Motor

Nuevo Renault Scenic: así es y así va el SUV de los más de 600 km de autonomía eléctrica que llega en junio

  • Dos versiones, con potencias de 170 y de 220 CV
  • Al volante del ganador del Coche del Año en Europa 2024

Tras una larga vida como monovolumen de gasolina y diésel, el Renault Scenic se suma a la lista de SUV eléctricos en 2024 para esta quinta generación. Nos ponemos a los mandos del novedoso modelo.

Renault ha puesto a nuestra disposición la versión más exclusiva de la gama del nuevo Scenic E-Tech: la versión Iconic de larga autonomía. Con su gran batería de 87 kWh, este modelo anuncia una autonomía de hasta 625 km. Pero vayamos por partes.

Comentar primero que el popular modelo cambia en esta ya quinta generación por doble partida: abandona la forma monovolumen vista desde 1996 para volverse SUV, y deja de lado sus motores térmicos para sustituirlos por uno 100% eléctrico.

El nuevo Scenic, como el Megane E-Tech y el Renault 5 E-Tech, se fabrica en la planta de Douai, en Francia. Mide 4,47 metros de largo, 1,86 de ancho y 1,57 metros de alto, con capacidad para cinco pasajeros. El tamaño del recién llegado es 6 cm más largo que el Scénic de la generación anterior pero su altura en cambio es más corta, de 1,57 metros, es 8 cm más bajo que el del anterior modelo. Se vuelve por tanto más aerodinámico (aunquela cifra no es de sus mejores datos, con un Cx de 0,30), lo que redunda en este nuevo modelo eléctrico en pos de una mayor autonomía. Y de hecho es una de sus principales bazas. Esta vez el SUV tendrá una única longitud, por lo que no estará disponible en versión de siete plazas, el Grand Scenic.

Se ofrece con cuatro niveles de equipamiento: Evolution, Techno, esprit Alpine y el más alto de gama Iconic. En el esprit Alpine destacan las llantas de 20 pulgadas con acabado oscuro, color exclusivo para la carrocería "gris pizarra", asientos con tapizado negro o un sonido especial de bienvenida.

Color exclusivo "gris pizarra" para el acabado esprit Alpine.

El resto de modelos que no cuentan con este equipamiento pueden ir pintados de color "rojo deseo", "azul noche", "gris pizarra", "negro brillante" y "blanco nacarado". Existe la posibilidad de elegir el Scenic bitono, para los pilares y el techo y para el resto de la carrocería.

Se pone a la venta en junio pero ya se pueden realizar pedidos y su precio parte de 38.700 euros. Si nos acogemos al descuento máximo del Plan Moves III, el precio bajaría hasta los 31.700 euros.

Cuidado interior… y sostenible

Su interior es amplio y acogedor. Renault ha cuidado materiales y eso se nota. Además es sostenible, ya que, por poner ejemplos, el tejido de los asientos está fabricado con fibras recicladas (más del 90% de los materiales son recicleblaes), mientras que en el paquete Iconic, un material creado a partir de hojas de tilo cubre el salpicadero. El cuero desaparece del interior del Scénic.

Un techo sin cortinilla y que se oscurece

Su larga distancia entre ejes de 2,78 metros (10 cm más que el Megane E-Tech) y el suelo plano para los pasajeros posteriores garantizan espacio suficiente. Destacamos el reposabrazos trasero, que cuenta con dos espacios para guardar bebidas y dos tomas USB de tipo C.

También su techo de cristal Solarbay (disponible como opción) que otorga mucha luminosidad al habitáculo. Este se vuelve opaco por segmentos, simplemente accionando una techa ubicada en el techo del modelo. Renault es el primer fabricante que utiliza este sistema. Hay cuatro posiciones disponibles para el conductor y los pasajeros: techo totalmente transparente, totalmente opaco, techo delantero transparente y trasero opaco, y viceversa. Prescindimos así de la tradicional cortinilla.

El techo solar se vuelve transparente y opaco por secciones.

Nada más sentarnos, comprobamos que vamos con las piernas más estiradas, como si viajáramos en un turismo. Destacan su dos pantallas unidas: una horizontal delante del conductor de 12,3 pulgadas, y una táctil vertical de 12 pulgadas, en el centro de la consola, enfocada al conductor. Debajo de esta encontramos, agraciadamente, botones físicos de aire acondicionado y calefacción para simplificar el uso de los controles. Una buena idea, al igual que el botón situado a la izquierda del volante que permite desactivar las ayudas a la conducción, a veces intrusivas, con un doble clic.

Detrás del volante hay unas cómodas levas (de serie desde el acabado Techno) desde las que podemos ajustar la frenada en cuatro niveles, desde una posición en la que el coche avanza por su inercia sin ningún tipo de retención, hasta una máxima que permitiría utilizar muy poco el freno.

Durante la conducción podemos seleccionar hasta cuatro modos diferentes de conducción: Confort, Sport, Eco y Personal. Activamos uno y otro dependiendo del tipo de conducción que queramos hacer, sabiendo que cada uno interviene en la dureza de la dirección y la respuesta del motor y del acelerador.

Scenic, con mucho espacio

El volumen del maletero es de 545 litros que con los asientos abatidos alcanza los 1.670 litros, y cuenta con hasta 38,7 litros de espacio de almacenamiento.

Además de la guantera (4 litros) y los compartimentos de las puertas (13,6 litros), la consola central delantera cuenta con un gran espacio (6,6 litros), con dos grandes portavasos (2 litros) y un espacio de almacenamiento de 3,4 litros bajo el reposabrazos que puede utilizarse para guardar las llaves u otros objetos personales. Este reposabrazos central se desliza 70 mm hacia delante, y en la parte trasera de los asientos se han diseñado bolsillos de 2,4 litros para guardar revistas o los dispositivos electrónicos de los pasajeros.

Solo se ofrece con motores 100% eléctricos

Como hemos mencionado antes, el nuevo Renault Scénic se olvida ya de la combustión para convertirse en un modelo 100% eléctrico. Llega al mercado con dos baterías.

La más pequeña, de 60 kWh útiles, con 170 CV (125 kW) y 280 Nm de par. Consigue el 0 a 100 km/h en 8,6 segundos y su velocidad máxima es de 150 km/h. Su autonomía mixta WLTP es de 430 km y acepta una potencia máxima de 130 kW para carga en terminales rápidos de CC. El precio de esta versión parte de 38.700 euros en el acabado básico Evolution.

La segunda batería, de 87 kWh, es para la versión denominada Long Range, de 220 CV (160 kW) y 300 Nm y autonomía de hasta 625 km, una cifra ya muy significativa para desplazarnos algo más tranquilos, aunque en ningún caso la autonomía real llegará a esa cifra. Esta versión acelera de 0 a 100 km/h, según los datos oficiales, en 7,9 segundos y su velocidad punta es de 180 km/h. A la hora de cargar, admite carga rápida hasta los 150 kW, con la que se podrá cargar el Scenic del 15 al 18% en 37 minutos. El precio arranca en 45.490 € en acabado Techno (precios sin aplicar el Moves III).

Las dos variantes del nuevo SUV de Renault llegan de serie con un cargador de 7 kW para cargar en terminales públicos de CA, y como opción ofrece carga de 22 kW por unos 1.500 euros. La batería está apoyada por una bomba de calor para limitar su consumo en épocas de frío.

Mientras el vehículo está parado y recargándose, no nos faltará entretenimiento. Además de poder activar la opción "relax" en el asiento, o bien optar por un masaje, a través de la pantalla (que permanece activa durante 45 minutos en el momento de la carga, así como los cargadores USB, la iluminación ambiental, el confort térmico y el techo panorámico Solarbay ), no nos faltarán distracciones. Con su sistema multimedia Open R Link, jugando con la pantalla (nos ha parecido algo lento en su funcionamiento) se abre un mundo de posibilidades. Nosotros aprovechamos para jugar al divertido "SongPop for Renault", una especie de "Kahoot" para adivinar canciones.

En carretera y ciudad con el nuevo Scenic

Del Scenic esperábamos comodidad, como buen coche familiar que es, y la tiene. El SUV responde con una suspensión que filtra bien, y es bastante silencioso, incluso a ritmo más rápido. La dirección es suave y su maniobrabilidad en ciudad es buena, con un radio de giro corto de 10,9 metros. Es por tanto agradable de conducir y está bien amortiguado. Las levas que antes mencionamos para controlar los niveles de regeneración piden a gritos utilizarlos en los trayectos más urbanos. Una vez te acostumbras te cuesta prescindir de ellos.

En nuestro recorrido por carretera y trayecto urbano, nuestro Scenic con la batería de mayor capacidad, 87 kWh registró un consumo de 17,5 kWh/100 km (16,8 kWh/100 km es la cifra oficial de consumo medio), lo que se puede traducir en una autonomía real de algo más de 400 km, aunque esta cifra siempre es orientativa.

Un abanico de posibilidades con el opelR link

Con el sistema opelR link y Google Maps, podremos planificar los viajes de manera más fácil. El sistema define la mejor ruta y preselecciona el punto de carga más rápido. Recibiremos una alerta en el momento en el que el estado de la carga alcance el 10% y el sistema hace entonces una sugerencia de estaciones de recarga cercanas. Podremos también hacer una selección de antemano por ejemplo con los puntos compatibles con nuestro método de pago preferido o por los puntos de carga rápida, por ejemplo. Todos estos datos y preferencias las podremos también hacer directamente desde el teléfono.

El nuevo Scenic parte de 38.700 euros

Estos son los precios del nuevo Renault Scenic E-Tech para nuestro mercado. No se incluyen el Moves III, por lo que la cifra puede rebajarte hasta 7.000 euros. La marca anuncia que es probable que adelanten esta ayuda del Gobierno en el momento de la compra.

Scenic E-Tech 60 kWh Evolution: 38.700 euros (31.700 con Moves III)

Scenic E-Tech 60 kWh Techno: 41.613 euros (34.613)

Scenic E-Tech 87 kWh Techno: 45.493 euros (38.493)

Scenic E-Tech 60 kWh: esprit Alpine: 48.000 euros (41.000)

Scenic E-Tech 60 kWh Iconic: 49.373 euros (42.373)

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud