Bolsa, mercados y cotizaciones

Renta 4: "La gestión activa permite a una cartera representar mejor a la economía española"

Sede de Renta 4.
Madridicon-related

Dentro del contexto de los desayunos temáticos que realiza periódicamente la gestora de Renta 4, Javier Galán y David Cabeza explicaban este martes la gran tesis de inversión que mantiene la gestora en cada uno de sus fondos y estrategias de renta variable, que no es otra que el denominado quality investing, o invertir en valores de calidad más allá de los que estén más baratos en cada momento.

En lo que se refiere a la bolsa española, Galán señalaba que "tiene un excesivo peso en sectores regulados como el financiero, energético y de telecomunicaciones, que no representan realmente lo que es la economía española". Gracias a la gestión activa, apunta, "se puede distribuir el capital de manera más rentable y que represente mejor el crecimiento económico global y su diferenciación sectorial" y es que mientras en el Ibex 35 los bancos pesan un 30%, en el PIB de España apenas lo hace un 4%.

En su estrategia de inversión se atiende especialmente a seis factores, como son el crecimiento predecible y sostenible, las barreras de entrada y ventajas competitivas, los márgenes y la generación de caja, el tener un buen equipo gestor, una baja necesidad de endeudamiento y un elevado ROCE, ratio central para los gestores de Renta 4. "El inversor español se suele fijar más en criterios más clásicos como el PER o el dividendo, lo cual es un error porque las compañías que reparten más dividendos son aquellas más maduras, sin capacidad de invertir y crecer", argumentaba Galán.

La prueba de su eficacia es que su fondo de bolsa española obtiene un 50% más de rentabilidad que el Ibex en los últimos 15 años. "Si nos ceñimos a los últimos 10 años, el Ibex 35 se revaloriza un 43% mientras que las compañías más baratas de entonces suben, de media, un 75%". Sin embargo, aquellas que Renta 4 identificó como las firmas de más calidad, con las mayores rentabilidades sobre el capital empleado, se anotan un 329% en el mismo periodo.

Un buen momento para las 'small & mid caps'

En los últimos años las empresas pequeñas y medianas lo han hecho peor que las grandes capitalizadas "debido a que la coyuntura de incertidumbre económica y mayores tipos de interés ha hecho que los inversores se refugien en las 'blue chips'".

Ahora, por primera vez desde 2008, las pequeñas capitalizadas cotizan con descuento frente a las grandes, si atendemos al PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) del Stoxx Small 200 frente al Stoxx 600, cuando la prima media ha sido del 30%.

Y esto, en un momento en el que, por sectores, están más presentes aquellos que ahora se pueden ver favorecidos como los industriales o el consumo cíclico. "Ofrecen un mayor crecimiento de sus beneficios y una mayor opcionalidad en operaciones corporativas", exponía Cabeza.

"Estas compañías tienen atractivos como ser líderes de nichos, mayor exposición a megatendencias, ser negocios más dinámicos y flexibles o cotizar con ineficiencias por un menor seguimiento de analistas y, en consecuencia, han sido más rentables a largo plazo", sigue. En España, destacan empresas como Rovi, Vidrala, Viscofan, Inditex o Puig Brands, la última salida a bolsa en el mercado doméstico y en la que ya se han posicionado. Cabeza arguye sobre la catalana que le recuerda a Inditex hace 20 años. "Tiene muchas oportunidades de crecimiento, está bien gestionada y pertenece a un sector que crece por encima del PIB, teniendo segmentos todavía por desarrollar y mercados por abrir", concluye.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud