Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo de Guyana inunda Europa: el secreto de este tipo de crudo para imponerse en el mercado

Una plataforma petrolífera marina en el horizonte. Foto de iStock

Hace unos años, pocos analistas habrían apostado por la irrupción en el mercado petrolero de un pequeño país caribeño, cuya economía estaba basada en la rudimentaria extracción de metales y la agricultura de subsistencia. Sin embargo, hoy, el éxito de este país es toda una realidad. En cuestión de tres años se ha convertido en uno de los productores de petróleo más importantes de Sudamérica y el mayor productor del mundo per cápita de crudo. Guyana, un país con 800.000 habitantes, está bombeando cada día 640.000 barriles de crudo, casi un barril por habitante. Además, este petróleo se ha convertido en una bendición para una Europa que ha tenido que buscar nuevos socios tras las sanciones aplicadas a Rusia. ¿Qué hay detrás del petróleo de Guyana? ¿Por qué es tan competitivo?

A finales de la semana pasada, ExxonMobil, la empresa que está explotando el petróleo de Guyana, anunciaba que la producción había alcanzado un nuevo máximo histórico en los 640.000 barriles diarios. Quizá lo más interesante, más allá de la cifra, es la tendencia: este territorio ha logrado más que duplicar su producción de crudo en 12 meses, acercándose y mucho a Venezuela, que pese a tener las mayores reservas de crudo del mundo y años de experiencia en la industria del petróleo, apenas produce entre 700.000-800.000 barriles diarios.

Historia del boom del petróleo guyanés

La producción de petróleo de ExxonMobil en las aguas profundas de Guyana ha experimentado un rápido desarrollo desde el primer descubrimiento en mayo de 2015 hasta la actualidad, lo que es atribuible a diversos factores clave. Uno de los elementos que quizás haya tenido mayor relevancia es que los descubrimientos están ubicados en el mar, lo cual agiliza significativamente los procedimientos administrativos, que son respaldados por el Gobierno de Guyana, el cual fomenta y facilita este tipo de trabajos e inversiones.

"Esto se refleja en la rapidez con la que se han alcanzado acuerdos y obtenido las autorizaciones medioambientales y los permisos para perforar, así como la celeridad con la que se han otorgado las licencias de explotación y son aprobados los planes de desarrollo", explica Jorge Navarro, vicepresidente de AGGEP (Asociación de Geólogos y Geofísicos Españoles del Petróleo), en declaraciones a elEconomista.es.

El Gobierno de Guyana ha puesto una alfombra roja a ExxonMobil para explotar su 'tesoro marino', el petróleo. La extracción de crudo está dejando pingües beneficios al sector público guyanés, que incluso ha comenzado a construir un fondo soberano con los ingresos del crudo al estilo noruego. El Gobierno también está incrementando la inversión en sanidad e infraestructuras en un intento por trasladar de una forma apreciable los beneficios del crudo al conjunto de la población.

En Guyana se han alineado los astros para la industria del petróleo. Jorge Navarro detalla que la premura con la que geólogos, geofísicos e ingenieros de yacimientos han ido adquiriendo un mayor conocimiento de cómo funciona el sistema petrolífero en el subsuelo de las aguas de Guyana ha propiciado una intensiva campaña de perforación de pozos de exploración, que ha resultado en la identificación y evaluación de considerables volúmenes de petróleo (11.000 millones de barriles) en un lapso breve y con un elevado índice de éxito. Casi un 90% de los pozos de exploración perforados han tenido un resultado positivo.

Por otro lado, la eficiencia en la perforación y completación de los pozos destinados a la producción, las conexiones y tendido de líneas submarinas, junto con el rápido diseño, construcción e instalación de los FPSO (mastodontes flotantes similares a las plataformas petrolíferas convencionales), fabricados en módulos estandarizados por la empresa SBM Offshore, ha posibilitado la pronta puesta en producción de los primeros yacimientos descubiertos. Un proceso que se ha llevado a cabo manteniendo elevados estándares técnicos de calidad y seguridad, reduciendo en un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a otros proyectos de desarrollo y producción de ExxonMobil, asegura con datos en la mano Jorge Navarro.

Desde la perforación inicial en Liza-1 en mayo de 2015, que marcó el primer descubrimiento significativo de petróleo en aguas de Guyana, hasta la fecha actual y a pesar de los desafíos derivados de la pandemia, ExxonMobil ha perforado más de 100 pozos, incluyendo pozos de exploración, de apreciación, productores e inyectores de agua y gas. Hasta siete buques han llegado a estar perforando simultáneamente en el bloque Stabroek, según nos revela el vicepresidente de AGGEP.

"Y los trabajos continúan, estando previsto perforar en 2024 entre unos 10 a 12 pozos de exploración y apreciación, eso sin contar los continuos pozos de desarrollo que se están perforando para llegar a los 1,2 millones de barriles al día que ExxonMobil espera producir en 2027", comenta Navarro en declaraciones a elEconomista.es.

El petróleo guyanés inunda Europa

Además, el crudo de Guyana es realmente competitivo. Europa se ha convertido en su gran cliente. Solo en el primer trimestre del año pasado, las importaciones superaron los 200.000 barriles diarios. Ahora, los expertos creen que esta cifra se podría incluso haber duplicado. El crudo de Guyana está inundando los puertos europeos, sobre todo el de Rotterdam (Países Bajos) y los del Reino Unido.

Navarro explica de forma minuciosa las características de este tipo de crudo que está expandiéndose rápidamente por Europa como alternativa al petróleo ruso: el petróleo del bloque Stabroek es ligero, con una densidad API de 32 grados y un bajo contenido de azufre de 0,58%. Estas características hacen que este petróleo sea más económico y fácil de refinar para generar combustibles de alta calidad y bajas emisiones. El petróleo con estas características está ganando popularidad en las refinerías de todo el mundo debido a las regulaciones de emisiones cada vez más estrictas.

Las emisiones de CO2 en la producción del petróleo de Liza se encuentran entre las más bajas del mundo. Según la consultora Rystad Energy, el petróleo extraído en Guyana emite 9 kilogramos de CO2 por barril en comparación con el promedio mundial de 18 kilogramos por barril. Esto hace muy atractivo operar en aguas de Guyana, especialmente para las principales empresas energéticas occidentales, como ExxonMobil, comprometidas en alcanzar emisiones netas cero en el año 2050, culmina el vicepresidente de AGGEP.

Un petróleo 'barato'

El petróleo de Guyana es muy atractivo en términos de costes, lo que le permite cruzar el Atlántico en grandes buques para terminar en los puertos más importantes de Europa Occidental. Desde Capital Economics explican en una nota para clientes que el sector petrolero de Guyana es atractivo para los inversores porque la producción seguiría siendo rentable, aunque los precios del petróleo se vean sometidos a una presión a la baja sustancial. La industria estima que el precio de equilibrio de los actuales desarrollos marinos está entre 25 y 35 dólares por barril.

Jorge Navarro explica que "explorar y producir en Guyana también tiene unas grandes ventajas económicas, debido a sus bajos costes operativos. Según el Ministerio de Recursos Naturales de Guyana, en la primera fase de producción de Liza se cubren gastos (break even price) a 35 dólares por barril, mientras que para la segunda fase bajan a 25 dólares por barril. Se estima que la operación en Payara, con una producción de unos 230.000 barriles por día alcanza el punto de equilibrio a 32 dólares por barril, mientras que el descubrimiento en 2019 de Yellowtail se situará cuando entre en producción en unos 29 dólares por barril. En este momento en el que el barril Brent se cotiza alrededor de los 80 dólares, el bloque Stabroek se convierte en una gran máquina generadora de dinero", finaliza este experto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud