Opinión

La semana loca

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos

Con el país sumido en una calamidad sanitaria y en una crisis económica (centenares de muertos diarios y millones de españoles en paro), hemos sabido que a lo que de verdad dedican su tiempo algunos sanchistas es a trastear, porque gestionar los verdaderos problemas de la gente es demasiado difícil. Para qué ocuparse solo de frenar la pandemia y mejorar la economía si podemos dedicarnos a la confabulación con un partido -Ciudadanos- al cual siempre han despreciado.

Moncloa, con su pandilla juvenil, se unió a Inés Arrimadas con la intención ya demostrada de sacar de los gobiernos regionales de Murcia y de Madrid al PP. Uno se pregunta, con Vicente Vallés, ¿a qué españoles intentaba atraer Arrimadas con la descalabrada operación murciana? Toni Roldán, exdirigente del partido, escribía esta semana en El País que Ciudadanos "podía seguir tratando de contentar a los votantes de un lado del tablero que probablemente ya no iban a volver a votarlo u optar por volver a presentarse como un partido de centro".

Ciudadanos nació en Cataluña para llenar un vacío político creado con el Gobierno tripartito presidido por Maragall, no había en el ámbito político catalán ningún partido no nacionalista, a excepción del PP, algo muy extraño. Había, entonces, un hueco por cubrir: los catalanes no nacionalistas que no querían votar al PP no tenían a quién votar hasta que llegó Ciudadanos.

Como ha escrito el profesor Francesc de Carreras, "en el Parlamento autonómico se empezó a hablar con naturalidad en catalán y castellano. Desde el nacionalismo, esta ruptura de la transversalidad catalanista fue vista como un gran peligro. Inmediatamente se los tachó de fachas y hasta de falangistas: a Albert Rivera se le llamó Primo de Rivera. Primero con lentitud y dificultades, después en rápido ascenso, de estos 3 diputados se pasó a 36 en 2017. Ciudadanos pasó a ser un gran partido en Cataluña, superando claramente a los socialistas".

En 2016 Rivera acordó un programa con el PSOE de Sánchez, pero no obtuvo los suficientes votos parlamentarios para formar Gobierno. En las siguientes elecciones sumando sus votos a los del PSOE hubieran podido formar Gobierno con el apoyo de una amplia mayoría, 180 escaños, y se dejó pasar la ocasión. Un tremendo error.

A los pocos meses, ya en las siguientes elecciones, los diputados de Ciudadanos pasaron de 57 a 10. Rivera dimitió tras el fracaso y le sucedió Inés Arrimadas.

Pero el fracaso actual de Murcia y de Madrid tiene un primer impulso que viene de Moncloa, posiblemente dentro de una estrategia que consistiría en apoyarse en Ciudadanos para arrinconar al PP y luego romper con Podemos y convocar elecciones.

Aunque, como ha señalado Javier Marías,

"Si quieren que se les vote en la próxima, lo mínimo es que expliquen de una vez qué pasó entre las penúltimas y las últimas elecciones, para que el causante de insomnios se convirtiese de pronto en el ángel susurrante del insomne. Sólo de Sánchez, porque al resto nos cuesta conciliar el sueño".

En fin, que Sánchez y sus palmeros se han lucido y ahora seguirán conchabados con todos los partidos anti Constitución y antiespañoles. Y si las encuestas aciertan, diremos adiós a un chisgarabís llamado Ignacio Aguado.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Nicaso
A Favor
En Contra

Si hace 40 años el panorama político fuera el hoy presente la democracia española estaría bien enterrada. Nunca he visto una clase política de tan bajo nivel ni tan poco interesada por lo español. Cuando voté SI a esta constitución nunca pensé que España se dividiría en 17 estados de taifas, algunas con sus idiomas propios y una insolidaridad manifiesta. Un manifiesto ataque continuado al espíritu de la constitución es lo que está presente en parte de la política española. No sé si será necesario una nueva costitución pero si la hay que la cosan bien y no dejen puntos sueltos ni hilvanados para que nadie se lleve a engaño.

Voté SI pero no a esto.

Puntuación 18
#1
Herminio Ballesteros
A Favor
En Contra

Estima D. Joaquiín, gracias por la claridad de ideas y en centrar el tema en el VERDADERO culpable de esta desastrosa semana: Pedro Sánchez. También el mayor beneficiado a Largo Plazo. Los ¿mejores periodistas? de todos los periódicos de España, sólo hablan de Ciudadanos y de Arrimadas, pero esconden la responsabilidad de ¿tu? PSOE. Los beneficiados DIRECTOS serán: Iglesias logrará que SU -de él, de su propiedad privada- PARTIDO llamado Podemos, no se Hunda en la MISERIA; también Ayuso que logrará un triunfo en Madrid. Los Perdedores a medio plazo serán Ciudadanos -ya lo ha conseguido en Murcia- y el dirigente del PP llamado Casado. Sólo repetirte Gracias, Muchas Gracias.

Puntuación 12
#2
FELIX
A Favor
En Contra

Resumiendo: Lo que de verdad importa a la clase política no son los problemas cotidianos de España sino el reparto de PODER, a costa de cualquier maniobra por muy inmoral que resulte, con tal de mantenerse en la cumbre.

Nada ha cambiado con los siglos, me recuerda a la época feudal cuando el rey y los señores dueños de vidas y haciendas, se repartían favores y alianzas, siempre de espaldas al pueblo, que era quien pagaba los acuerdos, hasta con su propia vida, y gratis.

Puntuación 6
#3
forrest gump
A Favor
En Contra

Un detalle que pasa por alto D. Joaquín Leguina es la "ECONOMÍA" no deja de resultar curioso que la lucha sea por dos regiones con muy buena economía en este momento. Aunque por tamaño de Murcia no es muy grande su economía es muy solida

Puntuación 4
#4
Jose
A Favor
En Contra

#1, Es incluso peor: León pide ser ya una comunidad autonoma mas, asi que el numero de Taifas solo puede aumentar (Bierzo, Almería?). Los asturianos aprobando el bable como lengua oficial, y los aragoneses la fabla, asi que el andaluz y el murciano son solo cuestion de tiempo...

Puntuación 6
#5