Bolsa, mercados y cotizaciones

El Gobierno aprueba el último Real Decreto para trasponer Mifid II en España

Madrid

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy en Barcelona el Real Decreto de desarrollo de la Ley del Mercado de Valores para adaptar la Directiva europea Mifid II, que entró en vigor en toda Europa el pasado 3 de enero. Con la aprobación de este Real Decreto se traspone finalmente toda la Directiva ya que hasta la fecha se habían aprobado, otros dos que versaban sobre el funcionamiento del mercado de valores y el del pasado 28 de septiembre.

"El Real Decreto tiene como objetivos básicos reforzar la protección de los clientes de servicios financieros, aumentando el nivel de confianza en las entidades que prestan estos servicios, e incrementar la transparencia y la información disponible para los supervisores y el público en general sobre las operaciones que se llevan a cabo con instrumentos financieros en los mercados de valores", afirman el Ministerio de Economía en la nota de prensa que han remitido a los medios de comunicación.

En esa nota ha querido también dar respuesta a una de las preguntas que se hacía el sector financiero y que versa sobre los requisitos que tendrán que tener las entidades que opten por el modelo de comercialización de productos a la hora de seguir recibiendo incentivos de sus proveedores, las llamadas comisiones de retrocesión. Confirma lo que ha avanzado hoy elEconomista : que en la oferta que hagan a sus inversores se deba incluir al menos un 25% de productos financieros de terceros y que, en el caso de los fondos "se den al menos dos alternativas de terceras partes en cada categoría de fondos comercializada para que pueda estimarse que hay un incremento en la calidad del servicio". Es decir, establece no solo un porcentaje, del 25% sobre la oferta global, sino también en cada categoría de producto.

Además de los requisitos en cuanto al cobro de retrocesiones, el Real Decreto también regula otros asuntos que, aunque han copado menos titulares en el pasado, son igual de importantes para las entidades financieras y también para el pequeño inversor. Es el caso del establecimiento de los límites a las posiciones en derivados sobre materias primas, la responsabilidad del consejo de las entidades en el diseño y aprobación de los productos de inversión o las obligaciones que deben cumplir las empresas de servicios de inversión que desarrollen la negociación por algoritmos.

Más exigencias en los test de idoneidad

Paralelamente a la aprobación del Real Decreto, la CNMV ha anunciado también la adopción de las directrices de ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) en cuanto a los requisitos que deben cumplir las entidades que opten por los modelos de asesoramiento (independiente o no) y de gestión de carteras en los test de idoneidad que realizan a sus potenciales inversores. Entre esos requisitos están la obligatoriedad de que las entidades que solo ofrezcan una gama restringida de productos a sus clientes o recomiende solo un tipo de producto informe a sus clientes de una manera específica para que éste sea consciente de la falta de alternativas que se le presenta.

Además, se exige que esas entidades puedan justificar por qué ofrecen productos más caros o de mayor complejidad a sus clientes en ese tipo de casos. También deberán preguntarles en esos test sobre si el inversor tiene o no preferencia por incluir factores ESG (Inversión Socialmente responsable, por sus siglas en inglés) en sus carteras  además de la edad del inversor, que se incluye como un factor clave a la hora de elaborar el perfil/riesgo de los inversores que reciban algún tipo de asesoramiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0