Bolsa, mercados y cotizaciones

El FMI espera que la OPEP+ empiece a incrementar la oferta de petróleo en julio

  • El Fondo espera que a comienzos de 2025 el cártel elimine sus recortes de producción
  • La economía de Arabia crecerá un 6% el año que viene, sólo superada por India
  • El Reino saudí aumentará su producción 1 millón de barriles diarios en 2025, cree el FMI
La OPEP+ mantiene el equilibrio de oferta y demanda de crudo con un recorte artificial. Foto: Dreamstime
Madridicon-related

Al pacto de recortes de producción de la OPEP+ le quedan meses contados, o así lo cree el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo ha revisado sus estimaciones de producción de petróleo para la OPEP+ (el cártel que recoge a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios externos, como Rusia), y asume que los productores del cártel van a empezar a abrir los grifos del petróleo a partir de este verano. Según el FMI, a partir de julio la OPEP+ empezará a incrementar la oferta de forma gradual, un cambio de estrategia que va a permitir a Arabia Saudí, el líder de la OPEP+, que asume la parte más grande del recorte, acelerar su crecimiento y convertirse en una de las economías desarrolladas que más rápido avanzará en 2025.

La estrategia de recortes de producción de Arabia Saudí exige al Reino mantener un delicado equilibrio entre sus niveles de oferta, y los precios a los que cotiza el barril, todo esto para conseguir financiar su ambicioso presupuesto y sus milmillonarias inversiones para seguir transformando la economía del país. El FMI también ha revisado sus cálculos en este sentido, y ha aumentado los precios del petróleo que necesita Arabia para conseguir cubrir su presupuesto hasta los 96,2 dólares. El barril está cerca, en el entorno de los 88 dólares en este momento para el Brent europeo.

Estos cálculos se basan en una producción de petróleo de 9,3 millones de barriles diarios por parte del gigante árabe, pero esta cifra no se mantendrá durante mucho tiempo: el Fondo asume que la OPEP+ va a empezar a aumentar la oferta de petróleo a partir del mes de julio, y que continuará haciéndolo hasta que la producción alcance, en el caso de Arabia, los 10 millones de barriles diarios en 2025. En estos niveles, Arabia podrá equilibrar su presupuesto a precios más bajos, pero no hay que olvidar el impacto que tendrá en los precios del petróleo un nuevo aumento de oferta por parte del cártel. Arabia, según reconoce públicamente, podría llegar a producir 12 millones de barriles diarios si produce su máxima capacidad, pero buena parte de estos barriles no se podrían aumentar inmediatamente. Los 9 millones de barriles diarios que produce en este momento el Reino son el nivel más bajo que se ha visto en la última década.

Si las estimaciones del FMI se cumplen, la oferta de petróleo aumentará con fuerza el año que viene. Si la OPEP+ finalmente dice adiós a su estrategia de recortes de producción, entre todos los miembros aumentarán en casi 6 millones de barriles diarios la oferta de petróleo, una cantidad suficiente para desequilibrar la oferta con la demanda mundial de crudo, lo que tiene potencial para presionar a la baja a los precios del petróleo. Desde que la OPEP+ empezó a recortar su oferta bajo el paraguas de su último acuerdo, que empezó en septiembre de 22, la producción se ha recortado artificialmente en unos 5,96 millones de barriles diarios, según los datos que ha publicado la propia OPEP. Eso sí, es posible que la cifra no sea tan alta, ya que muchos analistas advierten de que los recortes de producción reales por parte de los socios de la alianza no llegan a ser tan altos como señalan las cifras oficiales.

La OPEP+ se reúne el próximo 1 de junio para decidir si cambia su acuerdo de producción limitada, y será entonces cuando podría ya anunciar aumentos de oferta en los próximos meses, según destacan fuentes de Bloomberg. Hay que recordar que el precio del recurso energético se está viendo impulsado por la inestabilidad geopolítica en la zona de Oriente Medio, algo que podría permitir al cártel ir abriendo los grifos del petróleo poco a poco y disfrutar de mayores ingresos por las exportaciones del barril. Esto, sin embargo, puede llevar al petróleo a recordar la realidad en la que vive: sobra mucho, y sin los límites de producción que pacta la OPEP+ habrá un desequilibrio entre la oferta y la demanda que lo puede llevar hasta los 50 dólares.

Arabia dispara su crecimiento

La recuperación económica y la subida de los precios del petróleo que ha venido asociada, junto a una oferta creciente en Arabia Saudí, permitirá al país volver a crecer a un ritmo envidiable. El FMI ha recortado la estimación de crecimiento para el Reino una décima para este año, pasando del 2,7% al 2,6%, después de un 2022 en el que la economía del país se contrajo. 2025 tendrá una tónica totalmente distinta, si se cumplen las previsiones del Fondo, que espera ahora que la economía saudí crezca a un ritmo del 6% el año que viene, cinco décimas por encima de las previsiones que mantenían hasta ahora. Entre las grandes economías desarrolladas, Arabia será la segunda que más crezca, sólo por detrás de India, según las estimaciones del FMI.

Y es que, la economía saudí ya no sólo corre con el motor del petróleo. La diversificación en la que lleva años trabajando el reino está empezando a dar resultados, y el Fondo considera que "el crecimiento de los sectores al margen del petróleo va a seguir siendo fuertes" en el país. Eso sí, también recuerda que, aunque Arabia "ha llevado a cabo muchas reformas y transformaciones, y está haciendo lo correcto en aspectos como la regulación, se necesita tiempo para que todas estas reformas se materialicen", señala Amine Mati, el responsable del FMI en Arabia Saudí.

Antes del pacto de recortar la oferta de septiembre de 2022, los niveles de producción de crudo que mantenía Arabia, a los precios que había en aquel momento (llegaron a batir los 100 dólares durante buena parte del año) la llevaron a liderar el crecimiento económico del grupo de países que conforman el G20. Eso sí, buena parte del crecimiento que está manteniendo la economía saudí se sustenta en la deuda, con una emisión de 12.000 millones de dólares el pasado mes de enero, la mitad del déficit que prevé sufrir para este año. El reino, además, estaría preparando su primera emisión de bonos en divisa local este año, según destacan fuentes de Bloomberg.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud