Opinión

Bancos: prudencia aún necesaria

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos

Las llamadas a la cautela de los reguladores financieros europeos han sido decisivas para que las turbulencias provocadas por el Covid en ningún momento provocaran una crisis bancaria como la vivida entre 2008 y 2013.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, afianzó aún más tan acertada estrategia en el IV Foro de Banca celebrado por elEconomista. De Cos reclamó a las entidades dotaciones adicionales de capital ante la "fragilidad crediticia" que aún se detecta en empresas y familias. Los acontecimientos avalan al supervisor, ahora que resurgen las restricciones al movimiento a escala global, debido a la variante ómicron del Covid, mientras en España el avance del PIB queda por debajo de lo esperado ya desde el segundo trimestre. Pero es, sin duda, la alta inflación la amenaza más inminente. Es lógico que el gobernador avise del "grado de resistencia superior al esperado" que presentan los elevados precios. No sólo influye el nivel récord ya alcanzado por el IPC (5,6% según el dato provisional de este mes). Como señala De Cos, la dependencia exterior de las empresas españolas en sus suministros básicos mantendrá los precios industriales en máximos, mientras ya se dejan sentir los efectos de segunda ronda, que alimentan aún más la inflación, con las alzas salariales y de pensiones indexadas al IPC. En un escenario tan complejo, a medida que se acercan los vencimientos de las refinanciaciones y de los créditos ICO, es aún posible el aluvión de impagos hasta ahora evitado.

Hernández de Cos reafirma en el 'IV Foro de Banca' de 'elEconomista' la necesidad de mayores provisiones en las entidades

Por ello, sólo puede celebrarse que los representantes de la gran banca española se mostraran en el Foro de elEconomista plenamente conscientes de los retos y dispuestos a seguir las directrices del Banco de España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin