Motor

Esta ciudad lanza un plan contra los coches y motos ruidosas: 'radares de sonido' y multas de 280 euros

Foto: Dreamstime.

Si algo caracteriza a Ámsterdam es el masivo uso de las bicicletas y su desarrollo en políticas y medidas medioambientales. Sobre estas últimas, la capital de los Países Bajos ha desarrollado, a partir del pasado viernes, un plan que afectará a los vehículos con altos niveles de ruido y que generan contaminación acústica. Para ello, usarán 'radares de sonido' y aplicarán multas que van desde los 280 euros.

Así es, Ámsterdam tiene como objetivo reducir la contaminación acústica con señales de advertencia, cámaras especiales y tecnologías innovadoras de tránsito. Se trata de un plan para detener este tipo de contaminación que durante años ha sido un problema subestimado por las grandes ciudades.

De esta forma, las calles que rodean los grandes canales de la ciudad y casas históricas contarán con carteles que advertirán sobre el excesivo ruido que puedan provocar coches y motocicletas y que serán controladas por cámaras y radares.

Cámaras de ruido

Las primeras pruebas se han llevado a cabo con un sistema que advierte la presencia de "conductores ruidosos". A ello, se espera la implementación de "cámaras de ruido" que, al igual que las cámaras de velocidad, automáticamente envían multas a los infractores.

El último plan ambiental de la UE ha declarado como "enemigo" a combatir al ruido y a la contaminación acústica debido a los efectos adversos en la salud y el bienestar humano. Por esta razón, la capital de los Países Bajos ha iniciado el experimento con señales electrónicas en dos puntos estratégicos de la ciudad, que advierten a los conductores si su vehículo está haciendo demasiado ruido y que serán controladas con "cámaras de ruido". Si el experimento modelo resulta efectivo, el plan también podría replicarse en otras grandes ciudades como Rotterdam

Funcionamiento del plan de control de ruido

El funcionamiento es bastante simple e imita al de control de velocidad. Una estación de medición de ruido detecta el nivel de decibelios producido por los coches y motos que circulen. Si el nivel supera un determinado umbral, una señal un poco más adelante avisa al conductor con el mensaje "Te luid".

La cámara de ruido consiste en una caja que contiene cuatro micrófonos que pueden detectar exactamente de dónde proviene un sonido. Este box está conectado a un radar de tráfico, que toma una foto de la matrícula para emitir una multa: la sanción prevista es de 280 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud