Nacional

Qué efectos secundarios tiene consumir bebidas energéticas en adolescentes

  • Este tipo de bebidas están de moda entre los más jóvenes
  • Están pasando de la Fanta o el mosto a los refrescos con cafeína
  • Producen insomnio pero también riesgos cardiovasculares
Qué efectos secundarios tiene consumir bebidas energéticas en adolescentes
Madrid

El Comité Científico de la Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición (AESAN) ha emito un informe que recoge el aumento del consumo de bebidas energéticas entre niños y adolescentes y revela los riesgos que puede tener para la salud. El Ministro de Consumo, Alberto Garzón, se ha comprometido durante la presentación de este trabajo a revisar la situación de este tipo de bebidas en la legislación actual de seguridad alimentaria.

Qué son las bebidas energéticas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica que las bebidas energéticas, estimulantes o revitalizantes son una mezcla de agua carbonatada, azúcar (o edulcorantes en las opciones sin azúcar o bajas en calorías), aditivos y aromas, entre los que se incluye la cafeína. Además, algunas incorporan vitaminas del grupo B y aminoácidos y sustancias a las que se les atribuyen efectos energizantes o revitalizantes, como el ginseng, la taurina, la glucuronolactona o el guaraná.

Aumenta el consumo de bebidas energéticas entre niños y adolescentes

La preocupación por la creciente demanda de este tipo de bebidas ha crecido porque se está produciendo un importante consumo entre niños y adolescentes. Así, los resultados de la última encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES) del Plan Nacional sobre Drogas reveló que 4 de cada 10 estudiantes de entre 14 y 18 años habían tomado bebidas energéticas en el último mes. Su consumo es mayor en los chicos (49,7%) que en las chicas (31,1%). Además, el 16% de los estudiantes de 14 a 18 años había mezclado alcohol con bebidas energéticas en los últimos 30 días.

Por qué el consumo de bebidas energéticas es más dañino en niños y adolescentes

La principal conclusión del informe del Comité Científico de AESAN revela que una persona que consuma más de 1,4 miligramos de cafeína por kilo de peso al día puede sufrir insomnio y reducción de la duración del sueño. Si esta ingesta se eleva a 3 miligramos, puede implicar riesgos cardiovasculares y hematológicos, neurológicos y psico-comportamentales.

Teniendo esto en cuenta, AESAN alerta que los envases más habituales de este producto contienen 32 miligramos de cafeína por cada 100 mililitros. Así, el informe remarca los potenciales riesgos para la salud que conlleva la ingesta del producto en envases de 300 a 500 mililitros que se comercializan en la actualidad. En consecuencia, la agencia recomienda lo siguiente:

- Los consumidores de 50 kg deben evitar el consumo de bebidas energéticas con más de 32 mg/100ml para evitar alteraciones del sueño.

- Los consumidores de 60 kg no deben consumir 1000 ml de cualquier bebida energética ni superar 500 ml de estas bebidas con concentraciones de 40-55 mg cafeína/100 ml, por sus alteraciones del sueño y efectos adversos generales para la salud.

- Los consumidores de 70 kg no deben consumir más de 1000 ml/ día de estas bebidas de 15 mg cafeína o 500 ml de bebidas de 32 mg cafeína/100 ml o 250 ml/día de bebidas con 40-55 mg cafeína/100 ml para evitar alteraciones del sueño. Además, no deben consumir más de 1000 ml de bebidas de 32-40 mg cafeína/100 ml o más de 500 ml de bebidas energéticas de 55 mg cafeína/100 ml para evitar los efectos adversos para la salud.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin