Opinión

Negocio sin atractivo para bancos y clientes

Remunerar cuentas es una estrategia comercial en retirada

La remuneración por las cuentas ahorro se ha convertido en un rareza en el sector financiero español. Es un recurso ahora limitado casi exclusivamente a los bancos de operativa casi exclusivamente digital e, incluso en estos casos, el rendimiento es muy escaso: 0,6 por ciento como máximo.

Todo apunta, por tanto, a que esta política remunerativa está condenada a ser residual, tal y como ocurre con los depósitos bancarios. Los bancos no tienen incentivos para mejorarla, considerando que ya reciben suficiente liquidez del BCE considerando el escaso volumen de la demanda de crédito. De igual modo, los inversores deben asumir que no es realista esperar una mejora en este tipo de productos, ahora que Fráncfort vuelve a considerar rebajas de los tipos de interés.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0