Opinión

La nula ejemplaridad de Iglesias y Podemos

  • Es el partido cuyo uso de las subvenciones electorales es más irregular
  • La formación no puede erigirse en referente ético de uso del dinero público
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto al exsecretario de Organización, Pablo Echenique.

Los gastos electorales para los comicios de abril de 2019 estuvieron plagados de irregularidades en el caso de casi todos los partidos, según el Tribunal de Cuentas.

Pero Podemos tiene el lamentable honor de sumar la mayor cantidad de deficiencias. El Tribunal cuestiona su uso de 425.000 euros en subvenciones. No solo son partidas injustificadas; más grave resulta que casi 300.000 euros se destinaran, directamente, a fines sin relación con la campaña.

Es preocupante que Podemos sufragara con ellos lo que, según todos los indicios, son inversiones y gastos que solo conciernen a intereses de la formación. El partido pierde así toda credibilidad cuando exige a sus rivales políticos, y a las instituciones, el máximo rigor en el empleo del dinero público.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin