Bolsa, mercados y cotizaciones

Azvalor pierde un 8% en el año pero creen que superarán el 10% a largo plazo

De izda,. a dcha, Sergio Fernández-Pacheco, Álvaro Guzmán de Lázaro, Beltrán Parages y Fernando Bernad, socios fundadores de Azvalor AM.

Entre los fondos activos de bolsa internacional, que se caracterizan por tener una cartera muy descorrelacionada del índice de referencia, sólo una minoría se ha quedado al margen de las alzas generalizadas que se están produciendo en la bolsa en este inicio de año. Dos de ellos pertenecen a la gestora de Azvalor. Se trata de Azvalor Blue Chips y de Azvalor Internacional, que retroceden más de un 8% en lo que va de año, frente al 4,18% que ganan de media los 352 fondos comparables, que forman parte de la Liga Global de la Gestión Activa.

En el caso de Azvalor Blue Chips, que invierte en compañías internacionales de alta capitalización (de al menos 3.000 millones de euros), la pérdida es del 8,58%. Según explica la gestora en su última carta dirigida a sus partícipes, correspondiente al segundo semestre de 2023, las principales posiciones de este fondo son Barrick Gold, Noble y Tullow Oil; mientras que algunas de sus últimas incorporaciones han sido Whitehaven Coal y Mobico Group. Según dicen, la cartera defendía a cierre de año un potencial del 89%.

En el caso de Azvalor Internacional, la caída que arrastra este año es similar al anterior, del 8,18%. Su principal apuesta coincide también con la del fondo de blue chips, es Barrick Gold, que se une a Nov y a Endeavour Mining. En cuanto a las compañías que han conseguido un hueco recientemente en su cartera aparecen Imperial Tobacco Group, Vale o Mobico Group, entre otras. Desde Azvalor indican que el potencial de Azvalor Internacional a cierre del segundo semestre alcanzaba el 92%.

A pesar del pinchazo en estos primeros meses de 2024, en la carta también mencionan qué rentabilidad cabe esperar de sus fondos a largo plazo, y la forma de saberlo es "fijando la vista en el punto de partida de las valoraciones. A lo largo de nuestra historia cuando los fondos cotizaban de media a un 70% de su valor (en junio de 2007 por ejemplo) la rentabilidad esperada era inferior al 10% anual, y así fue. En los mínimos del 2009 o del COVID los fondos cotizaban a un 30% de su valor, y las rentabilidades esperadas entonces superaban el 20% anual, y así fue. Hoy los fondos cotizan alrededor de un 55% de su valor. Esto sugiere rentabilidades esperadas a largo plazo (desde este punto) por encima del 10% sin llegar al 20%", señalan.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud