Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo se desploma hasta un 7% con el Texas por debajo de los 54 dólares y el Brent en 64 dólares

  • El petróleo cae al son de la corrección en las bolsas mundiales
  • Se teme que la desaceleración del crecimiento afecte a la demanda

El precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en enero, mes de nueva referencia, se desploma más del 7% (-4 dólares) y cotiza en 53 dólares el barril. El Brent, el barril de referencia en Europa, registra parecidos descensos hasta los 62 dólares.

El petróleo cae contagiado por Wall Street  y el miedo a una desaceleración de la economía mundial. De esta manera, el crudo vuelve a mínimos de más de un año. Ya son seis las semanas de caídas que acumula el oro negro y el comienzo de esta no es demasiado prometedor.

Los precios obtuvieron un respiro después de que la OPEP anunciase sus intenciones de recortar la producción. Se espera que finales de este mes se haga oficial una decisión que podría suponer un recorte del bombeo de hasta 1,4 millones de barriles por día. 

Mientras tanto, el miedo a una desaceleración de la economía global y la nueva ola de shale oil producida en EEUU y Canadá están lastrando los precios. La oferta vuelve a dominar sobre la demanda de crudo, sobre todo si se mira al futuro a más corto plazo. 

"Un periodo muy incierto"

Fatih Birol, director de la Agencia Internacional de la Energía, ha asegurado hoy en una conferencia en Noruega que "estamos entrando en una era de incertidumbre sin precedente para el mercado del petróleo".

"Por ahora, los mercados están bien abastecidos de petróleo y eso ha hecho que el precio del barril haya caído en 20 dólares... la economía global está atravesando un momento muy complejo y es muy frágil... por otro lado tememos una capacidad de producción ociosa (se puede poner en marcha a corto plazo) muy baja en un mundo que cada vez es más peligroso", ha asegurado Birol.

La OPEP debe darse prisa para recortar la producción. Según BNP Paribas, se espera que para el 6 de diciembre haya un acuerdo del cártel para anunciar el recorte de de la producción de petróleo.

Detrás de estos descensos hay un temor de los inversores a un menor crecimiento de la actividad económica mundial, que suele traducirse en un menor consumo de petróleo y sus derivados. No sólo por el ahorro de costes de los usuarios de automóviles, también porque el petróleo se usa para producir muchos bienes e infraestructuras.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud