Motor

Wallbox todavía pierde 22 millones en su camino hacia la rentabilidad

  • La compañía factura 35,1 millones en el primer trimestre de 2023, el 24% más que en el periodo comparable, pero por debajo del trimestre anterior
  • Las pérdidas operativas prácticamente se duplican hasta los 36,6 millones
  • Destaca que el ahorro de costes por el ERE se notará completamente en el segundo trimestre
Imagen de la fábrica de Wallbox en Estados Unidos. EE
Barcelonaicon-related

Wallbox se puso como objetivo ser por primera vez rentable en el último trimestre de 2023. La compañía presentó un plan de ajuste con el objetivo de ahorrar 50 millones anuales y aspira a la recuperación de las ventas de vehículos eléctricos. Sin embargo, la empresa de cargadores todavía tiene un trecho por recorrer. En los primeros tres meses del año, la organización registró un Ebitda ajustado de –21,7 millones de euros; una cifra que mejora la del trimestre precedente, pero que es un 32% superior a los –16,3 millones del periodo comparable de 2022.

La compañía cotizada en la Bolsa de Nueva York presentó este jueves sus resultados trimestrales, que se saldaron con el aumento del Ebitda ajustado -descuenta las stock options de los trabajadores y unos derivados- hasta los 21,7 millones y una subida de los ingresos hasta los 35,1 millones, el 24% más que en el mismo periodo del año anterior, pero un dato también inferior a los 37,3 millones cosechados en el último trimestre de 2022.

Sin los ajustes contables hechos por la compañía, el Ebitda fue de –37,4 millones, el doble de los –17 millones del primer trimestre del 2022 y también superior a los –21,2 millones de los últimos tres meses del año pasado. Las pérdidas operativas alcanzaron los 36,6 millones, el 88% más que los 19,4 millones del periodo comparable, pero sí una reducción frente a los –45,4 millones del trimestre precedente.

Wallbox destaca haber ejecutado con éxito su plan de reducción de costes

A pesar del incremento de los números rojos, Wallbox destacó haber ejecutado con éxito su programa de reducción de costes, que supuso un expediente de regulación de empleo (ERE) para 96 personas y tenía como objetivo ahorrar 50 millones al año. Hasta marzo ya supuso una reducción del gasto de 10 millones y se espera que sus efectos ya se noten plenamente entre abril y junio.

"El primer trimestre de 2023 se desarrolló según lo esperado, o incluso mejor. Si bien estamos enfocados en ser rentables y en fortalecer nuestro balance en el corto plazo, nuestra estrategia a largo plazo de introducir nuevos productos innovadores y entrar en nuevos mercados está dando resultados rápidamente", explicó Enric Asunción, consejero delegado de la tecnológica.

La empresa aspira a facturar 50 millones en el segundo trimestre

Para este 2023, la organización augura un crecimiento de la facturación de entre el 60% y el 100%, hasta alcanzar entre 240 y 290 millones a final de año. En el último trimestre de este año se debería registrar por primera vez Ebitda positivo, una circunstancia que se mantendrá durante todo 2024 y se consolidará en 2025 con el primer beneficio neto, según el plan presentado al mercado.

Por ello, la organización dio a conocer sus expectativas para el segundo trimestre, con unas ventas que deberían rondar entre los 40 y los 50 millones de euros. "Se prevé que los márgenes brutos se mantengan estables y aumenten ligeramente de manera secuencial", añadió la firma.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud