Bolsa, mercados y cotizaciones

Cuáles son los sectores y valores más beneficiados por el 'nuevo horizonte' de la bajada de tipos

  • Los analistas apuntan a las 'utilities', las renovables y el inmobiliario
  • La bajada de costes de financiación beneficia a Cellnex o Acciona Energía
Imagen: Istock.

La bajada se daba por segura y el Banco Central Europeo (BCE) siguió el guion. El pasado jueves, la institución recortaba los tipos de interés 25 puntos básicos, tal y como descontaba el mercado. Lo que suceda en la segunda mitad de 2024 está en el aire. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, evitó el jueves dar pistas sobre los siguientes pasos en política monetaria, y no quiso "comprometerse de antemano con ninguna senda concreta de tipos". El mercado pronostica un segundo recorte en el mes de septiembre, según recoge Bloomberg.

¿Qué puede esperar el inversor a partir de ahora, cuando al fin Europa ha puesto el pie en la senda de los recortes? Al conservador, aquel que está muy invertido en renta fija, la bajada de tipos le favorece, ya que cuando el BCE abarata el precio del dinero, el precio de los bonos sube. En cuanto al inversor más arriesgado, aquel más expuesto a la renta variable, en líneas generales, lo esperable es que la bajada de tipos tenga un efecto positivo para las bolsas: las empresas podrán financiarse más barato y aumentar sus beneficios, lo que debería impulsar la valoración de sus acciones. En cualquier caso, también hay que señalar que la bolsa europea no siempre ha reaccionado bien a las bajadas de tipos, ya que en algunas ocasiones éstas han coincidido con crisis importantes.

¿Qué sectores y valores concretos son los más beneficiados por los recortes del precio del dinero? Según explica Ignacio Cantos, director de Inversiones en ATL Capital, a partir de ahora "los sectores más beneficiados podrían ser las utilities, tanto las clásicas, como las renovables, que están más endeudadas y han sido más castigadas; también el sector de las concesiones se podría beneficiar de los recortes por la deuda y por la comparación con las rentabilidades del sector. Y por último, todas aquellas industrias con un alto nivel de apalancamiento" estarían entre las más impulsadas por la nueva senda monetaria, según Cantos.

"El sector renovable sería uno de los más beneficiados en un escenario de bajada de tipos", explica Eduardo Imedio, de Renta 4 Banco, del mismo modo que el endurecimiento de las condiciones financieras ha sido un lastre para las cotizaciones del sector durante los últimos dos años. "La subida de tipos, que comenzó en marzo de 2022 en EEUU y en julio de 2022 en Europa, provocó tasas de descuento más altas, disminuyendo el valor presente de los flujos de caja futuros tanto de la nueva capacidad como de la capacidad ya construida. Dado que los proyectos de energía renovable suelen tener horizontes de inversión largos (30-40 años), el impacto de una mayor tasa de descuento ha sido especialmente pronunciado", explica el analista. A esto se suma que el aumento de los tipos de interés "ha incrementado los costes de financiación para la nueva capacidad proyectada, proyectos que normalmente requieren un elevado grado de apalancamiento sobre la inversión a realizar", añade Imedio.

Que los tipos de interés comenzasen a descender implicaría que esos efectos comenzasen a revertir, pasando a ser un viento de cola para las cotizaciones de todo el sector. "Un entorno de tipos de interés más bajos disminuirá los costes de financiación de nuevos proyectos y mejorará la rentabilidad de los ya existentes, aumentando el atractivo de las inversiones en energía renovable, un sector que se mantiene tremendamente dinámico por las necesidades de independencia energética de los países y la demanda de alternativas al gas natural", explica el experto de Renta 4. Imedio destaca valores como Acciona Energía, que "podría responder muy bien a un entorno de tipos de interés más bajo". La compañía "cuenta con una amplia diversificación tanto por geografías, pues está presente en los cinco continentes, como por tecnologías, invirtiendo en todo tipo de activos renovables (solar, eólica, hidráulica, biomasa y almacenamiento)". Esta diversificación hace de la compañía "un valor atractivo para beneficiarse de las bajadas de tipos de interés, al mismo tiempo que se mantiene protegida de disrupciones en geografías o tecnologías concretas".

Diego Morín, sales operations analyst en IG, también apunta que "la primera bajada de tipos que realizará el BCE traerá un pequeño soplo de aire fresco al sector de energía renovable (Acciona Energía, Solaria, Grenergy…), después del duro camino que han tenido ante una política monetaria de tipos altos, hundiendo sus cotizaciones desde los máximos del año 2022". Debemos tener en cuenta, añade Morín, "que los proyectos y/o inversiones de renovables suelen tener un periodo de largo plazo, de ahí que hayamos visto lastrados los flujos de caja"; por tanto, "veremos la capacidad que tiene el BCE de dar margen a las bajadas de tipos, ya que se abre un escenario de presiones inflacionistas, pero, por ahora, los costes de financiación podrían dar un respiro al sector y mejoraría la rentabilidad", añade.

Morín también señala que otra empresa que podría experimentar "cierto alivio" es Cellnex Telecom, ya que "sus costes de financiación han subido en el entorno de tipos actual", explica. En el lado negativo, apunta que "recortaría mi exposición al sector bancario ante el posible aumento de las tasas de morosidad (ya ocurre en Estados Unidos), aunque veremos también cómo actúan las presiones inflacionistas".

También desde Renta 4 Banco, Javier Díaz Izquierdo señala que "en términos generales el inmobiliario se debería ver beneficiado de la bajada de tipos, en tanto que supondría el fin de la expansión de yields en valoraciones. Igualmente, se da mayor visibilidad a las eventuales refinanciaciones futuras en un sector tradicionalmente apalancado". Desde el punto de vista operativo, "el sector continuará con un buen desempeño derivado de la rigidez de la demanda en el caso del residencial, y del crecimiento económico, empleo e inflación en el caso del terciario", detalla el analista. La bajada de tipos da al inversor la certeza que necesita para volver a las socimis.

La flexibilización que ha iniciado el BCE "probablemente se estabilizará en niveles cercanos al 2% en el medio plazo, mucho más arriba que en la década anterior", advierten los estrategas de Citigroup. Tras la bajada del jueves, el tipo de interés del BCE se sitúa en el 4,25%, desde el 4,5% previo, que era un nivel récord. "Si bien la atención está centrada ahora en los recortes, las implicaciones de una inflación y unos tipos estructuralmente más altos podrían ser igual de significativos para las acciones europeas", explican, para añadir que, "aunque la volatilidad macroeconómica podría afectar el crecimiento económico, este entorno aún podría ser relativamente favorable para las acciones europeas".

Sectores más beneficiados por la bajada de tipos

Un sendero lento

La esperada primera bajada de tipos ya ha llegado, pero las tasas siguen en un nivel elevado y los siguientes recortes llevarán su tiempo, tal y como dejó ver Lagarde en la reunión del jueves. Esto supone que el cambio no sea "sustancial" para el desempeño de las cotizadas en, al menos, el corto plazo. Así lo cree Víctor Álvarez, responsable de renta variable de Tressis, que reconoce que un tipo menor mejora el flujo del crédito y supone un pequeño alivio para balances endeudados, "pero insistimos en que 25 puntos básicos no modifican mucho el panorama".

Álvarez coincide con el resto de expertos y cree que los sectores más beneficiados por esta bajada serán los más apalancados: "Servicios públicos, en especial los negocios regulados como las eléctricas; real estate, tanto inmobiliarias como concesiones en EEUU, e incluso algunas industrias dentro del consumo básico, véase alimentación o productos domésticos".

Así, el responsable de renta variable de Tressis va más allá e indica que, al descontar los flujos futuros a un tipo menor, "hay pocos sectores que no se beneficien en sus valoraciones". "Un buen ejemplo es la tecnología o los servicios de comunicación, compañías con crecimientos considerables que basan su valoración en los flujos de caja futuros. Y si nos vamos a la segunda y tercera derivada, un menor tipo implica más flexibilidad en el crédito y mayor capacidad para invertir. Probablemente mejore las perspectivas de empresas como Cellnex o Merlin Properties".

En esta ecuación solo deja fuera a la banca, ya que el negocio principal de las entidades financieras depende directamente de los tipos de interés, "por lo que es probable que ya no brillen como estos dos últimos años".

Roberto Scholtes, jefe de Estrategia de Singular Bank, comparte la misma opinión y opina que "los efectos de las bajadas de tipos en las bolsas serán relativamente limitados". Que las compañías ya tuvieran gran parte de los deberes hechos es otro de los motivos: "Las empresas en general se han ido desapalancando y refinanciando (a tipos fijos y en plazos más largos) en los últimos años, y además es probable que el BCE tarde varios trimestres simplemente en volver a una política neutral".

También señala el inmobiliario como sector más beneficiado de este contexto, y nombra compañías como Merlin, Colonial, Aedas, Neinor, Vonovia o Unibail, que estarán entre las agraciadas "tanto por valoración como por reactivación de la concesión de hipotecas".

"Y aunque menos que en el pasado, también las eléctricas, sobre todo las que tienen planes más ambiciosos de inversión (como Iberdrola, ENEL o RWE). Otro segmento del mercado al que le viene bien es el de small caps, generalmente más domésticas, cíclicas y endeudadas (y a tipos variables en plazos más cortos) que las grandes", completa el experto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud