Bolsa, mercados y cotizaciones

Al sector de las eléctricas se le apaga el potencial en bolsa, excepto a Iberdrola

  • Las firmas cotizan con prima frente al Ibex, pero no ante las europeas
Foto: Dreamstime.

Las grandes eléctricas fueron las claras triunfadoras en 2018, un año bursátil que acabó con pérdidas del 15% y en el que Iberdrola, Endesa y Naturgy fueron las tres compañías más alcistas con avances entre el 8% y el 16%. El carácter refugio de estos valores les llevó a brillar especialmente en los últimos compases del ejercicio, cuando el miedo a una recesión más temprana de lo previsto ante los datos de desaceleración económica global tumbaron a las bolsas hasta mínimos.

Con enero finiquitado y el optimismo que han imprimido a las bolsas tanto las negociaciones comerciales entre EEUU y China como el hecho de que la Reserva Federal haya echado el freno a las subidas de tipos, la fotografía de mercado es algo distinta. Mientras que tres cuartas partes del Ibex 35 cuentan con un potencial de doble dígito para avanzar en el parqué los próximos meses, pese a las subidas, las utilities -que se se anotan, de media, en torno a un 6%-, son los únicos valores del selectivo que han agotado su recorrido alcista, según las valoraciones que le otorga el consenso de mercado que recoge FactSet.

Naturgy y Enagás cotizan un 8% por encima de lo que deberían valer a ojos de los expertos, Red Eléctrica casi un 7% y Endesa, un 1%. La excepción en el sector es Iberdrola -la más rezagada en el parqué, con una subida del 2,6%- que cuenta con un tímido margen para escalar un 3,2% más, hasta los 7,42 euros.

¿Salir o quedarse?

"2018 ya ha sido un año de utilities, como valores más defensivos. Ahora creemos que pueden seguir apoyados por unas expectativas de subidas de tipos más lentas, lo que beneficia a los negocios regulados", afirma Álvaro Navarro, analista de Mirabaud Securities España. Por otra parte, continúa el experto, "un mayor impulso a las renovables por parte de los gobiernos puede favorecer un nuevo ciclo inversor que garantice el crecimiento a medio plazo".

El experto reconoce que por sus múltiplos no están excesivamente baratas -cotizan con una prima del 15% frente al Ibex aunque un 12% más baratas que las europeas-, pero sus "rentabilidades por dividendo atractivas -en torno al 5%- seguirán actuando como soporte".

Precisamente, esa es una de las razones por las que desde la gestora de Renta 4 no se muestran positivos con el sector en este arranque de 2019. Javier Galán, gestor de renta variable europea de la entidad, lo justifica aludiendo al PER -veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción- al que cotizan estas compañías, de 14 o 15 veces para un crecimiento reducido, por lo que "quienes crecen es más por su exposición a países emergentes, y ese mayor beneficio lo absorbe la depreciación de la divisa". Además, añade Galán, "no tienen tampoco ninguna ventaja competitiva frente al resto del sector a la hora de contratar sus servicios", por lo que es igual contratar la luz con Iberdrola, Red Eléctrica, o incluso Repsol, que también ofrece estos servicios.

Una línea que comparte Víctor Peiro de GVC Gaesco Beka. "No es momento ideal para estar porque han subido mucho en los últimos meses, mejor esperar fuera a alguna caída de mercado". En tal caso, "estaríamos en Iberdrola y Enagás".

Iberdrola, la favorita

La compañía que preside Sánchez Galán es la preferida de los analistas, que otorgan una recomendación de compra a sus títulos desde abril del año pasado, un consejo que contrasta con los carteles de venta con los que cargan Enagás, Red Eléctrica y Naturgy. Endesa, por su parte, es un mantener.

Una situación que queda reflejada en la clasificación de la Liga Ibex de elEconomista -la combinada de las recomendaciones de FactSet y Bloomberg- en la que Iberdrola ocupa la sexta plaza mientras que el resto de utilities se hunden a partir de la 25ª posición.

Aunque la incertidumbre por la salida de Reino Unido de la Unión Europea está penalizando la cotización de Iberdrola -este mercado representa el 19% de sus ingresos- por el efecto negativo que podría tener una devaluación fuerte de la libra esterlina, firmas como HSBC creen que el riesgo del Brexit está exagerado y le otorga un 10% de potencial, hasta los 7,8 euros, en línea con Morgan Stanley y Exane BNP Paribas.

La confianza de los expertos también se apoya en el beneficio estimado. Si se cumplen las previsiones, Iberdrola revalidará la marca personal de beneficios prevista para 2018 -presenta sus cuentas el 20 de febrero- y superará los 3.150 millones de euros en 2019, después de que las previsiones hayan mejorado un 0,4% respecto a lo esperado en junio del año pasado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0