Bolsa, mercados y cotizaciones

Brexit: los mercados buscan refugio mientras la libra sufre la peor caída de su historia

  • El euro registra también el peor desplome frente al dólar desde su creación
  • Yen, oro y bitcoin suben con mucha fuerza; el petróleo cae más del 4%
  • La prima de riesgo de España se dispara más de un 27% frente a ayer

Ni las casas de apuestas creían en el Brexit, pero se ha consumado. Los inversores han puesto el modo risk off en marcha, huyendo hacia sus refugios y provocando movimientos muy violentos en los mercados: un Viernes Negro con la peor caída de la historia del Ibex 35. La principal víctima, la libra. La divisa británica ha sufrdo un hundimiento sin precedentes, mucho peores incluso que las del célebre Miércoles Negro, tras el referéndum que ha dado la victoria al sí al abandono de Reino Unido de la Unión Europea. Siga al minuto a minuto toda la información sobre el Brexit.

"El pánico es palpable", resume John Gorman, de Nomura. "Es el tipo de cosas que pasa una vez en la vida", añade Chuck Self, jefe de inversión de iSector. "La mayoría de la gente va a sentir el dolor", avisa en declaraciones a la agencia Bloomberg.

La libra esterlina ha llegado a un hundirse más de un 10% a primera hora, y aunque durante la sesión ha moderado las caídas al cierre de los mercados europeos vuelve a desplomarse más de un 9%. Pero no es la única que sufre: la moneda única también ha llegado a caer más del 4% frente al dólar, la peor caída desde su introducción en 1999, aunque durante el día ha moderado el descenso hasta el entorno del 2%.

Por el contrario, el yen japonés y el franco suizo, habituales refugios en tiempos de incertidumbre, registran fuertes subidas. Como curiosidad, bitcoin, la criptomoneda, también se anota fuertes ascensos.

Mercados en modo risk off

El nerviosismo también se ha trasladado a la deuda, con la prima de riesgo de España se ha disparado frente al cierre de ayer, principalmente porque los inversores se han abalanzado sobre la deuda alemana, otro de los clásicos en tiempos de zozobra. Todos los activos considerados de riesgo, como por ejemplo las monedas de países emergentes y exportadores de materias primas, están desplomándose.

En otros mercados, el oro, el activo refugio por excelencia, se ha disparado toda la jornada alrededor de un 5%, mientras que el petróleo ha perdido más de un 4%, tanto el West Texas de EEUU como el Brent, referencia en Europa. El modo risk off se ha puesto en marcha a plena potencia: los inversores vuelan en masa hacia cualquier cosa que se considere refugio, desde el yen hasta los bonos del Tesoro estadounidense. Y el mercado se mueve por bloques, solo importa si el activo es 'peligroso' (y se desploma) o 'seguro' (y sube con fuerza).

El resultado ha pillado con el pie cambiado a los mercados de divisas, que habían visto como la divisa británica subía en los días previos al referéndum ante unas encuestas que daban la victoria al campo del 'Bremain'. De hecho, la renta variable europea ha vivido su peor sesión desde el crash de 1987.

Esta enorme caída de la libra es muy superior a cualquiera que se haya conocido: por ejemplo, el famoso Miércoles Negro de 1992, cuando la divisa británica fue expulsada del mecanismo europeo de cambio, 'solo' provocó un descenso del 4,1%.

El famoso especulador George Soros, quien estuvo detrás de las grandes apuestas en contra de la libra aquel día, ya avisó esta semana que un Brexit podría provocar un hundimiento de la moneda mayor que el se vivió entonces. Aquel día, el inversor ganó 1.000 millones de dólares y se convirtió en el hombre que quebró al Banco de Inglaterra. 

Frente al dólar, supone caer a niveles no vistos desde 1985, año en el que las grandes potencias se tuvieron que unir para intervenir el mercado de divisas ante la fortaleza del dólar. Fueron los famosos Acuerdos del Hotel Plaza, un hito histórico con el que se ha especulado desde que la caída de Lehman Brothers desencadenara la crisis financiera que todavía vivimos.

De momento, hoy el Banco de Inglaterra (BoE) ha anunciado que tiene 250.000 millones de libras para sostener el sistema financiero británico, cuyos bancos se han hundido en el parqué londinense.  El BoE y su homólgo de la zona euro, el BCE, ya anunciaron que tomarían las medidas necesarias para asegurar la liquidez en los mercados.

En este contexto, el portavoz de la Asociación Española de Banca, José Luis Martínez Campuzano, asegura que "las autoridades monetarias mundiales están preparadas para amortiguar la inestabilidad financiera derivada de la incertidumbre y el impacto económico negativo se dilatará con el tiempo".

"No es un buen día para Europa. No podemos anticipar totalmente las consecuencias, pero no hay duda de que serán negativas para todas las partes", resumió en un comunicado John Cyran, consejero delegado de Deutsche Bank.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

YO
A Favor
En Contra

NO

Puntuación 0
#1
Igualdad de Competencia
A Favor
En Contra

La principal razón para llevar a cabo este suicidio colectivo era, precisamente, hundir el valor de la libra. Se trata de acometer una suspensión encubierta de la deuda, dado que los políticos británicos llegaron hace tiempo a la conclusión que no es posible pagar la inmensa deuda pública sin acometer devaluaciones -fraude monetario consistente en rebajar el valor de la unidad monetaria con el objetivo de devolver la deuda con unidades que valen menos que aquellas se prestaron-. Se trata de una suspensión de pagos.

Los pactos monetarios encuadrados dentro de aquellos que afectan a la competencia dentro de la UE, le limitan al Reino Unido su capacidad para deteriorar el valor de la libra y buscar ventajas comerciales completamente tramposas en un entorno de igualdad comercial. Ese fue el objetivo de mantenerse al margen del euro, pero la UE lo vio venir y por ello se firmaron pactos que, aun no estando en el euro, obligan a los miembros de la UE a mantener el valor de sus monedas dentro de un rango. Claro, el resto de los países de la UE no nos chupamos el dedo y los tratados se realizaron correctamente para evitar la competencia desleal de la devaluación y la depreciación monetaria.

Lo que está sucediendo hoy con la libra y si no se recupera no es motivo para que se salgan de la UE sino para que sean expulsados. La UE debe imponer hoy mismo sanciones y aranceles para proteger la competencia en igualdad de condiciones. No se debe permitir a ningún país buscar ventajas que alteran la libre competencia. Y eso es lo que busca el Reino Unido y quienes han votado a favor de salir. La respuesta de la UE no debe hacerse esperar. La Comisión Europea debería anunciar la imposición de aranceles a los productos británicos, incluyendo los billetes de avión al Reino Unido, equivalentes a la depreciación de la libra en las próximas semanas.

La UE tiene que proteger la libre competencia de acciones que van directamente orientadas a hacer trampas. Y bajar el valor de la libra es hacer trampas. ¿Cuántas cancelaciones de viajes a España pueden producirse en las próximas semanas porque viajar al Reino Unido este verano puede resultar mucho más barato gracias al hundimiento de la libra? La UE debería imponer una tasa idéntica a la caída de la libra. Si baja un 25 %, la tasa arancelaria a los billetes de avión debe compensar el coste del transporte y la bajada de la estancia hotelera. Así, el viaje debería ser cargado con una tasa lo suficientemente alta como para compensar esta acción tramposa contra la igualdad de competencia dentro de la UE. Y tiene que hacerse ya. Hoy mismo.

Puntuación 20
#2
La Opinion
A Favor
En Contra

Estos Ingleses la que han liado. Ya lo advirtió el General de Gaulle , que se negó a que Inglaterra entrará en la Union Europea; porque sería como el Caballo de Troya , nos destruirá desde dentro .

Puntuación 17
#3
balticum
A Favor
En Contra

El chiste no es para reirse, al contrario. La salida debe negociarla con la CE pero cualquier nuevo convenio con cada uno de los 27 miembros que entraría en vigor solo por unanimidad de los 27. Sin UK desaparece un contrapeso al ordoliberalismo alemán y al dirigismo francés. Y después? GB ha pasado a ser "tercer país" y por lo tanto los 53 convenios europeos con el mundo no le valen. Y que pasa con el Tratado de Utrecht, vale todavía o caduca automáticamente? Este tratado se refiere a Gibraltar.

Puntuación 0
#4