Bolsa, mercados y cotizaciones

Suncor va camino de su mejor mes del año: Canadá construirá el oleoducto que atravesará las Montañas Rocosas

  • En julio, sus acciones repuntan algo más de un 4%, su segundo mejor mes del año
  • Recibe una de las mejores recomendaciones de la industria del petróleo
  • La compañía pretende reducir los gases contaminante sun 30% en diez años
Mina de arenas bituminosas de Suncor en Fort McMurray, Alberta.

El gran problema de las compañías que extraen petróleo de Canadá en tierra firme es que no cuentan con los oleoductos suficientes para exportar todo el crudo. Lo han probado todo: desde reducir la producción y transportar por tren el oro negro hasta la más reciente aprobación de la Trans Mountain, una tubería de más de 1.000 kilómetros de longitud que debería llevar las arenas bituminosas de Alberta hacia la costa del Pacífico. En Suncor saben que su negocio depende de ello y tras el desbloqueo del proyecto por parte del Gobierno de Justin Trudeau, sus títulos han subido algo más de un 4% en que va de mes. | Todo sobre el índice Eco30: qué es y quién lo compone.

Atravesar las Rockies, las Montañas Rocosas que actúan como espina dorsal de Norteamérica, podría parecer a simple vista el mayor obstáculo al que se enfrentaría la construcción de la Trans Mountain. Sin embargo, el mayor impedimento para su puesta en marcha ha sido la oposición de las primeras naciones o tribus aborígenes de Canadá, es decir, aquellos cuyos antepasados ya vivían allí cuando llegaron los ingleses.

Pero el primer ministro canadiense, Justin Trudeau -que luchará por la reelección en octubre-, parece haber encontrado una solución: ofrecerá a las tribus la posibilidad de convertirse en accionistas del proyecto y obtener ingresos para sus territorios, en los que prima la ley local sobre la federal.

Y parece que Suncor, uno de los mayores exportadores de petróleo canadiense, ha recibido con optimismo este salvavidas, que ha hecho repuntar la acción un 4% en bolsa en lo que va de julio, y podría poner fin a meses de caídas en el parqué -sólo se anotó ganancias en enero y febrero-. 

"Suncor tiene el objetivo más agresivo: reducir los gases con efecto invernadero en un 30% para 2030".

Suncor acumula una rentabilidad próxima al 12% en bolsa en 2019 y sus títulos cotizan en la zona de los 42,6 dólares canadienses. En este tiempo, desde que comenzó el año, el Western Canada Select, el crudo de referencia en el país norteamericano, ha ganado alrededor de un 67% y sus futuros de compran en el entorno de los 48 dólares.

Hace casi un año, el 13 de julio de 2018, la acción de Suncor registró sus mejores niveles del último lustro, en la zona de los 55,2 dólares, y desde entonces ha perdido casi un 23% de su valor. Pero con un precio objetivo que el consenso del mercado señala en los 53,47 dólares canadienses para los próximos doce meses, la compañía presenta un potencial alcista que se acerca al 27%.

Sin embargo, la expansión del oleoducto canadiense "tiene todavía obstáculos pendientes, incluyendo 32 permisos en curso sólo en [la provincia de] la Columbia Británica, que probablemente requerirá meses resolver", advierte el analista Brandon Barnes, de Bloomberg Intelligence."

"Las demandas son muy probables", añade el experto, dado que el impacto medioambiental de esta infraestructura ha generado oposición en muchas comunidades al oeste del país; aunque cree que "dado el anuncio de que habrá acciones del proyecto disponibles [para adquirir]" esperan que los grupos aborígenes participen en el proyecto y permitan que siga adelante.

Tres años ininterrumpidos con recomendación de compra

Al mercado le gusta Suncor, que recibe un consejo favorable de comprar desde junio de 2016, hace ahora tres años, y cuenta con la séptima mejor recomendación de entre las 29 firmas del sector con mayor tamaño en bolsa, entre ellas, Marathon Petroleum, Total, Eni o Repsol.Un 77,7% de los 27 analistas que siguen a Suncor emiten una recomendación positiva de la empresa, frente al 82,7% sobre 29 expertos que lo hacían a finales de diciembre.

Suncor ganará un 51% más entre 2018 y 2021, al pasar de los 2.154 millones de euro de beneficio neto que declaró el año pasado a los 3.264 millones de euros que el consenso de mercado prevé para dentro de dos años.

Y son, precisamente, estos beneficios los que se compran con un descuento del 28% en comparación con los de la media del sector. El PER (veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) de Suncor es de 12,7 veces, según las estimaciones de 2019, frente a la media de 16,3 veces de la industria del petróleo.

La reducción de emisiones tóxicas, en el punto de mira

Desde activistas y ciudadanos preocupados por el medioambiente, el aire que respiran y la salud de los océanos hasta inversores concienciados que buscan fondos verdes en los que colocar su dinero, la industria del petróleo está en el centro de la crisis climática.

Sin embargo, "la industria en su conjunto [en Estados Unidos] va muy por detrás de sus comparables europeos en cuanto a la transparencia, los objetivos y las acciones para mitigar las emisiones de gas invernadero", señalan los analistas Fernando Valle y Michael Kay, de Bloomberg Intelligence.

"Las arenas bituminosas van por delante de sus competidores estadounidenses a la hora de establecer objetivos agresivos para reducir las emisiones contaminantes"

"La revolución del shale [petróleo de esquisto] ha impulsado a la industria hacia una mayor eficiencia de capital que debería traducirse en emisiones más bajas de gas invernadero por unidad de producción", sostienen, al tiempo que aseguran que "la presión de los inversores y los reguladores está dando sus frutos, coforme más compañías en el continente americano están adoptando objetivos de emisiones como parte de su marco de inversión".

Las petroleras canadienses están algo mejor. "A pesar de la mala prensa de las arenas bituminosas", las mayores compañías del sector de Canadá "van por delante de sus competidores estadounidenses a la hora de establecer objetivos agresivos para reducir las emisiones contaminantes", explican Valle y Kay.

"La tasa al carbón de Alberta es un incentivo añadido al control de las emisiones", indican, y destacan que "Suncor tiene el objetivo más agresivo del grupo: reducir los gases con efecto invernadero en un 30% para 2030".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0