Bolsa, mercados y cotizaciones

El beneficio del Ibex intenta rugir, pero al inversor solo le llegan bufidos

  • Los expertos auguran que las firmas batirán el récord histórico en 2020
Imagen: Dreamstime.

Los expertos estiman que las firmas del índice batirán el récord histórico de ganancias del año 2008 en 2020, pero en beneficio por acción casi nadie dará tal alegría al accionista.

Un estudio del año 2015 llevado a cabo por el Zoológico del Bronx y la Universidad de Edimburgo, sugiere que los gatos tienen personalidades parecidas a las de los leones africanos y cualquiera que busque por Internet encontrará ingentes cantidades de fotos de estos mininos vestidos con melenas de león. Pero lo cierto es que usted jamás escuchará a un gato rugir como el rey de la selva y, en el caso de la bolsa, el inversor también está muy lejos de oír esos rugidos y se tendrá que conformar con bufidos.

Aunque el índice se disfraza de león con el beneficio neto (se espera que en 2020 bata su récord histórico de ganancias del año 2008 al alcanzar un resultado conjunto de 53.400 millones), la verdad es que el accionista tendrá que conformarse con un beneficio por acción (bpa) de un tamaño mucho más reducido. Según datos de FactSet, el Ibex alcanzó su bpa histórico en el año 2008, con 1.231 euros. Para este año se estima que el índice se quedará un 38 por ciento por debajo -con 759 euros-. Para 2020 -cuando batirá su marca histórica por resultado neto- las estimaciones apuntan a un bpa de 862 euros, un 30 por ciento inferior a su cota más alta.

Estos guarismos son aún más desoladores para el inversor cuándo se mira lo que sucede en otros índices del Viejo Continente o al otro lado del Atlántico. El consenso estima que el S&P acabará 2018 un 84 por ciento por encima del pico de beneficio previo a la crisis económica. El Dax alemán se situará un 58 por ciento por encima y el EuroStoxx y el Cac francés quedarán un 15 y un 11 por ciento por debajo. Desde su récord de beneficio muchas de las cotizadas que formaban parte del índice español por aquel entonces se han integrado en otras firmas y otras han abandonado el selectivo después de años muy complicados. Pero, ¿dónde estaban y dónde están los 10 gigantes del índice español?

Inditex

Una de las pocas compañías del Ibex que han sido capaces de generar valor al accionista de manera constante -a pesar de los tambaleos de los últimos meses- ha sido Inditex. La compañía ha aumentado su bpa (ajustado al split realizado en 2014) a un ritmo anualizado del 10 por ciento durante la última década. Esto le ha valido para multiplicar por más de 4 su capitalizacón de 2008 y convertirse en la mayor firma del Ibex. De cara al periodo 2018-2020 se espera un incremento del beneficio anualizado del 9 por ciento mientras el mercado sigue centrado en el potencial del negocio online. De hecho, el pasado miércoles sus títulos saltaron un 5 por ciento después de que lanzase su tienda global de Zara en 106 nuevos mercados. "Creemos que su rentabilidad online es al menos tan buena como en tienda", explican en RBC Capital Markets.

Banco Santander

La entidad cántabra ha sido una de las cotizadas que más se ha transformado durante la última década. En el año 2008, en el Ibex cotizaban Banesto y Banco Popular, dos entidades que ahora forman parte del Grupo Santander. Por el camin,o la entidad ha ampliado capital en un 90 por ciento -entre los pagos en scrip y las ampliaciones al uso-. Aunque en 2020 batirá su récord de beneficio neto, ese mismo año se quedará un 54 por ciento por de-bajo en bpa. Con este historial, desde el cierre de 2008 sus acciones sufren un descenso del 36 por ciento, si bien los dividendos salvan los muebles y lo convierten en una rentabilidad del 34 por ciento. Con sus títulos cotizando con un descuento del 28 por ciento por valor contable, se gana un consejo de compra para el consenso de mercado.

Iberdrola

Aunque menos que para otras compañías, las cosas también han cambiado para Iberdrola. En el año 2008 cotizaba también en el Ibex su filial de renovables, con la que se fusionó en 2011. La compañía logrará beneficios históricos en el año 2019, pero tampoco será capaz de batir su récord de beneficio por acción tras haber ampliado capital en un 24 por ciento. Los 0,5 euros por acción previstos en 2019 se quedan un 12 por ciento por debajo del bpa logrado en 2008. Con todo, sus títulos se encuentran un 15 por ciento por encima del precio al que se movían por entonces, además de los dividendos que ha ido repartiendo la compañía por el camino. Incluyendo el pago de dividendos el rendimiento obtenido por el inversor alcanzaría el 70 por ciento, un 5,5 por ciento anualizado.

Telefónica

En el caso de Telefónica el algodón no engaña y ni el resultado neto ni el bpa se encuentran cerca de máximos históricos. En el año 2010 la teleco logró anotarse un beneficio de 10.167 millones de euros y un bpa de 2,25 euros por título. Para 2018 se estima que sus ganancias por título se queden en los 0,69 euros. Así las cosas, en la última década el precio de sus títulos ha retrocedido un 51 por ciento. En todo caso, la compañía ha distribuido 8,7 euros desde que acabó el año 2008 hasta ahora, por lo que el accionista habría obtenido una tímida rentabilidad del 6 por ciento en este periodo.

BBVA

A pesar de que por beneficio neto la fotografía deja peor parado al BBVA que a Santander, ya que en el caso del primero no se espera que logré batir su récord histórico, bajando a la línea del beneficio por acción existen pocas diferencias entre ambas entidades. Tomando como referencia el bpa esperado en 2019 ambas se encuentran un 57 por ciento por debajo del máximo alcanzado en 2007. La entidad todavía presidida por Francisco González -se despedirá en diciembre- ha ampliado el número de acciones un 65 por ciento desde 2008 y sus títulos sufren un retroceso del 41 por ciento desde el cierre del año. Teniendo en cuenta los dividendos repartidos en la última década -3,47 euros- el inversor borraría las pérdidas.

Amadeus

La que es ahora sexta compañía del Ibex por capitalización ni siquiera cotizaba hace 10 años. En diciembre del año 2005 la junta general de Amadeus aprobó la exclusión de la negociación de Amadeus IT Holding y no sería hasta 2010 cuando la empresa volvería al parqué para completar una historia de éxito. Desde que comenzó su andadura la compañía ha aumentado su beneficio por acción a un ritmo anualizado del 30 por ciento y para los dos próximos años se esperan incrementos por encima del 10 por ciento. Así, desde su salida a bolsa su beneficio real se premia con un alza del 535 por ciento.

Repsol

Mientras la petrolera luchará por lograr un beneficio histórico en 2020, batiendo el anterior récord de 2007, el aumento del 30 por ciento de las acciones en circulación por los pagos en scrip dejan su bpa histórico aún muy lejos. En la última década sus títulos suben un 10 por ciento por precio y los dividendos elevan la rentabilidad al 82 por ciento.

Naturgy

Si en 2008 Gas Natural y Unión Fenosa cotizaban por separado, ahora lo hacen de manera conjunta bajo el nuevo nombre de Naturgy, adoptado este mismo año. Y si el negocio de la compañía ha cambiado sustancialmente también lo ha hecho debido, fundamentalmente, a las 448 millones de acciones emitidas para comprar Unión Fenosa. Así, aunque el nuevo plan le valdrá para batir su resultado histórico en 2020, su beneficio por acción quedará un 35 por ciento por debajo ese año. Eso sí, el resultado para el inversor no ha sido desdeñable: solo por precio genera ganancias del 40 por ciento desde que acabó 2008.

ArcelorMittal

Arcelor ha sido otra de esas compañías que se ha transformado durante los últimos años. En 2009 se incorporó por primera vez al Ibex y desde entonces no lo ha abandonado, aunque hace no tanto vivía una situación de lo más complicada. En 2016 tuvo que realizar una importante ampliación de capital para salvar los muebles. Desde entonces sus resultados se han recuperado, pero volver a un bpa récord parece una quimera teniendo en cuenta que tendría que triplicar el resultado previsto para 2019 para lograrlo. Con estos ingredientes las acciones se dejan un 40 por ciento desde el cierre de 2018, si bien la situación llegó a ser dramática en 2016 cuando las pérdidas eran cercanas al 85 por ciento.

CaixaBank

Hace 10 años la entidad catalana no cotizaba aún en bolsa y quien sí lo hacía era Criteria, que había logrado en 2006 unos resultados históricos en beneficio -que CaixaBank superará en 2019- pero de los que estará muy lejos en términos de bpa. Según FactSet, desde el año 2008 el número de acciones en circulación han crecido en cerca de un 75 por ciento. Desde que Criteria dio paso a CaixaBank en bolsa los títulos del banco han perdido un 23 por ciento por precio, pero los dividendos repartidos enjugan los números rojos, convirtiéndose en una rentabilidad del 7 por ciento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Fed
A Favor
En Contra

El IBEX pretende ser pedo y se queda en mierda jajaja

Puntuación 3
#1
JonS
A Favor
En Contra

Los del IBEX, las eléctricas y los fachorros corruptos. No hay mayor corrupción que ser un Facha.

Puntuación -3
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Diábolo
A Favor
En Contra

Por eso los americanos siempre hablan de beneficio por acción (BPA) y no beneficio neto como hablamos aqui en España.

Qué mas dá que el Santander recupere el beneficio neto del 2018 si ha tenido que duplicar el capital, teniendo que repartirlos entre el doble de acciones, la rentabilidad se queda en la mitad...

Aqui siempre en plan paleto...

Puntuación 5
#3
Español sensato
A Favor
En Contra

Porque con sujetos como el del comentario 1 y el 2 un país no puede progresar yo voto VOX.

Puntuación 3
#4
Capullo Jons
A Favor
En Contra

2

Eres un capullo. Aburres.

Puntuación 3
#5
FASCISTAS
A Favor
En Contra

VOX es un partido de derechas según unos o de extrema derecha según otros, otros fascistas como los del PP

Puntuación -1
#6