Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo se desploma más de un 8% ante el miedo a una desaceleración de la economía mundial

  • Tanto la OPEP como la AIE han enviado señales bajistas para el crudo
Una bomba de petróleo trabajando. Dreamstime

Jornada compleja para el petróleo que está digiriendo el informe mensual de la OPEP y las perspectivas energéticas de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). El crudo de tipo Brent, de referencia en Europa, cae un 7,4% y pierde los 64,8 dólares por barril. Por otro lado, el petróleo de tipo Texas, de referencia en EEUU, corrige un 8,2% y cede los 54,9 dólares por barril.

Tanto la OPEP como la AIE han enviado señales bajistas para el precio del oro negro. La OPEP ha advertido que en 2019 podría darse un superávit en el suministro de crudo ante una desaceleración en la economía mundial y un crecimiento fuerte en la producción de sus rivales (EEUU y Canadá, sobre todo), con lo que podría esperarse que el cartel anuncie una reducción del bombeo en su reunión del mes próximo. 

Un menor crecimiento de la actividad económica mundial suele traducirse en un menor consumo de petróleo y sus derivados. No sólo por el ahorro de costes de los usuarios de automóviles, también porque el petróleo se usa para producir muchos bienes e infraestructuras.

Inquieta ante la caída de los precios y un aumento de la oferta, la OPEP está hablando nuevamente de reducir la producción después de incrementarla durante meses. Un cambio así empeoraría las relaciones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el lunes llamó a la OPEP a no reducir el suministro.

En su informe mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo proyectó que la demanda mundial de petróleo suba en 1,29 millones de barriles por día en 2019. La cifra representa un recorte de 70.000 bpd frente al pronóstico del mes pasado, así como la cuarta rebaja consecutiva en las proyecciones del grupo.

También se ha dado a conocer que Arabia Saudí aumentó la producción de petróleo en 127.000 barriles diarios en octubre, hasta situarse en 10,63 millones de barriles por jornada, lo que llevó al país islámico a situarse en un nivel de bombeo superior al que registró antes de pactar un recorte a la producción de crudo, junto con sus socios de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), para aumentar el precio del barril.

Las perspectivas de la AIE

Por otro lado, los vehículos eléctricos y la tecnología de combustibles más eficientes reducirán la demanda para 2040, un pico que llegará antes de lo esperado previamente. Aún así, hasta que llegue esa fecha el mundo aún podría enfrentar escasez de suministros si no invierte lo suficiente en nueva producción, según ha publicado este martes la Agencia Internacional de Energía.

La demanda de petróleo no alcanzará techo antes de 2040, según la Agencia Internacional de Energía (AIE por sus siglas en inglés) con sede en París en su Perspectiva Energética Mundial 2018. No obstante, en los escenarios más optimistas respecto al uso de la electricidad y las energías verdes, el pico de demanda de crudo podría llegar en 2030.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud