Bolsa, mercados y cotizaciones

Los bonos europeos vuelven a sus máximos de rentabilidad en el año

Christine Lagarde
Madridicon-related

Esta semana no ha habido grandes citas de los bancos centrales, sin embargo ha sido una semana con bastante volatilidad en renta fija derivada de algunos datos de inflación que se han publicado estos días y que han llevado al mercado a inclinarse un poquito más por una normalización de los tipos menos abrupta de lo que se descontaba a final de año.

De esta forma, en la eurozona, el dato de inflación preliminar de febrero, publicado este viernes, terminó de apuntalar esta visión ya que, aunque el 2,6% anunciado de incremento de precios es dos décimas menor al de enero, supera en una décima la previsión de los analistas, rebajando todavía más si cabe la presión sobre el BCE en torno a la bajada de tipos. El organismo monetario se reúne la semana que viene y el mercado no valora posibilidad de ningún movimiento en el precio del dinero.

Ya en los días previos los bonos soberanos europeos aceleraron sus caídas anuales y alcanzaron un nuevo mínimo en precio (máximo de rentabilidad) del año. Los inversores están exigiendo al Bund alemán una rentabilidad del 2,45% a 10 años en el mercado secundario, la máxima desde comienzos de diciembre.

Desde Julius Baer apuntan que "el descenso de la inflación que hemos visto en el último ha aumentado las rentabilidades reales hasta niveles que no veíamos desde hace muchos años". "El problema es que ahora estamos entrando en un periodo de datos crucial para el mercado de bonos", agregan.

Compras en EEUU

Al otro lado del Atlántico también ha habido cierto movimiento. Esta semana se publicó el deflactor del índice del consumo, que es un indicador que la Reserva Federal vigila especialmente a la hora de tomar sus decisiones. En este sentido, el 3,1% de incremento de precios de enero fue 2 décimas superior al esperado. Esto provoca, al igual que en Europa, que el mercado se acomode a lo que, en este caso, indicaba el último dot plot de la Reserva Federal, que consistía en un escenario de cara a final de año de tipos 75 puntos básicos más bajos que ahora, en contraste con lo que se llegó a anticipar a finales del año pasado, cuando incluso se descontaban hasta seis bajadas de tipos, hasta el 4% para final de curso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud