Opinión

El desamparo del sector del automóvil

Macron anhela la repatriación de las plantas de los fabricantes de automóviles franceses

España ostenta el triste mérito de ser el único gran fabricante europeo de automóviles que no destina ayudas sustanciales para ese sector. El plan de apoyo que tiene sobre la mesa, cifrado en 400 millones, no sólo palidece ante las cifras que ya movilizan Francia y Alemania (8.000 y 2.500 millones respectivamente).

 Además, se trata de una iniciativa que busca estimular la compra de coches; es decir, no va destinado a las fábricas, al contrario que en el caso galo o alemán. Sorprenden estas deficiencias, considerando la especial vulnerabilidad que esta actividad presenta en nuestro país, ya que en él no se ubican las sedes centrales de las marcas. Si a estas circunstancias se suma la falta de ayudas, el terreno queda abonado para las deslocalizaciones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin