Bolsa, mercados y cotizaciones

Torres solo puede ganar o irse de no romper tablas entre BBVA y Sabadell

Desde el primer momento he pensado que el asedio de BBVA sobre Sabadell no puede ser fruto de la precipitación. Un gestor tiraba de socarronería y me decía que lo que ha hecho Carlos Torres es como si te gusta una chica y le mandas un whatsapp para que se case contigo. Con el paso de los días creo que no puede haber tanta torpeza y que se han sucedido movimientos ya pensados en el inicio de una partida complicada de ajedrez, en la que pocos vaticinan victoria de Oliu con fichas blancas o de Torres, con negras, porque ha perdido la mano de salida.

Oliu juega con la posición de ventaja porque para empezar ya ha conseguido abrir juego pese a ser el asaltado. La capacidad de convencer al consejo de que Sabadell tiene más crecimiento en solitario que poniéndose la zamarra azul ya es una batalla ganada en la guerra. BBVA en realidad tiene rentabilidades muy superiores en México y Turquía y es la entidad cotizada más solvente de España con un retorno anual al accionista próximo al 15% entre dividendos y recompras de acciones.

Para muchos gestores el potencial crecimiento de BBVA en títulos reconvertidos de Sabadell ya compensaría la cicatera oferta como argumento para cambiar de caballo, incluso aunque la prima de valoración de Sabadell ni siquiera recoja el precio de sus activos. Para empezar a demostrar que Sabadell vale mucho más que lo que piensan los analistas es la única entidad que ha dado proyecciones sobre su rentabilidad para 2025, lo que ha permitido que los analistas mejoren sus previsiones de beneficio para ese año y el siguiente un 12% de media. Y tiene una joya que todavía vale más con el plan Caterpillar en TSB. El presidente del BBVA deja su carrera en manos del Gobierno

Pero más importante incluso que la visibilidad de las ganancias es que los analistas que han revisado sus valoraciones desde la presentación de resultados han cambiado su precio objetivo desde 1,76 a 2,02 euros. Cuatro de ellos -Alphavalue, JB Capital UBS y KBW- incluso lo sitúan por encima de su valor en libros, más allá de 2,3.La partida está en tablas porque BBVA fía la buena marcha de la opa hostil, condicionada a la aceptación por parte de más del 50%, a que los 200.000 accionistas minoritarios de Banco Sabadell que poseen casi la mitad del capital quieran pasarse a BBVA tras el abordaje. La mayor parte de los propietarios de los títulos, alrededor de un 79% del total del accionariado, son además clientes del Sabadell con una larga vinculación: de media nueve años.

Y lo más llamativo es que la mitad son catalanes y valencianos. Hay tablas, pero si el rey negro quiere su victoria, y no perder su cabeza con un segundo fracaso sobre la plaza, le quedan muchos meses para convencer a los accionistas de Sabadell que es un ganar o ganar juntos en la primera fusión bancaria sin problemas que recordemos. La siguiente jugada, si es necesario, será subir la oferta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud