Bolsa, mercados y cotizaciones

La Fed enfría la bajada de tipos: "Hace falta más seguridad de que la inflación está bajando"

  • El organismo mantiene los tipos estables en el 5,25%-5,5%
Jerome Powell, presidente de la Fed. Foto: Reuters

La Reserva Federal de EEUU ha comunicado que mantiene los tipos de interés al nivel actual, entre el 5,25% y el 5,5%, tal y como esperaban los mercados. Pero el organismo que preside Jerome Powell ha echado agua fría sobre las expectativas de una bajada de tipos inmediata. En el comunicado, indica que "hace falta más seguridad de que la inflación está bajando" antes de tomar la decisión de bajar los tipos.

En concreto, la Fed apunta a que "la situación económica todavía es muy incierta", y la dirección del banco central "está muy atenta a los riesgos inflacionarios", y no retira la amenaza de subir más los tipos si "surgieran riesgos que entorpecieran" la bajada de la inflación. Precisamente, la gran pregunta que los inversores querían ver respondida hoy es si el banco central comenzaría con las bajadas de tipos en la próxima reunión, o si esperaría hasta las siguientes, en mayo o junio.

Antes de la reunión, las apuestas favorecían a marzo, por un margen de 60-40. Tras conocerse el comunicado, los mercados prácticamente han igualado al 50% las probabilidades de que los tipos se mantengan estables o que bajen en la reunión de marzo. A cambio, las expectativas de que en mayo ya haya ocurrido al menos un recorte se han disparado por encima del 90%.

"Estamos en la buena dirección"

En la rueda de prensa posterior al comunicado, Powell ha dejado claro que "si la economía evoluciona como esperamos, empezaremos a relajar la política monetaria", y que su opinión es que "estamos en la buena dirección". Y ha negado que estén preocupados por los datos: "No es que nos falte confianza, llevamos seis meses de inflación a la baja. Lo que necesitamos es ver más datos que confirmen que esos datos siguen yendo bien. Solo queremos más datos que confirmen que la inflación está bajando de una manera sostenible".

Una de las claves, y que señala un gran cambio respecto a lo que venían asegurando desde hace meses, es que ya no están esperando a ver que el mercado laboral se enfríe. "Quieremos que el mercado siga fuerte. Si se enfría, lo tendremos en cuenta para bajar tipos antes", explicó Powell. Este giro viene explicado por el reconocimiento de que el aumento de la inmigración y el regreso al mercado laboral de muchas personas que lo habían abandonado durante la pandemia han evitado la necesidad de una oleada de despidos generalizados para equilibrar el aumento de salarios.

Su discurso ha sido una mezcla de 'hawkish' y 'dovish', dejando claro que las bajadas de tipos son inevitables y que son solo cuestión de meses, pero avisando de que no las tienen del todo consigo todavía. Powell ha explicado que gran parte de la bajada de la inflación viene por el restablecimiento de las cadenas de suministro rotas durante la pandemia, por lo que no saben si el ritmo de bajada va a continuar de aquí en adelante. Y ha descartado que la economía haya logrado el "aterrizaje suave", aunque admite que la situación ha evolucionado mejor de lo que se podría esperar.

Miedo a imprevistos

Los miembros de la Fed han insistido de forma recurrente en que están preparados para modificar su plan en caso de que fuera necesario. Ello refleja la cautela con la que el banco central está gestionando su estrategia para bajar la inflación al objetivo del 2%, precaución que contrasta con las estimaciones del mercado en relación a la próxima bajada de tipos. Según Solita Mercelli, analista de UBS Global Wealth Managment, "el mercado es demasiado optimista sobre el tiempo y el ritmo" de la Reserva Federal para disminuir el precio del dinero. Además, señala que considerando "el potencial de decepción de las previsiones para la política de la Fed, aconsejamos a los inversores que se preparen para una mayor volatilidad en el futuro.

En las últimas semanas, los datos que ha recibido la Fed -inflación, PIB, etc.- siguen sin apuntar directamente al fin del riesgo inflacionario, aunque Powell admitió en la última reunión que es posible que todo haya salido mejor de lo que se temían y que EEUU ya vislumbre el deseado 'aterrizaje suave'. El último Libro Beige ya apuntaba a un escenario optimista para este trimestre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud