Opinión

Sigue la debacle de las ventas de coches

La industria del automóvil española está aún lejos de ver la luz al final del túnel.

El dato de matriculaciones al cierre del mes pasado muestra un aumento del 128% respecto a marzo de 2020 y una caída acumulada interanual de solo el 15% en el primer trimestre.

Vuelve así a evidenciarse que toda referencia al año del Gran Confinamiento es incapaz de reflejar la realidad de un sector tan importante para la economía española. Las comparativas deben establecerse con 2019 y, desde esta óptica, se descubre una caída de las ventas del 30% sólo en marzo. La demanda de automóviles continúa así en niveles inusualmente bajos, respecto a los que ya registran otros mercados europeos. Es obvio que, en nuestro país, no sólo influye la anemia del consumo. La subida del impuesto de matriculación, cuya tasa se ha doblado en un año, continúa minando al sector.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin