Nutrición e innovación

Esta es la nueva imagen del 'packaging' de McDonald's en todo el mundo

  • Los ingredientes protagonizan ilustraciones sencillas y colores llamativos
  • La cadena aplica el cambio de imagen en más de 39.000 locales en todo el mundo
  • El rediseño estará totalmente implementado en España a comienzos de 2022

McDonald's apuesta por los colores llamativos y el minimalismo en el diseño de su nuevo packaging. La implementación en España, que arrancó a finales de julio, se hará de forma progresiva hasta enero de 2022.

De la mano de la agencia creativa Pearlfisher, la compañía ha elaborado envases y envoltorios disponibles en 15 idiomas y con un diseño que ofrece representaciones gráficas de sus ingredientes más característicos, reinterpretados de forma más visual, moderna y con colores más llamativos.

Así, en la caja de la hamburguesa del Cuarto de Libra con queso se han dibujado las lonchas derritiéndose; la de pescado evoca al mar; y en la de las patatas fritas, aunque sigue manteniendo el fondo rojo y los arcos dorados del logo en el centro, presenta ahora el dibujo de las patatas fritas en el interior de la caja.

Motivos gráficos

En los vasos de refresco se han representado burbujas o hielos, entre otros motivos gráficos, que parecen trepar por el envase. Los vasos de café llevan un dibujo de granos tostados y en la bolsa para recoger los productos, aparece una galleta mordisqueada.

El nuevo packaging es una evolución del rediseño de 2015 y es una apuesta por la simplicidad y una imagen de marca fresca acorde a la tendencia de branding que la compañía ha seguido en los últimos años.

Con este rediseño, la multinacional no solo busca actualizar y unificar su imagen de marca, sino crear una experiencia de cliente similar en los más de 39.000 establecimientos que tiene en 100 países alrededor del mundo en los que da servicio a más de 68 millones de personas cada día.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.