Opinión

La independencia del BCE, en entredicho

Sede del BCE en Fráncfort

El Constitucional alemán reclama al BCE que revise su programa de compras masivas de activos, por sospechar que fue "desproporcionado". El Tribunal no cuestiona los estímulos más recientes del eurobanco, ya que se refiere a los activados en 2015.

 Aun así, la decisión es grave. Alemania enmienda a una institución superior, el Tribunal de la UE, que dictaminó que Fráncfort no cometió ninguna irregularidad. Es más, pretende que el BCE rinda cuentas en tres meses ante las autoridades alemanas, bajo la amenaza de que el Bundesbank se retire de las políticas de estímulos. Con este modo de actuar, Alemania no sólo amenaza la efectividad de esas medidas, ahora tan necesarias. Llega también al extremo de comprometer la independencia misma del BCE.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin