Opinión

El reñidero catalán

Sea el que sea, el próximo Govern tiene un difícil reto por delante: sacar a Cataluña de la ruina económica

La situación económica y social que ha traído consigo el separatismo en Cataluña no necesita muchos matices: división, enfrentamiento y ruina económica que la pandemia no ha hecho sino acentuar. En estas penosas condiciones se han convocado elecciones autonómicas para el próximo domingo.

Según el CIS, el pensamiento ideológico de fondo de los catalanes ha variado bastante desde las elecciones de 2017. Así, el interés por participar en las elecciones ha pasado de estar muy o bastante interesado del 77,6% al 41,5%. Mientras que los poco o nada interesados han crecido notablemente: del 21,9% al 58,2%.

En cuanto a las preferencias por el modelo de Estado, "menos autonomía o con la autonomía actual" lo preferían en 2017 el 23,4% y hoy lo prefieren el 36,0%. Y que "se reconozca el derecho a la independencia" ha pasado del 44% al 37,3%.

Respecto al sentimiento de pertenencia, el "sentirse sólo catalán" que declaraba en 2017 el 47,0%, hoy lo declara el 37,4%, mientras que "sólo español o tan español como catalán" dice sentirse hoy el 62,5%, mientras que en 2017 se sentía así el 50,7%.

Cambios significativos que no se traducen en votos respecto a los dos bloquea (independentistas versus no independentistas), pero parece que sí se van a producir cambios. Por ejemplo, según todos los sondeos, Ciudadanos va a perder la mayor parte de los votos que le hicieron ganar las elecciones en 2017, a la vez que el PSC recuperará una parte de lo que venía perdiendo desde hace muchos años. Por otro lado, el reparto territorial de escaños favorece claramente a los "indepes", que tienen su manantial donde lo tenía el carlismo (Gerona y Lérida).

Los sondeos estrictamente electorales muestran un triple empate. El PSC ronda el 22% de los votos, pegado a ERC (20-21%) y Junts (20%). Lo que sí cambia son las tendencias: Junts sigue recortando distancia a ERC y el PSC parece aplanarse. Esos movimientos serán una clave de aquí al final, pero las principales van a ser los indecisos y la abstención.

Por otro lado, como ha explicado Kiko Llaneras,

"Un 37% de los catalanes no declara un voto decidido. El 12% sabe que no votará –en 2017 era sólo el 2%- y casi la mitad no está seguro. La abstención declarada es mayor que en las elecciones gallegas (4%) y vascas (8%) que se celebraron en julio, ya en pandemia. En esos comicios la participación rondó el 50% y bajó cuatro puntos en Galicia y nueve en Euskadi respecto a 2016".

La fidelidad del voto parece dirigida a los enemigos de la Constitución. En efecto, y siempre según las encuestas, las personas con intención de votar por Junts son las que se declaran más seguras de ir a las urnas: un 73% de los que le apoyaron en 2017 dice que irán seguro, por delante de los de la CUP (71%), ERC (65%), PSC (58%) y Ciudadanos (55%).

Según el CIS catalán, los dilemas más frecuentes son entre Junts y ERC, y entre esta última y otro partido de izquierdas.

Pero volviendo al principio, la suma de ERC, Junts, PDeCAT y CUP rondaba el 49% de votos en diciembre, y desde entonces ha retrocedido al 47%, casi la misma cifra que sumaron en 2017.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Facior
A Favor
En Contra

En cierta ocasión pregunté a un aficionado al fútbol.

-- ¿De qué equipo eres?

-- Del Barça..

-- Imagínate que todos los jugadores del Barça pasaran a juzgar al Madrid y todos los del Madrid al Barça..¿Continuarías siendo del Barça?

-- Naturalmente que si. Toda la vida del Barça.

Esto me hizo comprender que, como en los robots, la mayoría de seres humanos piensan a través de etiquetas y no de las propiedades que definen los conceptos. Es como si colocándole la etiqueta "oro" a un pedazo de latón te lo aceptaran y pagaran como oro. Mientras la mayoría pueda programarse con etiquetas, estamos condenados a sufrir la irracionalidad de la mayoría.

Puntuación 10
#1
Herminio Ballesteros
A Favor
En Contra

Debo discrepar de tu referncia histórica, cuando señalas: "... los "indepes", que tienen su manantial donde lo tenía el carlismo (Gerona y Lérida)". Te recuerdo, que el Golpe de Estado de Primo de Rivera se dio desde Cataluña, cuando era Capitán General de Cataluña, y que toda la DERECHONA catalana, -como hoy sus HEREDEROS-, le despidió en la estación de Barcelona, cuando iba al subir al poder. " ...4000 elegantemente vestidos encabezados por el alcalde marqués de ALELLA y el presidente de la Mancomunidad Puig y Cadafalch .." -dixit Paul Preston-: también la burguesía catalana ha manejado los poderes DICTATORIALES para su beneficio. Gracias.

Puntuación 6
#2