Opinión

Sánchez, Iglesias: ni contigo, ni sin ti, tienen mis males remedio

La copla popular dice así: "ni contigo, ni sin ti, tienen mis males remedio, contigo porque me matas y sin ti porque me muero". Esta expresión representa la relación entre PSOE y Unidas Podemos (UP), entre Sánchez e Iglesias en la situación actual, dada la composición del parlamento y la postura de PP y C's de no facilitar la investidura de Sánchez.

Con estos parámetros sin Iglesias, Sánchez no puede conseguir la mayoría suficiente para salir investido, es decir, se muere. Con UP y el apoyo de los independentistas podría ser Presidente, pero a cambio de ceder en determinadas cuestiones que le harían una legislatura, no sólo incómoda en lo político, también desastrosa en lo económico. Es decir que el abrazo de UP lo puede matar.

Si Sánchez pacta con Iglesias, tiene que ceder y harían una legislatura desastrosa

Económicamente, por ejemplo, UP pide la derogación de la Reforma Laboral de 2012, la del PP de Mariano Rajoy. De momento a eso se opone el PNV, partido necesario para que salga adelante la investidura con sus seis diputados. Pero también supondría un mazazo a las empresas. La CEOE, la gran patronal española, ya ha avisado del desastre que eso supondría. Los inversores extranjeros verían cómo se vuelve a posiciones de refuerzo del aparato sindical y empezarían a considerar España un país poco recomendable para invertir. Amén de algunas posibles amenazas debida a la ideología de Podemos, como convertir Bankia en un banco del Estado o nacionalizaciones, y un gasto público desbocado en despilfarros sociales. La Bolsa española, ya de por sí deprimida, se derrumbaría. A todo ello se añade la mala previsión a nivel mundial y europeo para el cuarto trimestre económico, según todos los expertos. Un cocktail explosivo que haría que se disparase el desempleo a final de año y se desplomasen las expectativas del PIB para España. Sólo le salvaría a la política económica de ese Gobierno de coalición el mantenimiento de los tipos de interés bajos por parte del BCE, pero eso no será sostenible más allá del segundo semestre del 2020 agravando la situación de un país, como España, con un 100 por ciento del PIB en deuda pública. El déficit público en 2020, 2021,... crecería de manera alarmante por aumento del gasto y la reducción de la recaudación de impuestos. Total un panorama económico desolador. En ese caso Sánchez también corre el peligro de morir, lo mata Iglesias

A Iglesias le pasa lo mismo con Sánchez. Sin él se muere. Su liderazgo en Unidas Podemos decaerá si no llega a los ministerios. Pero si Sánchez exige una política económica ortodoxa, como la que haría un partido socialdemócrata europeo, ¿que van a decir los electores de UP? Se sentirán defraudados y dejarían de votar o pedirían el cambio de liderazgo. Iglesias moriría. Para salvarse en materia de política económica el PSOE debería matar a largo plazo a UP.

Ahora, lo mejor para PSOE y UP es la interinidad actual y esperar aunque perjudique a España 

Así las cosas no parece fácil un acuerdo. De momento, y para cada uno de ellos, la mejor situación es la interinidad actual. Un Gobierno en funciones en la que Sánchez hace lo que quiere en solitario, mientras se mantienen las expectativas de Iglesias y, por tanto, sigue en el liderazgo.

¿Y si esto desemboca en elecciones en otoño? Pues Sánchez piensa derrotar a Iglesias de dos maneras. Una, quitándole aún más votos y esperando que las mareas, los comunes y otros componentes del conglomerado Unidas Podemos lo deshilachen. Dos, empujando a Errejón a presentar su Más España. Una opción con la bandera de ser menos radical que Unidas Podemos y tener como objetivo ayudar al PSOE a gobernar. Además, como ya ha ocurrido otras veces en la democracia española, ese Más España acabaría fusionándose, tarde o temprano, con el PSOE. Es decir Iglesias sin Sánchez se moriría. Pasaría a ser una anécdota con su vuelta a su plaza universitaria donde explicaría por qué no pudo ser lo que debió ser y cómo los demás (la casta y el capital) tuvieron la culpa.

De manera que si fueran astutos, lo más conveniente para cada uno de ellos es esperar. Lo que pasa es que eso puede que no sea lo mejor para España y uno de los dos debería ceder. Pero eso son palabras mayores porque en Ferraz y en UP cantan a dúo: "ni contigo, ni sin ti, tiene mis males remedio".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0