Bolsa, mercados y cotizaciones

Las gestoras 'value' ya concentran a 134.000 partícipes en sus fondos

  • Bestinver es la firma independiente que acumula más inversores, superando los 55.000
  • Azvalor, Cobas y Magallanes aglutinan cada una a más de 24.000 partícipes
Las gestoras 'value' ya concentran a 134.000 partícipes en sus fondos
Madridicon-related

Los fondos de inversión han vivido un auténtico boom en España en la última década. De gestionar un volumen de 195.000 millones de euros a finales de 2014, están a punto de cerrar este ejercicio con un nuevo máximo histórico, por encima de los 340.000 millones. Y este dinero se reparte exactamente entre 16.217.380 partícipes, según los últimos datos de Inverco, correspondientes al mes pasado, de los que casi 134.000 pertenecen a las firmas independientes españolas más importantes.

En España, la distribución de los fondos de inversión está monopolizada por las entidades financieras, por lo que no es de extrañar que la mayor parte de este patrimonio se encuentre en productos de poco valor añadido, como los fondos de renta fija a vencimiento, con objetivo de rentabilidad o garantizados, que en el último año y medio, y al calor de la subida de tipos de interés de los bancos centrales, han vuelto a cobrar protagonismo en la cartelería comercial de la banca. Frente a la remuneración de los depósitos, se ha primado la venta de estos fondos de corte conservador para atraer ahorradores.

El impulso a la gestión discrecional y el asesoramiento independiente, que ya distribuye el 66% de los fondos en el mercado español, ha permitido que más de un millón de clientes minoristas tengan una estrategia de más largo plazo, y estén dispuestos a pagar una comisión explícita por la gestión patrimonial de sus carteras, olvidándose de la volatilidad del mercado.

Pero hay un tipo de inversor que podríamos denominar más cualificado que busca en las firmas independientes, sobre todo en las de estilo valor, resultados más consistentes, que le permitan doblar la inversión con la magia del interés compuesto. Y estas gestoras aglutinan ya a 133.770 partícipes, teniendo en cuenta a Bestinver, Azvalor, Cobas, Magallanes, Horos, Panza y Buy & Hold. Si se incluyera a toda la pléyade de firmas independientes más pequeñas, esa cantidad sería algo más elevada.

Y aunque esta cifra representa menos del 1% del total de partícipes de los fondos de inversión, en realidad es el más buscado por las gestoras value porque suele ser un perfil de cliente de patrimonio elevado y que comprende los fundamentos de la inversión, por lo que incluso aprovechará las caídas del mercado para poner más dinero en los fondos. Pueden parecer pocos, pero llenarían más de una vez y media el estadio Santiago Bernabéu o casi ocho veces el Wizink Center.

Hay que tener en cuenta que una parte importante de estos partícipes son en realidad la misma persona, que invierte en los vehículos de inversión de distintas gestoras value. Y se da el caso de que una misma persona puede ser partícipe de varios fondos de la misma firma. Además, esta cifra no incluye a los inversores que vienen a través de cuentas ómnibus desde Luxemburgo, una vía para la comercialización de fondos para la banca privada en la que las gestoras value no pueden conocer la identidad final de los inversores.

Pero es significativo que existan ya 134.000 partícipes de firmas como Bestinver, Cobas, Azvalor o Magallanes, puesto que representan casi una séptima parte de los accionistas de BBVA, por ejemplo, o más que la suma de accionistas de Naturgy, Acerinox y Cellnex juntas, según los últimos recabados por elEconomista.es.

Aparición de firmas

La aparición en los últimos años de varias firmas de estilo valor han propiciado este mayor interés por unos fondos que, en algunos casos, están ofreciendo buenos resultados anualizados a sus partícipes gracias al éxito de la gestión activa.

La reestructuración de Bestinver hace ya nueve años, tras la repentina salida de Francisco García Paramés, creó expectación entre sus inversores más fieles, ante la creación de la nueva firma del gurú español, como ocurrió con Cobas tras la conclusión de su período de no competencia. Antes, sus antiguos compañeros en la gestora de Acciona, Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, ya habían atraído a buena parte de sus incondicionales con Azvalor, ante la posibilidad de que Paramés se uniera a ellos, algo que no ocurrió finalmente. Y en 2014 también vio la luz Magallanes Value Investors, la firma creada por Blanca Hernández, de la familia dueña de Ebro Foods, e Iván Martín.

Pese a todo, en Bestinver han logrado aumentar un 7% su base de clientes en los últimos diez años, hasta alcanzar los 55.446 partícipes, de los que la mayoría están invertidos en los fondos de bolsa, pese a que la firma ha ampliado su catálogo con productos de renta fija.

En Cobas, comenzaron su andadura con 12.000 partícipes en 2017, una cifra que ahora llega a los 24.440 en fondos de inversión, de los que el 75% se encuentran en el Cobas Internacional y el Cobas Selección. En el Cobas Iberia tienen un 6% de los partícipes.

El primer año de vida de Azvalor terminaron con 1.200 inversores, una cifra que se ha multiplicado por más de veinte hasta llegar a los 24.250 con que cuentan en la actualidad, de los que el 58% están invertidos en el Azvalor Internacional, un 6% en el Azvalor Iberia, un 5% en el Azvalor Managers, un 3% en el Azvalor Blue Chips y un 2% en el Azvalor Capital. Y en Magallanes han pasado de los cerca de 1.500 partícipes con que cerraron su primer ejercicio al entorno de los 25.000 contratos, la mayoría en el Magallanes European Equity.

Firmas más modestas por patrimonio como B&H, Horos o Panza Capital, la firma creada por Beltrán de la Lastra y Ricardo Cañete, también cuentan con una base importante de clientes: de casi 3.200 en el caso de la gestora de Javier Ruiz, de 3.000 partícipes en el caso de la firma de Rafael Valera y de 1.634 en Panza.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud