Opinión

Financiación pública a merced de Ryanair

La aerolínea presiona a las autonomías con el cierre de bases

El cierre de bases en España permite a Ryanair presionar a su plantilla en las negociaciones sobre sus condiciones de contratación.

Pero, además, constituye una baza que le sirve a la aerolínea para elevar las subvenciones que recibe de las autonomías. Así, la Generalitat negocia incrementar los pagos para que siga operando en Gerona, como ya tuvo que hacer en 2011, cuando también se planteó una clausura semejante.

Ryanair ha construido todo un negocio sobre estas presiones, como demuestran los 236 millones ingresados desde 2003. De este modo, el afán por mantener abiertas rutas aéreas secundarias no solo sale cada vez más caro a los Gobiernos regionales. Además, permite que la aerolínea irlandesa obtenga un beneficio recurrente de las arcas públicas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.