Bolsa, mercados y cotizaciones

Los expertos reclaman diversificar la hucha de las pensiones y que haya más gestores

  • Alertan del peligro de que toda la cartera esté invertida en deuda con el poco recorrido que le queda

El problema del sistema de pensiones sigue latente. A pesar de que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social ha logrado una rentabilidad del 11,85% en 2014, la más alta de la historia, gracias a los rendimientos obtenidos de la renta fija, el escenario de tipos de interés en mínimos y las limitaciones de inversión de la hucha de las pensiones plantean un conflicto a largo plazo. Los expertos consideran que ante este panorama ha llegado el momento de cambiar su política de inversión y mirar más allá de la deuda española, donde se encuentra el cien por cien de su cartera, según su informe de evolución de 2014.

Se ha flexibilizado la selección de emisiones, ya que ahora se exige menos calificación crediticia. Sin embargo, la problemática es tan grande que esto sigue siendo una medida menor. "Invertir exclusivamente en deuda pública española ha sido un acierto, pero a largo plazo es imprescindible diversificar el fondo, incluyendo acciones", considera Fernando Luque, editor senior de Mornigstar. A día de hoy, la norma es que solo puede invertir en deuda pública española, alemana, francesa y de Países Bajos. En euros y "de calidad crediticia elevada", en lugar de "calidad crediticia máxima" que se exigía en 2013.

De la misma opinión es Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis, que afirma que "al ritmo que van los tipos de interés, los bonos que vayan venciendo van a renovarse a tipos bajísimos". Como muestra de ello, en algo más de un año la rentabilidad del bono español a diez años ha pasado del 4,15 al 1,26% (cuando sube el precio de los bonos, cae su interés).

Este experto compara los rendimientos que se pueden obtener de deuda pública con los dividendos que reparten algunas cotizadas españolas: "Los dividendos que reparten las compañías más solventes de la eurozona están en el entorno del 2,5-3%, y podrían aumentar en el futuro a poco que mejore la situación económica". En este sentido, añade que "no es difícil realizar un estudio para seleccionar compañías que nunca han dejado de pagar dividendo ni han utilizado trucos que lo diluyan".

En manos de profesionales

Una de las reivindicaciones de elEconomista a través de la publicación Inversión a Fondo es la delegación de la gestión del fondo en manos profesionales especializadas en la gestión de activos como una de las soluciones para mejorar sus rendimientos de cara a futuro.

Para ello, los expertos consultados consideran que sería interesante dar la gestión en la parte de la cartera que se quisiera incrementar la rentabilidad a una buena selección de gestores, "elegidos por un asesor realmente independiente, no a dedo. Estableciendo rigurosos controles de riesgo y volatilidad no sería nunca un problema", afirma Alvargonzález.

Por su parte, Rose Marie Boudeguer, directora del servicio de estudios de Banca March, opina que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social "debería ser gestionado como una unidad independiente por profesionales independientes, y capaces, no nombrados o ascendidos por asignación sino por sus méritos y resultados".

Ante este panorama, el segundo y tercer pilar del sistema de pensiones (los planes de pensiones individuales y los de empresa) cobran más relevancia, en virtud de la menguada pensión pública y el envejecimiento de la población. A este respecto, Antonio Salido, de Fidelity, asegura que la sostenibilidad de las pensiones pasa por "flexibilizar las aportaciones en las empresas y ofrecer incentivos fiscales a las mismas, además de dejar libertad a los empleados para elegir su plan. También retener un porcentaje del sueldo que vaya al plan de pensiones y que la empresa iguale esta partida, obteniendo por ello incentivos fiscales. Por la parte privada, pasa por crear una cuenta genérica de pensiones y ofrecer libertad de inversión en diversos productos (bonos, acciones, fondos...) con los mismos beneficios fiscales a largo plazo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum