Motor

Estas son las cuatro razones que harán que los españoles prefieran un coche eléctrico en 2024

Foto: Istock.

El mercado de los coches de cero emisiones en España está creciendo a un ritmo constante. Y es que, los vehículos electrificados "compensan" más y son más "rentables" a largo plazo, que los que son a combustión tradicional, pese a la subida de la factura de la luz, según ha evidenciado recientemente un estudio de la OCU. A estos datos se suman cuatro aspectos que "consolidarán" a este tipo de coches en España para 2024, según Charge Amps.

En este contexto, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) ha señalado que las matriculaciones de vehículos 100% eléctricos crecieron un 60% más en noviembre en comparación con las cifras del mismo mes del año pasado. Desde Charge Amps, proveedor de soluciones de carga para vehículos eléctricos que opera en nueve países, analizan esta tendencia para entender las claves del futuro del vehículo eléctrico en España para este 2024.

Aumento de las ventas impulsadas por las subvenciones públicas

El Gobierno pretende alcanzar los 5,5 millones de vehículos eléctricos en circulación para 2030, y para incentivarlo ha decidido ampliar el Plan Moves III. El objetivo de este programa de ayudas es fomentar la venta de coches de cero emisiones y la instalación de cargadores por parte de personas físicas y autónomos, comunidades de propietarios, personas jurídicas constituidas en España o entidades locales. Aunque esta ayuda terminaba a finales de este año, el Consejo de Ministros ha aprobado su prolongación hasta el 31 de julio de 2024, ya que aún hay 290 millones de euros disponibles. Como consecuencia, hay expectativas de que la electrificación de los vehículos seguirá creciendo.

Abaratamiento de los vehículos eléctricos

Otro elemento que fomentará la compra de coches eléctricos es el hecho de que el año que viene los precios experimentarán una caída por el aumento de la innovación y de la oferta. Según el informe Transport and Environment elaborado por Agencia Europea de Medioambiente, en 2025 el coste de muchos coches eléctricos será equiparable al de los coches tradicionales.

"Los avances tecnológicos constantes están permitiendo que aparezcan coches de cero emisiones más económicos y mejor equipados. Además, debido al surgimiento de nuevos modelos eléctricos, los precios descenderán en los próximos años por el aumento de la oferta", comenta Henrik Bergman, director regional de Charge Amps en España.

Incremento de las instalaciones de cargadores en corriente alterna

A medida que aumenta el número de vehículos eléctricos en circulación, los usuarios requieren de más estaciones de carga. Estas pueden ser de corriente continua (de gran tamaño y de carga rápida, entre 15 minutos y una hora) o de corriente alterna (de menor tamaño y de carga normal, entre dos y cuatro horas). Ambas formas son necesarias para suplir la creciente demanda de recarga, pero la corriente alterna cada vez está adquiriendo mayor peso.

"Por cada dos cargadores en corriente alterna (CA) que se instalan hoy, en breve se instalarán veinte. Esta tendencia responde a la necesidad de contar con este tipo de puntos de carga en el hogar o en parkings de centros comerciales, oficinas de trabajo, etc. Es decir, en lugares donde se estaciona el vehículo durante unas horas y donde es posible aprovechar ese tiempo para cargarlo. La clave está en cargar donde se aparca, en vez de aparcar para cargar", asegura Bergman.

Mayor presencia de puntos de carga inteligentes

Hasta ahora, la mayoría de los cargadores de vehículos eléctricos en corriente alterna en España se han instalado con un sistema tradicional basado en instalaciones locales y configuraciones estáticas con cableado. En comparación con sistemas más avanzados, este procedimiento conlleva costes adicionales en tiempo y mano de obra a la hora de instalar el cargador, al mismo tiempo que aplica un uso de la energía no óptima y que puede desaprovechar hasta el 50% de la energía contratada. Como alternativa, en 2024 aumentará su presencia el sistema inteligente y gestionado en remoto que permite realizar configuraciones automáticas más sencillas y que maximiza el uso de la energía para ofrecer un servicio al máximo número de vehículos posibles al mismo tiempo.

"El futuro de la movilidad sostenible en España pasa por aprender de otros países europeos que han demostrado que el despliegue de un gran número de soluciones de puntos de carga normales (en corriente alterna) e inteligentes son fundamentales para que la transición hacia el coche de cero emisiones sea efectiva. En esta línea se trabajará en 2024, donde la digitalización, los incentivos públicos y el crecimiento de la oferta de coches eléctricos nos ayudará a acercar al país a su objetivo de tener 5,5 millones de vehículos eléctricos en circulación para 2030", concluye Henrik Bergman desde Charge Amps.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud