Opinión

Una recuperación aún amenazada

La OCDE prevé más dificultades en la recuperación de España

Los últimos pronósticos de la OCDE dibujan un difícil horizonte para la economía española. Lo decisivo para este diagnóstico no son las previsiones que el club de los países desarrollados le achaca en 2020.

Esos cálculos son totalmente previsibles ya que coinciden con los propios del FMI y la Comisión Europea a la hora de atribuir a nuestro país este año la recesión más honda de las economías occidentales (con un retroceso del PIB del 11,6%). Más preocupante es el modo en que la OCDE confirma los problemas que se seguirán planteando en el próximo ejercicio. En primer lugar, resulta muy significativo que el crecimiento que espera para ese periodo sea sólo de un 5%, justo la mitad del avance que el Gobierno augura para 2021, contando con los efectos de las ayudas europeas. Además, junto a tan decepcionante reactivación debe subrayarse el pesimismo de la OCDE muestra sobre la situación específica de las empresas españolas. Al igual que el FMI hace pocas semanas, augura que la segunda oleada de la epidemia aboca a problemas de liquidez al 40% de las firmas, incluyendo muchas que hasta ahora podían considerarse plenamente solventes. Es una situación crítica que también ha hecho saltar las alarmas en el Banco de España, cuyos expertos ya ven al 10% del tejido empresarial en situación de próximo cierre. Ante la unanimidad de estos pronósticos, conviene moderar el optimismo que provocan la inminente llegada de la vacuna anti-Covid, ya que se prevé que el fármaco de Pfizer obtenga la autorización en Europa el próximo día 29.

La OCDE muestra su pesimismo sobre el avance del PIB español en 2021, al prever un crecimiento de sólo un 5%

El efecto económico de las nuevas restricciones que España ya tuvo que imponer se dejará sentir aún en 2021 y arroja incertidumbres sobre la recuperación.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin