Bolsa, mercados y cotizaciones

El prometedor yacimiento de petróleo pegado a una de las ciudades más bonitas de Europa activa su segundo pozo

  • MOL cree que puede haber "una gran cantidad de petróleo en la zona"
  • El segundo pozo está produciendo entre 1.300 y 1.500 barriles de crudo al día
  • Hungría ha conseguido revertir la caída de su producción total de petróleo

Europa nunca ha sido un gran productor de petróleo. Si bien es cierto que algunos países como Noruega y Reino Unido (sobre todo Escocia) han hecho sus 'pinitos' con la producción de crudo, el sueño europeo de ser autosuficiente en materia energética es, solo eso, un sueño inalcanzable. Pese a todo, hay países que intentan luchar a toda costa contra esta cruda realidad, intentando aprovechar los pocos recursos que tienen, aunque para ello tengan que perforar profundos agujeros a pocos kilómetros de una de las ciudades más bellas de Europa. Esto es lo que está haciendo el grupo MOL, que sigue explorando a escasos kilómetros de Budapest para intentar 'reanimar' su decadente producción de petróleo en Hungría. Este mes se han anunciado nuevas operaciones y se ha activado un pozo a poco más de 25 minutos de la capital húngara... todo hace indicar que no será el último.

Aunque este pozo ha entrado en funcionamiento hace unos días, son ya varias las exploraciones con éxito en el yacimiento de petróleo húngaro de Vecsés, una localidad cercana a Budapest que se está convirtiendo en el epicentro del nuevo petróleo de Hungría. Este mes de junio ha comenzado a producir crudo un nuevo pozo conocido como Vecsés-1. Las bombas (caballitos) de extracción estarían ya sacando a la superficie alrededor de 1.300 y 1.500 barriles de petróleo crudo al día.

Todo comenzó tras el éxito, unas exploraciones que llevaron a MOL a perforar hace meses un pozo de petróleo de evaluación en este campo petrolífero descubierto en 2022. La perforación, que comenzó en enero, duró 41 días y alcanzó una profundidad de 2.000 metros. La producción de prueba del pozo, (Vecsés-1), comenzó el 19 de mayo de 2024. Como resultado del descubrimiento, la exitosa producción de prueba del pozo Vecsés-1 ha llevado a que este pozo se convierta ya en una fuente más de crudo. El petróleo se está transportando directamente a la refinería de MOL en Százhalombatta para su procesamiento.

Un petróleo y refinados 100% húngaros

Se puede decir que esto es un producto 100% húngaro. El petróleo brota a pocos kilómetros de Budapest para ser transportado a la refinería de Százhalombatta, más conocida como la Refinería del Danubio, que se encuentra a unos 40 minutos en coche del pozo de petróleo. La refinería del Danubio, que inició sus operaciones en 1965 en Százhalombatta, pertenece a MOL y es una de las refinerías más grandes de la región de Europa Central y del Este con una capacidad de refinación de 165.000 barriles por día. El objetivo es que esta refinería pueda usar más crudo húngaro y menos extranjero.

Para ello, el pasado sábado comenzaron también las perforaciones exploratorias en otras zonas Vecsés, donde los expertos creen que también hay "una gran cantidad de petróleo". Mientras que las nuevas perforaciones dan resultado, los ingenieros de MOL espera que la producción en Vecsés-1 aumente poco a poco. Después de dos pozos perforados con éxito hasta ahora, MOL pronto comenzará a perforar un tercer pozo en este campo petrolífero.

Atardecer en la ciudad de Budapest

El grupo húngaro MOL lleva tiempo buscando un 'tesoro' oculto bajo tierra al lado de otro 'tesoro' como es la ciudad de Budapest, una de las urbes con mayor interés turístico y arquitectónico de toda Europa. MOL está invirtiendo y perforando el suelo a media hora de esta ciudad en un intento por revertir de la decadente producción de crudo en Hungría. Este país nunca ha sido una potencia petrolera, pero hace 30 años producía algo más de 40.000 barriles de crudo diarios, una cantidad que casi cubría las necesidades del país centroeuropeo.

El petróleo de Hungría 'revive'

Sin embargo, desde entonces la producción de crudo en Hungría comenzó un lento declive que tocó suelo allá por 2015, cuando el bombeo se había reducido ya hasta los 12.000 barriles diarios. Ahora, con los nuevos hallazgos de crudo cerca de Budapest y en otras zonas del país, la producción está repuntando levemente para superar los 20.000 barriles diarios, según los últimos datos. Estas cantidades son insignificantes para un mercado de crudo global que produce cada día alrededor de 100 millones de barriles, pero se ha convertido en la esperanza de la industria petrolera húngara. El puñado de barriles más de crudo que se está extrayendo cerca de Budapest está ayudando a revertir la tendencia y a generar importantes expectativas.

"El descubrimiento de estos pozos revelan todavía existe un gran potencial en la exploración nacional de hidrocarburos. Este último descubrimiento añadirá más de 1.300 barriles a la producción diaria al otro pozo petrolífero de Vecsés, de modo que los dos juntos representarán más de una cuarta parte de la producción de petróleo húngara de MOL", aseguraba en un comunicado publicado en mayo la empresa húngara.

"El campo Vecsés es una contribución importante para compensar la disminución natural de la producción de nuestros campos ya maduros", añadía Archibald Schubert, director general de MOL E&P Hungría. "La tarea principal de MOL es producir energía y mantener a Hungría en movimiento. Aunque apoyamos la transición a la energía verde con nuevas tecnologías innovadoras, incluido un proyecto de exploración de litio, estamos fortaleciendo aún más la seguridad del suministro a través de nuestros negocios tradicionales", aseguraba el ejecutivo.

"No nos quedaremos ahí, hace unas semanas anunciamos el inicio de la producción de petróleo en Tura, y más ahora que también ha comenzado la producción del segundo pozo de petróleo en Vecsés. Cada barril de petróleo producido en Hungría contribuye a reducir la dependencia de las importaciones, por lo que pretendemos seguir maximizando el potencial de la exploración nacional de hidrocarburos", afirma György Bacsa, director general de MOL Hungría.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud