Motor

Hay prisa por aprobar el nuevo carné B1 para que los jóvenes mayores de 16 años puedan conducir

  • Se pide al nuevo Gobierno ya activo que acelere para 2024 la puesta en marcha del permiso
  • El B1 impulsaría la electrificación, abriendo la puerta de los modelos cero emisiones antes a los jóvenes

Entre los cambios de la DGT para 2023 estaba el de aprobar el nuevo carné B1, que posibilita a los menores de 16 años conducir un cuadriciclo pesado, pero este trámite, de momento, se ha paralizado. Ahora se espera que en 2024 vea la luz.

La noticia seguro que alertó a más de un adolescente (entre 16 y 17 años). La DGT ponía en 2022 sobre la mesa la posibilidad de que los mayores de 16 años pudieran conducir. Se trata del carné B1 que permite conducir cuadriciclos, triciclos o quads de hasta 400 kg de peso y con una potencia máxima de 15 kW (20 CV), lo que se traduce en una velocidad no superior a 90 km/h. Pero el cambio normativo de Tráfico se suspendió tras los últimos acontecimientos políticos.

Al disolverse las Cortes a mediados de año, todas las leyes que se encontraban en proceso de tramitación (entre ellas, la del nuevo B1) quedaron automáticamente canceladas. El nuevo Gobierno ya está operativo y sin cambio de signo político, por lo que será más fácil que pueda retomarse este trámite. Por tanto, se vuelve a pedir con urgencia que se acelere la puesta en marcha de este permiso.

Es el caso del Grupo Ligier que, en boca de su director comercial, Jaime Gálvez, solicita al Gobierno que no demore el permitir que los mayores de 16 años puedan conducir un cuadriciclo pesado (L7e) y apruebe el nuevo carné B1 lo antes posible.

Esta iniciativa, en la que trabaja la Dirección General de Tráfico al menos desde 2021, supondría que los jóvenes no tendrían que esperar hasta los 18 años para contar con la licencia B, como ocurre actualmente.

Recordemos que a día de hoy, los menores de edad solo pueden obtener dos permisos de conducir: el A1 (para motocicletas sin sidecar de hasta 125 c.c.) y el AM, para ciclomotores de dos y tres ruedas y cuadriciclos ligeros (vehículos de cuatro ruedas, un peso máximo de 350 kilos, potencia igual o inferior a 4 kW y una velocidad máxima de 45 km/h).

Con el B1 mejoraría la seguridad vial

Con la entrada del B1 se mejoraría la seguridad vial, aseguran desde Ligier, ya que los jóvenes emplearían un vehículo seguro para sus desplazamientos, que, como recuerda la consultora Pons Seguridad Vial, «comparten elementos de seguridad con los automóviles, como estructuras de protección en caso de vuelco». Calculan que un millón de jóvenes cada año se podrían formar practicando con modelos que son un paso previo a los automóviles.

Asimismo, implicaría un refuerzo a la electrificación ya que al conducir un cuadriciclo eléctrico, una vez que alcance la mayoría de edad y escoja los futuros modelos, esta tecnología no le supondría un cambio. "Superar el desconocimiento" en torno a los eléctricos es uno de los aspectos clave en la movilidad eléctrica, según ha destacado el director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive), Arturo Pérez de Lucia.

Ahora solo queda esperar. Según apuntan desde el RACE, el nuevo carné B1, ya activo en otros países europeos, no llegará a las carreteras españolas hasta, como mínimo, 2024, debido al ya mencionado parón ocasionado por las elecciones generales. Ahora, ya conformado el nuevo Ejecutivo, podría salir adelante, aunque nada es seguro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud