de la producción eléctrica nuclear; es el país con mayor cuota de energía eléctrica producida en centrales nucleares (llegó a rondar el 80%, hoy en torno al 72% y bajando). ¿Por qué fue así y cómo le ha ido? Empezando por el final: les ha ido fatal. La tercera empresa francesa de gestión de nucleares quebró en 2012; la segunda, Areva, fue adquirida al borde de la quiebra en 2017 por EDF, la mayor eléctrica nuclear del mundo, que a su vez está absolutamente en números rojos (deudas a medio y largo plazo de más de 23.000 millones de € y 70.000 millones de € respectivamente).

Eran las más grandes del sector a nivel mundial (un sector en fase de derribo, en casi todo el mundo), y el absoluto monopolio en Francia, y han sido incapaces de ser rentables, ¿por qué? Pues porque la energía nuclear no ha sido rentable NUNCA. Tras la Segunda Guerra Mundial las potencias emergentes consideraron que disponer de armas atómicas era crucial en el equilibrio de poder, y buscaron la forma más rápida y económica de dotarse de ellas. El combustible empleado en las armas nucleares (básicamente uranio o plutonio) es el mismo empleado en las centrales nucleares civiles con reactores de tipo II, la única diferencia estriba en el grado de refinamiento (muy bajo en los módulos de u n reactor, pero muy elevado en una carga subcrítica de grado militar). El proceso de centrifugación es el mismo, por lo que una vez dispones de la tecnología para hacer combustible para centrales crear material fisible para bombas es ya viable, sólo requiere más tiempo. El proceso tiene un coste elevadísimo, por lo que crear centrales civiles ayuda a repartir el mismo. Las centrales nucleares comenzaron a proliferar para repartir ese coste. A los gobiernos no les importó los onerosos costes porque buscaban disponer de "nukes" a toda costa, y construir centrales permitía "socializar" el gasto. Además, los reactores tipo II resultaron fácilmente escalables para poder adaptarlos e incorporarlos en la propulsión de submarinos estratégicos y otros buques de superficie, y las plantas civiles proporcionaban los ingenieros y el conocimiento para mantener operativos esos submarinos, portaaeronaves, destructores, etc.

Sin embargo, en los 70, cuando el arsenal atómico excedió las 72.000 cabezas de guerra, los costes de mantenimiento tanto de dichas armas como de las centrales se había disparado, y ante el exceso de las mismas y la imposibilidad de equilibrar la sangría de gastos que suponían los gobiernos de los dos bloques principales iniciaron tratados conducentes a reducir esos arsenales. Con ello se dio la puntilla a la política de sufragar nuevas plantas: ya no eran necesarias.

En los 80 y 90, accidentes como los acaecidos en Three Mile Island y Chernobil forzaron adoptar nuevas regulaciones de seguridad que dispararon los ya elevadísimos costes operativos de las centrales, a lo que se sumó que el inicio de desmantelamiento de las más antiguas revelaba cuán oneroso resultaba su proceso (mas el aún irresuelto problema de la gestión permanente de los residuos). En los 2000, con el continuo descenso de los costes de las tecnologías de energías renovables y el gas tanto las centrales térmicas basadas en carbón como las nucleares se volvieron económicamente insostenibles.

Francia, cuyo grueso de reactores fueron construidos en los 60 y 70 mientras desarrollaba su arsenal nuclear tiene ahora la mayor parte de sus centrales entrando en una fase de retiro, que le resulta inabordable por los inasumibles costes de retirar simultáneamente docenas de ellos: no tiene dinero para hacerlo, ni mucho menos para construir otros nuevos, y prorrogar el uso de los mismos más allá de su período vital para el que fueron diseñados va a tener unos costes terroríficos: a la postre, es el motivo por el que Areva entró en quiebra y EDF se encuentra en una fase similar. Para intentar sobrevivir, las empresas nucleares civiles como EDF, o la Japonesa y la China han tratado de exportar sus tecnologías a otros países, soñando con hacer reactores más baratos, seguros y rentables, pero hasta ahora sus fútiles intentos en ejemplos como Flamanville y Hinkley Point C no sólo han descarrilado en fechas (retrasándose hasta exceder los 15 años de período de construcción) sino que han multiplicado x4 el presupuesto originalmente asignado a los mismos.

Los inversores privados, sabedores de la IMPOSIBILIDAD de competir en precios con las centrales eólicas y fotovoltaicas, han huido como locos de la industria nuclear (por ello en EE.UU. las grandes compañías la están abandonando), e incluso magnates como Bill Gates (una de las fortunas más acaudaladas del mundo) a pesar de ser abiertamente pro nuclear NO ha destinado NI UN CÉNTIMO de su fortuna personal a la construcción de nuevos reactores (prefiriendo en su lugar hacer lobby sobre el sector público para que los nuevos proyectos los financiemos los ciudadanos). Gates sabe que las centrales nucleares son sumideros de dinero: funcionan quemando dinero del contribuyente; nunca han sido rentables y sólo han existido porque unos pocos países necesitaban armas atómicas. Cuando sus gobiernos dejaron de necesitarlas esas empresas exportaron su tecnología a terceros países en pos de una rentabilidad que NO LLEGÓ NUNCA, y aquí estamos pagando entre todos el coste de mantener centrales nucleares que no son competitivas.

Ahora Francia tiene la desfachatez de querer pagar el hoyo (la sima) económica de EDF con fondos europeos construyendo nuevos reactores (que obviamente serán nuevo objeto de pérdidas), el coste de tener todos los huevos en la misma cesta y acabar la misma estrellada en el suelo. Sepan ustedes que Francia construyó todos esos reactores para poder tener sus armas nucleares: pues que las disfruten. Pero no me vengan con la coña de que lo que España necesita es que el Gobierno tiene que poner ha hacer nuevas centrales o sostener las que están arruinándose (igual que las de carbón) cuando está más que claro que sin subvenciones estarían quebradas.

Puntuación 0
#12