Bolsa, mercados y cotizaciones

Margaret Franklin (CFA): "Europa necesita una categoría de fondos de inversión de transición energética"

  • Es la presidenta y consejera delegada de CFA Institute a nivel global
  • "En EEUU, la sostenibilidad afronta vientos en contra", afirma...
  • "...pero los políticos serán prácticos cuando sufran los efectos del cambio climático"
Margaret Franklin, durante la entrevista. Foto: Ana Morales.

En España son 1.114 los Chartered Financial Analyst (CFA), prestigiosa acreditación que en este país gestiona CFA Society Spain, la pata española de CFA Institute. A nivel mundial, la institución congrega a más de 200.000 miembros, incluyendo sus 160 sociedades locales. Margaret Franklin, Presidenta y CEO mundial de CFA Institute, visitó recientemente Madrid y abordó con elEconomista.es los que considera los temas clave que están afectando a todo el sector financiero y, especialmente, a la industria de la inversión. Entre ellos, cómo no, las cuestiones ESG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo). "Hemos dedicado los últimos 5 años a garantizar que los profesionales de la inversión tengan cada vez más habilidades para incorporar la inversión sostenible en su toma de decisiones", explica. CFA ya contaba con un certificado específico en ESG -el CFA Certificate in ESG Investing-, pero acaba de lanzar además un título específico sobre la evaluación de riesgos climáticos. Visite el portal especializado elEconomista ESG.

Han lanzado un título más concreto que el que ya ofrecían en ESG. ¿Vamos hacia un mundo con cada vez más titulaciones en sostenibilidad para los profesionales de la inversión?

El CFA es la cima, lo más alto, pero en realidad es un título en gran medida enfocado al ingreso a la carrera profesional. Generalmente, los profesionales de las inversiones adquieren una base muy rigurosa al inicio de su carrera; después, a lo largo de ésta, el panorama cambia, y nosotros no teníamos una cartera para satisfacer esas necesidades que van surgiendo. En lo que respecta a la sostenibilidad, el CFA Certificate in ESG Investing fue la base fundamental, y este nuevo título (Climate Risk, Valuation, and Investing Certificate) lleva al siguiente nivel a aquellos profesionales que necesitan estas habilidades técnicas para incorporar este tema al proceso de toma de decisiones de inversión. Y sospecho que todavía tendremos aún un título más, que incorporará la naturaleza y la biodiversidad, cuestiones que sabemos que son de importancia crítica. La sostenibilidad se está convirtiendo en un área de verdadera especialización.

La UE está revisando su clasificación de fondos de inversión sostenible. ¿Necesitamos una categoría de fondos de inversión de transición?

Sí, el mundo necesita fondos de transición y Europa debería ser un lugar donde los mercados de capital faciliten este tipo de vehículos. Las grandes instituciones financieras están ayudando a sus clientes a llevar a cabo sus planes de transición. Sin financiación no habrá transición. Está claro que no todo va a venir de los gobiernos; la cuestión es cómo hacer esto atractivo para el capital privado. Uno de los desafíos es que las taxonomías son muy diferentes, y también sus objetivos, en las diferentes jurisdicciones. Pero, volviendo al clima, la creación de valor incluye riesgos, y el cambio climático impacta en todo. La gente ya está considerando las implicaciones del clima en la gestión de sus carteras y en su selección de valores. En 2023, ni una sola parte del mundo escapó a los efectos del cambio climático. Incluso en Estados Unidos, donde el entorno político puede ser diferente y tener vientos en contra, deben lidiar con el clima. De hecho, según en qué inviertan los productos, no tener en cuenta este factor es un incumplimiento de su deber [fiduciario]. Para la UE, atraer capital en torno a la financiación de la transición será un desafío si el alcance de todo esto se vuelve demasiado grande.

"Los estados 'anti woke' han sufrido realmente el impacto del cambio climático. Creo que los políticos serán prácticos una vez que comprueben que las consecuencias de éste terminan en su patio trasero".

¿Y cuál es su alcance que puede tener en Europa la ola anti sostenibilidad que nació en EEUU?

Creo que la ciudadanía entiende las implicaciones. Los planes de pensiones, los fondos soberanos, tienen un gran interés en asegurarse que no solo generan un retorno financiero en el corto plazo, sino también que sus inversiones tienen en cuenta el cambio climático. En mi opinión, parte de ese retroceso es, de hecho, necesario para avanzar. Está siendo más complicado de lo que pensábamos hace cinco años, pero no va a desaparecer. Lo que sí vemos es que muchas instituciones no hablan tanto de esto como antes, particularmente en Estados Unidos, pero aún así siguen adelante con sus planes.

Si Donald Trump gana las elecciones en EEUU, ¿será esto un problema para la inversión ESG?

Creo que el resultado de las elecciones crea incertidumbre, y que es impredecible. 2023 fue un año en el que incluso los estados anti-ESG y anti-woke se vieron realmente afectados por catástrofes relacionadas con el cambio climático. Hasta el punto de que, en determinados estados, las aseguradoras han dejado de ofrecer cobertura para los hogares. En el caso de Florida, [el propio Estado] es ahora el asegurador para los bienes raíces y las infraestructuras. Lo que está pasando es que las aseguradoras se están retirando del Estado, lo que tiene implicaciones para el Estado, que tendrán que ser abordadas. O Texas, que es el principal centro energético del mundo y que cuenta con importantes instalaciones de energía renovable, algo que le fue realmente bien el año pasado, cuando se vivieron más de 100 días de temperaturas inhabitables. Creo que, al cabo del día, los políticos, el gobierno y los profesionales de la inversión son muy prácticos una vez que ven que las consecuencias del cambio climático acaban en su patio trasero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud