Bolsa, mercados y cotizaciones

El Dow Jones registra la mayor caída en puntos de su historia y la culpa la tienen los robots

  • Los ETFs y robo-advisor aumentan la distorsión del mercado

El Dow Jones marcó su peor jornada desde agosto de 2011 y se anotó su peor caída de la historia en cuanto a puntos, con 1.175,21 enteros, aunque en el peor momento de la sesión llegó a perder 1.597 puntos (-6,26%). l El índice del 'miedo' repunta hasta niveles no vistos desde 2011 en EEUU y desde el 'Brexit' en Europa

Los responsables del parque bursátil aclararon que, en principio, el derrumbe de hoy no está ligado a ningún problema técnico, y dijeron, en cambio, que la oleada de ventas fue canalizada apropiadamente sin que hubiera una acumulación especial. Sí destacaron que las órdenes de venta fueron recibidas durante un breve período de tiempo, especialmente en la última parte de la jornada. Pocos minutos después, las pérdidas se recortaron a la mitad, siendo aún así de gran calado para estos selectivos.

En aproximadamente de 15 minutos, una hora antes del cierre, se produjo una ola de ventas ordenada, lo que llevó al Dow desde alrededor de 700 puntos a un descenso de 1.600 puntos.

Algunos expertos achacan esta precipitada caída a las órdenes de venta preprogramadas si los índices o valores llegaban a caer hasta situarse en ciertas cifras (stop loss). A pie de parqué de la bolsa de Nueva York, Peter Tuchman, director de operaciones en Quattro Securities, explicó a elEconomista que la caída estuvo motivada por la pérdida de soportes, con el S&P 500 operando por debajo de la media de las últimas 50 sesiones.

"No se ha activado ningún corto-circuito ante la venta pero se han activado las ventas automáticas una vez que se han comenzado a perder 500 o 600 puntos", dijo en referencia al Dow. "Cuando vemos un mercado que cae por el precipicio como hemos visto hoy es una venta emocional pero no considero que esto vaya a continuar", aclaró.

Adiós a la volatilidad

"Es probable que el régimen de baja volatilidad haya muerto. El comportamiento de los precios observado en bolsa en los últimos quince meses no tenía precedentes y ahora, ante el riesgo de que se acelere bruscamente la inflación en EEUU, se ha desatado una ola de pánico vendedor potenciada por las ventas cuantitativas", indica Andrew Bresler, subdirector de ventas globales de APAC en Saxo Bank que apunta a que los flujos pasivos de ETFs y robo-advisor han causado distorsiones en el mercado.

Algunas plataformas web de este tipo de operativa se bloquearon, los clientes no podían acceder a sus cuentas ni salir. "Han sido un componente importante para llevar a los mercados de acciones a donde están y la reversión de una tendencia tan impresionante como la de la renta variable de EEUU siempre será particularmente perniciosa con la participación cuantitativa", destaca Bresler.

"La caída por la mañana fue causada por humanos, pero la caída libre de la tarde fue culpa de las máquinas. Tuvimos la misma sensación que en 2010: ¿Qué diablos está pasando aquí?", explica Walter "Bucky" Hellwig, vicepresidente senior de BB & T Wealth Management.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado