Bolsa, mercados y cotizaciones

Japón carga contra las plataformas de bitcoins y EEUU exige un registro obligatorio para operar

La Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA, por sus siglas en inglés) ha ordenado la suspensión durante un mes de los operadores de criptomonedas BitStation y FSHO, y ha sancionado a otras cinco, entre ellas Coincheck, con la obligación de adoptar mejoras de control internos y de información al regulador para garantizar la protección de sus clientes y evitar el blanqueo de dinero. La SEC (Securities and Exchange Commission de EEUU) exige a las plataformas de intercambio de monedas digitales que se registren. Coincheck se ha comprometido a compensar a sus usuarios tras el robo sufrido. l ¿Ha pasado de moda el bitcoin? Las transacciones de la criptodivisa caen en picado

La mayor penalización recayó en FSHO y BitStation después de que se encontraran infracciones relacionadas con el desvío de bitcoins por parte de un alto cargo para uso personal, las siete casas de intercambio de monedas virtuales tendrán que adoptar un sistema de seguridad, además de presentar un informe al respecto que deberá ser enviado a la FSA el próximo 22 de marzo.

Las plataformas afectadas son FSHO, BitStation, Tech Bureau, GMO Coin, Mister Exchange, Bike Limited y Coincheck. La FSA ha establecido un grupo de estudio en virtud del cual se examinarán cuestiones institucionales relacionadas con la industria de intercambio de criptomonedas. Este grupo estará formado por instituciones académicas, agencias gubernamentales y personal relacionado con estos mercados.

Tras el anuncio del regulador japonés, el precio del bitcoin, según datos de Coindesk, bajaba de la cota de los 10.000 dólares (8.061 euros) y situaba su mínimo en 9.538 dólares (7.688 euros), mínimos del pasado 26 de febrero.

Coincheck la plataforma más importante y una de las más grandes del mundo, la cual recientemente sufrió un robo de más de 500 millones de dólares (403 millones de euros), punto de partida de la investigación por parte del regulador japonés, ha anunciado que compensará la próxima semana a los usuarios afectados por el ciber-robo de finales de enero, hasta ahora el mayor en el sector, y reveló que el pirateo se perpetró con un virus informático.

Robo de 500 millones de criptomonedas NEM

Coincheck pagará de sus propios fondos unos 46.000 millones de yenes (350 millones de euros) a los aproximadamente 260.000 clientes afectados por el ciberataque, en el que desaparecieron más de 500 millones de criptomonedas NEM de las carteras digitales privadas de los usuarios.

La casa de cambio ha calculado el montante de estas compensaciones a partir del valor que tenía la moneda virtual en una fecha posterior al robo del 26 de enero, que causó una caída generalizada en los mercados de criptomonedas.

Algunos de los usuarios afectados han presentado demandas colectivas contra Coincheck para exigir el reembolso total de los fondos perdidos.

Admite fallos de seguridad

El director ejecutivo de Coincheck, Yusuke Otsuka, ha explicado que el robo multimillonario de NEM se perpetró a través de un correo malicioso enviado a los empleados de la compañía, que permitió que los piratas informáticos accedieran a las carteras digitales de sus clientes.

El presidente de Coincheck, Koichi Wada, ha admitido por su parte que la empresa "se vio desbordada" por la explosión del número de usuarios entre abril y junio del año pasado debido a la legalización de las criptomonedas en Japón, lo que terminó por comprometer su seguridad.

La empresa también ha anunciado que la semana que viene reanudará las transacciones con muchas de las principales criptomonedas, que mantiene congeladas a raíz del ciber-robo.

El ciberataque recuerda al que sufrió la también firma japonesa Mt. Gox en 2014, declarada en quiebra tras su pirateo, y además de exponer las debilidades de las casas de cambio y atraer más atención de las autoridades, generó fuertes sacudidas en la cotización del bitcóin y de otras de las principales divisas de este tipo.

El bitcoin recupera los 10.000 dólares

La cotización del bitcoin tras un descenso inicial se ha recuperado y vuelve a superar los 10.000 dólares con subidas del 1%. Desde los máximos de diciembre del año pasado cuando el bitcoin rozó los 20.000 dólares, la divisa digital acumula un descenso de 47%. Las criptodivisas han entrado en un momento importante cuando se asume que están en pleno pinchazo de la burbuja.

Tras atraer la atención de la industria financiera y lanzar futuros sobre el bitcoin, los descensos están motivados por el aumento de regulación sobre criptodivisas y plataformas que está teniendo en lugar en los países donde hay un mayor auge como Japón o Corea del Norte y las prohibiciones y limitaciones que está planteando China.

Por su parte en EEUU, ha pasado de las advertencias de invertir en monedas digitales a exigir el registro en la SEC, el supervisor de mercados del país. "Un número de estas plataformas ofrecen un mecanismo para el intercambio de activos que cumple con la definición de valor bajo las leyes federales. Si una plataforma ofrece el intercambio de activos digitales que son valores y opera como una casa de intercambio, tal y como se define en las leyes federales de valores, la plataforma deberá registrarse en la SEC o estar exenta de registro", reza el comunicado emitido por la CNMV de EEUU.

"A la SEC le preocupa que muchas plataformas online parezcan a ojos de los inversores como mercados registrados y regulados cuando no lo son", ha añadido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado