Bolsa, mercados y cotizaciones

Los 'hedge funds' de Bear Stearns se acogen a la bancarrota

Una de las víctimas de la crisis en el sector de las hipotecas de alto riesgo es Bear Stearn. Foto: Archivo

Como si fuera una epidemia, la crisis en el sector de las hipotecas de alto riesgo -subprime- ya se ha cobrado sus dos primeras víctimas oficiales dentro del banco de inversión Bear Stearns. El pasado miércoles la entidad rellenó los informes necesarios para que dos de sus hedge funds -fondos de inversión libre- se acogieran al Capítulo 15 de la bancarrota estadounidense.

Los dos hedge funds en cuestión, Bear Stearns High-Grade Structured Credit Strategies Master Fund y Bear Stearns High-Grad Structured Credit Strategies Enhanced Leverage Master Fund, perdieron más del 90 por ciento de su valor y quedaron exprimidos a cero después de que la entidad financiera realizase algunas inversiones demasiado arriesgadas dentro del mercado de hipotecas. Ambos fondos han tenido que acogerse al título 15 de la Ley de Bancarrota porque fueron fundados fuera de los límites de Estados Unidos, en las Islas Caimán, para ser exactos.

"Es parte del proceso de liquidación"

Russell Sherman, portavoz de Bear Stearns, dejó claro que esta determinación "es parte del proceso de liquidación" de ambos productos, que tenían todos sus títulos respaldados por hipotecas entregadas a personas con condiciones crediticias por debajo de la media. La hecatombe se produjo cuando los acreedores de los fondos demandaron más dinero ante la caída del mercado de las subprime, provocada a su vez por los impagos de los dueños de las hipotecas.

Los inversores de los fondos acogidos a la ley de bancarrota no han dudado en presentar una demanda contra Bear Stearns, que es la quinta entidad financiera de EEUU y está especializada en activos hipotecarios. La demanda colectiva, respaldada por la Asociación Nacional de Comercio de Acciones (NASD, por sus siglas en inglés) y los bufetes de abogados Zamansky & Associates y Rich & Intelisano, acusa al banco de inversión de haber confundido a los inversores y no haber dejado nunca claro hasta qué punto sus participaciones dependían del mercado hipotecario de alto riesgo.

850 millones de dólares bloqueados

En medio de esta maraña, un tercer producto de Bear Stearns, Bear Stearns Asset-Backed Securities fund, ha comenzado a despertar las dudas entre los inversores. Por eso, la entidad ha blindado el fondo, que cuenta con unos activos de 850 millones de dólares, para que los inversores no puedan coger su dinero y echar a correr.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin