Motor

Conducimos el nuevo Renault Captur 2024, un SUV que cambia mucho y baja precios, para venderse desde 21.000 euros

  • Cinco versiones diferentes con etiquetas ECO y C
  • La versión híbrida enchufable que desapareció ya hace un año de la gama no se incorpora

El "Made in Spain" Renault Captur recibe un importante resideño en todos los frentes, y baja precios de venta respecto del modelo anterior. Nosotros ya nos hemos puesto a los mandos de la interesante versión híbrida E-Tech de 145 CV con el nuevo acabado Esprit Alpine.

En un mercado europeo donde los SUV urbanos son ya uno de los grandes segmentos, el Renault Captur (4,24 metros de largo), un modelo que llegó al mercado en 2013, se ha consolidado como uno de los pilares de la gama Renault. En concreto, es el segundo modelo mas vendido de la marca, por detrás de Clio, según los últimos datos de matriculaciones enero-mayo de la patronal de los fabricantes, Anfac, con 6.404 unidades comercializadas. La competencia con la que lucha día a día es feroz, porque el segmento B es uno de los más nutridos y demandados (unos 30 coches para elegir). Seat Arona y Peugeot 2008 le aventajan a día de hoy en la lista de ventas.

El Renault Captur mide 4,24 metros de largo.

Este Captur, que sigue manteniendo su esencia española, ya que se fabrica en la planta vallisoletana de Renault, recibe una interesante actualización sobre la generación que llegó al mercado en 2019, con novedades en equipamiento, dotación tecnológica, sistemas de asistencia a la conducción y diseño. Mirando el frente, uno podría incluso pensar que se encuentra ante un vehículo completamente nuevo, ya que el cambio estilístico es muy radical. Además, se modifica ligeramente la oferta de motorizaciones, prescindiendo de la versión híbrida enchufable, poco demandada en este coche.

Un frontal completamente nuevo

Este nuevo Captur adopta un capó más alto y plano (es uno de los elementos que más ha influido en el profundo cambio estético del modelo), además de una parrilla que gira alrededor del logo y unos faros horizontales muy similares a los del Scénic o al nuevo Symbioz. La parta trasera es la más conservadora, y recibe muy pocos cambios para mantener su personalidad.

La gama de motorizaciones es casi idéntica a la que conocíamos, a excepción del desaparecido híbrido enchufable. Está compuesta por el propulsor de gasolina 1.0 TCe de 90 CV con cambio manual; una versión de GLP de este motor con 100 CV de potencia que ofrece una autonomía de hasta 1.300 km gracias a dos depósitos, uno de ellos de GLP con una capacidad útil de 40 litros; el 1.3 TCe microhíbrido de 140 CV con caja manual y otro de 160 CV (este último con cambio automático de 7 relaciones); y la versión híbrida no enchufable E-Tech 145 con cambio automático, que es nuestra protagonista, y el modelo más alto de gama y también el más caro. Todos cuentan con la etiqueta ECO de la DGT, excepto el gasolina de 90 CV.

Un coche muy agradable de conducir

Renault anuncia que ha optimizado el chasis, con el objetivo de aumentar el placer de conducción y reducir el balanceo. Esto se caracteriza, en particular, por una nueva configuración de los amortiguadores, una geometría del eje revisada y una nueva calibración de la dirección asistida. En marcha encontramos el buen equilibrio entre comodidad y dinamismo que ya conocíamos en el modelo antiguo.

En términos de confort, los resultados también son muy buenos. Es cómodo y muy agradable de conducir esta versión híbrida. Como ocurre con la mayoría de modelos totalmente híbridos, es en ciudad donde la conducción sigue siendo más placentera con este Captur E-Tech, donde siempre saca su lado eléctrico (en el cuadro de instrumentos se indica el modo EV). Esta variante cuenta con una nueva función E-SAVE, que se activa a la izquierda del volante, que mantiene la carga de la batería en un mínimo del 40%, un nivel que garantiza, por ejemplo, un rendimiento óptimo para pendientes prolongadas.

Nueva función E-SAVE

La aceleración es muy fluida y silenciosa, no obstante, en carretera, cuando le exigimos una aceleración fuerte, la gestión de la caja de cambios automática resulta algo lenta, lo que en ciertos momentos tiene el efecto de hacer que a altas revoluciones escuchemos más al motor de lo que nos gustaría. Aborda muy bien las curvas y es muy estable.

Es posible elegir entre cuatro modos de conducción que lleva de serie (Eco, Sport, Comfort y Personal), a través de un menú del sistema multimedia o, directamente, desde un botón ubicado en el volante (mucho más práctico y seguro). Nuestro híbrido E-Tech con llantas de 19 pulgadas, además, puede tener otros dos —Nieve y Todoterreno— si se pide la opción «Extended Grip». Al seleccionarlos, es posible circular con más facilidad por superficies resbaladizas gracias a la modificación del funcionamiento del control de tracción.

Uno de los grandes puntos fuertes del sistema híbrido de Renault sigue siendo su sobriedad, destacada una vez más en nuestra prueba. El consumo medio que obtuvimos en la pequeña toma de contacto fue de 4,6 l/100 km, una cifra realmente buena.

Interior con pantalla más grande

En el interior, el cambio más destacable viene de la mano de la nueva pantalla central con un tamaño que crece de las 9,3 pulgadas a las 10,4 pulgadas. Podremos disfrutar de contenidos interactivos exclusivos y de numerosos servicios como Google Maps, Google Assistant y más de 50 aplicaciones en Google Play.

A pesar de la desaparición de los tres grandes botones redondos que antes estaban colocados debajo de la pantalla, Renault no se ha centrado ya en un uso totalmente táctil y todavía encontramos, agraciadamente, teclas físicas que permiten regular el aire acondicionado sin tener que apartar la vista de la carretera.

Nuevas pantallas en el cuadro de instrumentos de hasta 10,25 pulgadas con vistas personalizables.

El Captur llega con tres acabados: Evolution, Techno y nuestro modelo de pruebas Esprit Alpine (sustituye al RS Line). Esta deportiva variante deja ver una preciosa tapicería específica, mientras que el salpicadero está revestido con tela en su parte inferior, pero también con enchapados en un degradado que va del azul al gris oscuro, variando con la luz.

El habitáculo también presenta numerosos guiños a la marca Alpine: la bandera francesa cosida en los laterales, cinturones de seguridad con detalles en azul, pedales deportivos recubiertos de aluminio, umbrales de las puertas con la marca y un volante específico.

Detalles Alpine en el habitáculo del acabado deportivo Espirit Alpine.

Equipa unas bonitas llantas de 19 pulgadas, con neumáticos Michelin 225/45 R19. En el nivel Techno intermedio, la calidad del acabado sigue siendo muy buena, con tapicería de tela/TEP con gráficos originales.

En la parte trasera se mantiene la banqueta corredera de 16 cm, lo que permite priorizar el confort de los pasajeros o el volumen del maletero. En la posición más retrasada, el espacio para las piernas es de 22 cm, mientras que el maletero tiene un volumen de 348 litros (480 litros con el banco lo más adelantado posible), hasta los 1.596 litros con las plazas traseras abatidas. Las versiones de GLP y gasolina tienen un maletero algo superior, que parte de los 484 litros.

En tecnología, el nuevo Renault Captur está equipado con el sistema multimedia openR link con Google integrado. Incorpora 28 ADAS (ayudas a la conducción) entre las que destaca el sistema Active Driver Assist que ofrece un nivel 2 de asistencia a la conducción, y la conducción híbrida predictiva (asociada al motor de nuestra unidad de pruebas E-Tech full hybrid) que optimiza la eficiencia aprovechando al máximo la energía eléctrica en carretera. Mención especial para el botón My Safety Switch, situado en el lado izquierdo del volante, que permite al conductor con un simple gesto activar o desactivar de forma muy sencilla las ayudas a la conducción que hayamos seleccionado previamente.

Los precios del nuevo Captur parten de 21.000 euros

Renault anuncia los precios del nuevo Renault Captur (unos 450 euros más económicos que el modelo anterior) que se pone a la venta este mes de junio. Las cifras arrancan en algo más de 21.000 euros con los descuentos de la marca incluidos.

Gasolina

TCe 90 Evolution: 21.039 euros

TCe 90 Tecno: 23.270 euros

GLP

TCe 100 GLP Evolution: 22.688 euros

TCe 100 GLP Techno: 24.046 euros

Híbrido ligero

TCe mild hybrid 140 Techno: 25.598 euros

TCe mild hybrid 160 EDC Techno: 28.120 euros

TCe mild hybrid 160 EDC Espirit Alpine: 31.030 euros

Híbrido

E-Tech Full Hybrid 145 Evolution: 26.665 euros

E-Tech Full Hybrid 145 Techno: 28.896 euros

E-Tech Full Hybrid 145 Espirit Alpine: 31.806 euros

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud