Bolsa, mercados y cotizaciones

"China será el principal accionista de su propia bolsa y aislará el problema"

Sortear las pérdidas en el parqué en 2015 no fue sencillo. Pero mientras el Ibex 35 cedió un 3,6 por ciento en 12 meses hasta noviembre, la cartera de Bankinter para el Eco10 ganó un 32,6 por ciento. ¿Cómo ven ahora al mercado desde la firma?

Dos sesiones alcistas no borran las pérdidas de las bolsas en enero y no alejan aún los fantasmas con los que se han topado los mercados en este arranque de año. Las últimas jornadas y la próxima semana serán la clave, en opinión de Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter, y Eva del Barrio, analista de la entidad, para saber si el ciclo económico expansivo actual está en juego. Los ganadores entre las 53 firmas que colaboraron en 2015 en el Eco10 explican su visión y recomendaciones para el actual trimestre.

¿Están justificadas las caídas de enero? ¿Hasta qué punto les preocupa China?

Coinciden una serie de catastróficas desdichas: China, el precio del petróleo y la Fed. La economía china no tiene una solución a corto plazo. Sí tiene una solución monetarista y es que el banco central, con las inmensas reservas que tiene, siga dando soporte a las cotizaciones, desde el yuan hasta los bonos, pasando por su bolsa. El desenlace final es que acabará siendo el principal accionista de su propia bolsa. Una vez que eso suceda, algo que está muy próximo, ese problema quedará aislado, de manera que el impacto de China no justifica lo que está pasando.

¿Y el petróleo? ¿Por qué está dañando tanto a las bolsas si en principio puede ser un factor positivo para las economías?

Se está produciendo una interpretación simplista de todo lo que pasa. No contábamos con este precio del petróleo, nosotros esperábamos que estabilizara en torno a los 40-45 dólares. Todo esto es una estrategia de petróleo por parte de EEUU más geoestratégica que puramente económica. EEUU busca dos cosas: una, tener tipos bajos durante mucho tiempo sin inflación global, y dos, reducir costes, porque sabe que este ciclo expansivo viene mucho más apoyado en quien sea capaz de reducir costes y no de aumentar ingresos. Va de márgenes y, por ello, una variable clave es el petróleo. Estratégicamente, EEUU tiene tres enemigos: Irán, Venezuela y Rusia. Y lo que hace es pensar en reforzar el ciclo abaratando el petróleo y, además, si llega a un acuerdo con Arabia Saudí consigue anular a sus tres rivales. Cuando consigue abaratar el crudo desde los 110 dólares hasta los 60, EEUU entrega y recibe algo. Entrega el shale oil, el petróleo que se extrae en arenas bituminosas y, a cambio de eso, Arabia Saudí lo acepta porque quiere ganar cuota vía OPEP. Sacrifica a corto plazo ingresos para ganar cuota y también porque EEUU les entrega el shale oil, que entraba en competencia con su propio petróleo.

¿Por qué es la Fed el tercer factor?

En nuestra opinión, puede acabar demostrándose que se están equivocando. Nos pasamos 2015 diciendo que la Fed no iba a poder subir tipos por las circunstancias y que si lo haría sería muy a final de año o en 2016. Al final lo hizo a finales de 2015, pero en absoluto estoy convencido de que esté acertando. En su próxima reunión [esta semana] tiene algo distinto que hacer y que decir.

Estamos en una zona crítica, sobre todo en EEUU, ¿es el momento de un rebote?

La semana pasada y la que viene son determinantes. Si el mercado se estabiliza, acabará rebotando y no habremos cambiado de escenario. Si sigue bajando con fuerza, las propias caídas afectarán a la economía, que hasta ahora no lo estaba.

¿Temen entonces, si vuelven estos descensos, que pueda producirse una recesión?

No hay una razón sólida a esta caída de mercado, lo vemos más como una oportunidad. Pero hay un punto en el que si el mercado cae lo suficiente afectará a la confianza de las familias, sobre todo en EEUU porque la gente tiene su patrimonio en bolsa y bonos, y de las empresas y, por tanto, pasamos al consumo y a la inversión. In extremis, si esto fuera suficiente para afectar al ciclo, puede haber un momento futuro en que estemos pensando que puede haber una recesión.

¿Qué más puede hacer el BCE en marzo? ¿Cuáles son las medidas más probables?

Para el BCE, es una cuestión de manejo de expectativas y mensajes. Y lo que puede hacer es alguna cosa concreta que no cueste dinero, es decir, seguir bajando el tipo de depósito. Así, por un lado, lanza un mensaje de que no hay un cambio en el ciclo, y, por otro, sigue diciendo que pondrá todo el dinero que sea posible en el sistema poniendo los medios para que no vuelva a la institución.

Las bolsas en estos niveles, ¿están baratas?

Hay una sobrerreacción clara. Mientras continúe el ciclo expansivo, aunque sea modesto, las bolsas estarán baratas.

¿También la española?

Hemos hecho valoraciones ignorando el factor político que dan potenciales del 30-35 por ciento. Para el Ibex, el objetivo serían los 11.500-11.900 y para el EuroStoxx, 3.700-4.056. Hay valor de sobra. Donde está más dudoso es en EEUU, que ha subido mucho en los últimos años, mientras Europa se quedaba descolgada, y también encontramos valor en Japón.

Pero, ¿se puede ignorar el factor político?

Estamos aconsejando Europa, el Ibex no podemos recomendarlo por dos factores: el peso de Latinoamérica y la cuestión política. Ambos se pusieron en precio en 2015 y este año no están cotizando porque se considera que el gap entre el Ibex y el EuroStoxx del año pasado ya recogió todo en precio. Pero dependerá del desenlace político final.

¿Desde cuándo no recuerdan un mercado con tanto potencial alcista en Europa?

Recordamos del 15 por ciento o incluso del 22 por ciento, pero superiores a 30 hace muchos años. Aunque son potenciales que existen mientras el mercado no cambie el ciclo.

¿Este recorrido al alza en las cotizadas europeas estará apoyado en una mejora de los beneficios empresariales?

Hay un punto de inquietud en las valoraciones actualmente. Al valorar, en el numerador está el flujo de caja y en el denominador, el tipo al que se descuenta, y estamos en un contexto en el que los bonos están sobrevalorados. Cuidado, porque esto explica que las mejores valoraciones salgan sobre todo porque el denominador es más bajo, no tanto porque los flujos sean mejores. ¿Cuándo iban a empezar a serlo? En EEUU, ya ha pasado, pero en Europa iban a crecer sobre todo en 2016, a partir del segundo trimestre. El riesgo es que en el año seis, por ejemplo, la inflación sea del 3 por ciento y haya una pérdida de dinero nada despreciable.

Pese a todo, la bolsa sigue siendo el activo más recomendado. ¿Qué le diría a un inversor que está en ?modo pánico??

Que si no hay cambio de ciclo, los precios son muy buenos. Y la siguiente pregunta es: ¿y va a haber cambio de ciclo? Nadie lo sabe, pero si el mercado se estabiliza no lo habrá. Si el Ibex35 se va a 6.000 puntos, sí. Algo estará pasando y nos equivocaremos los que decimos que no.

En su cartera para el Eco10, vigente hasta finales de febrero, se decantan por Inditex, Iberdrola, IAG, Red Eléctrica y Acciona. ¿Les gusta algún otro valor de la bolsa española?

Estamos cómodos con esta cartera. Ahora mismo no es momento de industriales ni de bancos -llegará un punto del año en que sí-, hay que estar en defensivos, apostando por dividendo. Aena también es una buena idea, una compañía que hay que tener.

Relacionados

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud