Bolsa, mercados y cotizaciones

El oro, los bonos y el yen son el refugio para los inversores

Foto: Archivo

En días como este martes, hay inversores que no solo sacan su dinero de la bolsa y lo guardan bajo el colchón, sino que, en su retirada, tratan de aprovechar los problemas para invertir en los activos que habitualmente se comportan bien cuando el miedo acecha a los mercados. Ante el aumento de la volatilidad y las caídas de las bolsas que se vieron este martes, muchos inversores optaron por entrar en el activo refugio más ortodoxo: el oro.

El metal precioso llegó a rebotar más del 1,3% durante la jornada, tocando los 1.237,8 dólares por onza en el día, el nivel más alto que alcanza desde el pasado mes de julio. Las incertidumbres que han surgido durante el verano están viniendo bien al metal: desde los mínimos de agosto, en los 1.176,2 dólares, el recurso básico repunta un 5,2%, alimentándose del temor que ha minado los ánimos de muchos inversores.

Sin embargo, el metal no fue el único activo que funcionó, como suele ser habitual, como escudo contra los problemas. La renta fija también recibió compras generalizadas durante la jornada. Fue especialmente fuerte la subida en precio y caída en rentabilidad que experimentó el T-Note, el bono estadounidense a 10 años, que, a media sesión de bolsa estadounidense, se movía en el 3,12% de rentabilidad tras caer esta 7,7 puntos básicos en el día. En Europa, los títulos de deuda de Reino Unido fueron los que más cayeron en rentabilidad: 5,4 puntos básicos. El Bund alemán, con vencimiento a 10 años, cayó 3,8 puntos básicos hasta el 0,41%, mientras el francés lo hizo en 3,3 puntos básicos, hasta el 0,78% de rentabilidad.

El dinero corrió el martes hacia la renta fija de forma general, pero hubo una excepción que confirma la regla: el bono italiano. El título transalpino acusó que Italia sea uno de los focos que están generando incertidumbre entre los inversores, y fue el único que recibió ventas durante el día, subiendo su rentabilidad 9,8 puntos básicos hasta el 3,59%, sin llegar a perforar los máximos del año que se vieron la semana pasada en el 3,68% de rentabilidad.

Además del oro y la renta fija, el yen también cumplió con el repunte que suele experimentar cuando llegan los problemas. La divisa japonesa, por el atractivo carry trade que presenta (endeudarse en yenes por los bajos tipos, y usar ese dinero para invertir en otros mercados), recogió una parte importante del dinero que salió de las bolsas. La moneda japonesa fue la más alcista del día entre las 10 divisas más cotizadas del mercado, con un repunte del 0,5% frente al dólar, y del 0,3% en el cruce que mantiene con el euro. Su subida más discreta la experimentó frente a la libra, del 0,2%.

El euro respira tranquilo a pesar de Italia

El desencuentro entre Bruselas y el Gobierno italiano no dañó este martes al euro con especial virulencia: la divisa europea fue una de las más alcistas de la jornada si se tienen en cuenta las 10 monedas más líquidas del mercado. De hecho, únicamente cayó frente a la libra esterlina. Frente al dólar estadounidense, el euro repuntó el martes un 0,2%, hasta los 1,148 dólares. Los mínimos del año en ese cruce siguen siendo los 1,134 dólares que se tocaron el pasado 14 de agosto.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

andaya
A Favor
En Contra

esos tres refugios son como refugiarse bajo un arbol, si llueve mucho te mojas dos veces. ademas el oro ha sido sustituido parcialmente por las criptomonedas.

Puntuación -4
#1
desde Málaga
A Favor
En Contra

Entonces quiere decir que va a haber crash bursátil si o sí...

Buena suerte a todos...

Puntuación 3
#2
J
A Favor
En Contra

Nada...nada.... A construirse un refugio antinuclear, comprar legumbres, y depósitos de agua, que viene el fin del Mundo.

Lo malo de lo anterior, es que la final, y contando con que el "refugio" resistiese las "bombas", sale uno del mismo...y se muere igual, de la misma forma, el comprador de lingotes de oro, no tendría a quien vendérselos, y para comer están la mar de duros.

Hay un interés generalizado, a pesar de que al contrario del 2008, en el que existía una verdadera crisis Financiera, en hacer caer los mercados.... No duden que alguien se está forrando, ¿no se dan cuenta que callados están algunos mandatarios extranjeros, a pesar de que sus Bolsas han caído de forma espectacular ?

Cuando les interese.... el cúmulo de "desgracias" que padecemos, verán como empiezan a desparecer.... China es un amigo del alma, los ingleses negocian el inacabable Brexit, de forma sensata, los italianos se repliegan a Bruselas, hasta Arabia Saudí, encuentra al malo de la embajada, ( que por supuesto actuó solito )..... Y el petroleo baja...

Y el pobre inversor, que vendió perdiendo, ve que esas inversiones suben y suben, y el......está fuera.

Y el mismo, que se forraba con las ventas, vuelve a hacerlo con las compras.

Nada nuevo bajo el Sol.

Puntuación 4
#3