Opinión

¡Dios salve al Rey!

Don Juan Carlos I, Rey Emérito

Resulta paradójico que este Gobierno y los partidos de la coalición socialcomunista, que tanto se esfuerzan en recuperar la memoria histórica de hace más de 80 años, se olviden y se esfuercen en borrar la memoria más reciente de una Transición que con el esfuerzo y la generosidad de todos recuperó para España los valores de la reconciliación, la libertad, la democracia, el Estado de Derecho y la modernidad.

Una TRANSICIÓN, así con mayúsculas, protagonizada por hombres de todas la ideologías y tendencias como Adolfo Suárez, Felipe González, Manuel Fraga, Santiago Carrillo, Miquel Roca, Fernando Abril, Gutiérrez Mellado, Alfonso Guerra…, y tantos otros liderados por una persona, el Rey Juan Carlos I, y una institución, la Monarquía, a las que hoy desde partidos y personas que ocupan alta responsabilidades de Gobierno quieren desprestigiar para tapar sus propias cloacas de corrupción y podredumbre.

Al Rey Emérito se le niega la presunción de inocencia por las acusaciones de un comisario en prisión y una amante despechada, mientras Iglesias y Podemos tienen hasta cuatro causas pendientes en los Tribunales

Vaya por delante que si el Rey Emérito ha cometido algún tipo de actividad ilícita o de infracción, debe asumir sus responsabilidades personales y legales en cumplimiento de ese principio de igualdad ante la Ley que consagra la Constitución que él mismo promovió y juró respetar y defender. Pero que sepamos, hasta hoy ni D. Juan Carlos I ha sido imputado por ninguna instancia judicial.

Sin embargo, desde esos partidos y determinados miembros del Gobierno, con la colaboración inestimable de algunos medios de comunicación serviles, están promoviendo un linchamiento público de D. Juan Carlos, obviando la presunción de inocencia que también consagra la Constitución, y dando credibilidad a las palabras y acusaciones de una amante despechada, Corinna Larsen, y de un comisario, Villarejo, en prisión y acusado de delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales. El mismo al que Pablo Iglesias denunciaba como el máximo responsable de lo que él denominaba "cloacas del Estado".

Desde partidos y algunos miembros del Gobierno se recurre al acoso y derribo de la Monarquía para tapar sus propias cloacas, desprestigiar las instituciones democráticas y destruir el sistema de libertades del 78

Un Pablo Iglesias y su partido, Unidas Podemos, que ellos sí, tienen ahora pendientes hasta cuatro causas judiciales que puedan dar con sus huesos en el banquillo de los acusados por delitos como el supuesto robo y posterior destrucción de la tarjeta de Dina Bousselham; malversación en las campañas electorales, desvío de fondos y cobro de sobresueldos; denuncia falsa de acoso sexual al exabogado que destapó la corrupción interna; y "pucherazo y amaño" de las primarias en La Rioja.

Estas es la realidad de un partido que utiliza la táctica del acoso y derribo de la Monarquía para desviar la atención de sus miserias y para avanzar en sus verdaderas intenciones que no son otras que destruir el régimen democrático y de libertades que instauró el sistema del 78 y que ellos quieren sustituir por una dictadura bananera al estilo de Maduro en Venezuela.

Quien esto escribe vivió la intentona de Golpe de Estado del 23-F en el Congreso, tuvo un arma de fuego apuntando a su cabeza durante unos minutos interminables, sintió que la locura y el odio de unos pocos podían dar al traste con la democracia que entre todos construíamos y reafirmó su respeto, admiración y agradecimiento a la figura de D. Juan Carlos, cuando paró el pronunciamiento de Tejero y salvó las libertades. Esa es la memoria histórica que había que recuperar y enseñar e inculcar a los españoles, y en especial a esos jóvenes, que no saben valorar esa libertad que otros les hemos conquistado, que ignoran que estuvimos a punto de perderla y que, consciente o inconscientemente, pueden estar contribuyendo a demoler.

Y, un apunte colateral. Extraña también la tibieza del PP de Casado en reivindicar el apoyo a la persona del Rey y de la Monarquía cuando, como el expresidente Felipe González, deberían estar liderando el bloque constitucionalista en defensa de las instituciones, de las libertades, del Estado de Derecho la unidad de España y de un legado histórico "que no pueden borrar estas circunstancias". ¿Estamos otra vez ante ese complejo secular de la derecha que les impide dar la talla?

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Vicente
A Favor
En Contra

En España, el rey no manda. No maneja dinero público. Todo ello hace que no pueda jamás ser sospechoso de corrupción a costa de nuestros impuestos. El problema que tenemos no es de dicotomía monarquía-república. El problema que tenemos es de democracia fingida o real. De independencia del poder judicial. De separación de poder ejecutivo y legislativo. De no llamar fiscal general a un abogado defensor del gobierno nombrado por el mismo gobierno.

Si de verdad Sánchez fuera un demócrata, su lucha sería para que el fiscal general no lo nombrar el gobierno. Para que no hubiera 10.000 aforados. Para que los dirigentes sindicales cobraran de sus afiliados y no del erario público como en los sindicatos verticales del franquismo. Para que se separara de una vez el poder ejecutivo del legislativo. Para que los jueces no tuvieran nada que ver con los políticos de turno. No hace nada de esto, porque en realidad no es más que un ejemplar de dictador de república bananera, que no conoce más material político que la administración de odios, y filias.

Puntuación 15
#1
Raul
A Favor
En Contra

Un artículo que comienza con "coalición socialcomunista" es deplorable y su autor despreciable. Ahora me lo censuras.

Puntuación -10
#2
Luis
A Favor
En Contra

No se puede tapar el sol con un dedo y las corruptelas del emérito son de tamaño sideral. Mucho daño le han hecho los borbones a este páis mientras que los serviles medios de comunicación les tapan todas las vergüenzas. Por cierto ¿Van a desclasificar ya los papeles del 23F o vamos a tener que seguir esperando otros 100 años a saber lo que realmente pasó?

Puntuación -2
#3
Vicente
A Favor
En Contra

A Luis:

Esas corruptelas que denuncias de los Borbones las puedes denunciar gracias a Juan Carlos que desde el primer momento quiso que se implantara una democracia al estilo europeo. Fueron los padres de la Constitución, con todos los partidos más importantes a sus espaldas, quienes realizaron la madre de todas las corrupciones: Los aforamientos infinitos, el fiscal general al servicio del gobierno de turno, como ha reconocido Rajoy y el mismo Sánchez, la muerte de Montesquieu, según Alfonso guerra, con la no separación de poderes etc.

¿Que los borbones han sido protagonistas de corrupción? Bueno que un principe saudi les regale lo que le salga de las narices no es corrupción. Solo sii no ha cotizado a Hacienda por ello, y habría que demostrarlo. El sr. Pujol reconoció no hacerlo. También defrauda el fontanero que me arregló el lavabo la semana pasada, el bar de la esquina, y en este país cualquiera presume de evitar pagar impuestos como puede.

Yo he visto corrupción en la iglesia, en los juzgados, en las Universidades etc. Si a usted le repugna la corrupción solo si es de los Borbones es que es usted corrupto pues admite corrupción siempre que sean de los que simpatiza.

Si hay que luchar contra la corrupción y los criminales, los Borbones deberían esperar a que se aclare antes los 300 crímenes de ETA sin resolver, y los ERES de Andalucía.

La corrupción más importante que conozco de Juan Carlos fue la de permitir robar a los separatistas catalanes con tal que se se guardaran las ganas de separarse. Fue cuando Jordí Pujol se vio envuelto en la estafa de la banca Catalana, que nos costó 600 millones de pesetas, y Juan Carlos fue a darle una palmadita a la espalda a Pujol diciéndole: Tranquil, Jordi, tranquil....

Puntuación 6
#4
Eh ?
A Favor
En Contra

2.- Igual no es una coalición social-comunista lo que nos desgobierna en estos días, eh ?

Las verdades duelen .....

Puntuación 3
#5
Enrique Portuondo Coll
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con su artículo, de la primera línea a la última.

¡Que pena que quien debe y puede no defienda al Rey y a la Institución!.

Puntuación 0
#6
manuel
A Favor
En Contra

Jaaaaaa!!!!

Puntuación 0
#7